miércoles, 30 de diciembre de 2015

El 17 Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros reunió a 59 partidos de cinco continentes

EN EL ENCUENTRO DE ESTAMBUL NOS HEMOS DADO CITA UN TOTAL DE 59 PARTIDOS COMUNISTAS PROVENIENTES DE 49 PAÍSES DE LOS 5 CONTINENTESmundo obreroHoy en día, los monopolios más destacados en el mundo están llevando a cabo una guerra contra la modernidad.

Aumentar letra Reducir letra
Del 30 de octubre al 1 de noviembre se celebró en Estambul, Turquía, el 17 Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros. Al mismo asistió, como en las ediciones anteriores, una delegación del PCE representada por mi persona.

Es de obligado cumplimiento, en primer lugar, reconocer al partido anfitrión, el Partido Comunista (KP), Turquía, una organización del Encuentro que desde la recepción de las delegaciones en el aeropuerto hasta el alojamiento, desde la traducción hasta la rapidez en entregar por escrito los acuerdos tomados, desde la seguridad hasta la atención a la hora de resolver cualquier eventualidad, ha sido de la máxima eficacia, camaradería y cariño. Mención aparte merece también el esfuerzo que la dirección del KP, con su Secretario General Kemal Okuyan a la cabeza, hizo para que la coordinación política de los trabajos del plenario del encuentro y del Grupo de trabajo se desarrollarán en un clima de colaboración y ausencia de divisiones artificiales.

El Partido Comunista (KP) es un partido muy modesto desde el punto de vista electoral (apenas unas decenas de miles de votos) pero compuesto por varios miles de cuadros forjados en la lucha diaria, en unas condiciones muy adversas, no sólo para los y las comunistas sino para cualquier fuerza progresista. El KP se ha destacado en los últimos años por enfrentarse abiertamente a las políticas neoliberales del gobierno de Erdogan y ser, por ello, duramente reprimidos. Es un partido con una organización casi "militarizada" debido a la historia de persecuciones contra el movimiento comunista en Turquía y que en la actualidad se ven obligados a moverse casi en la semiclandestinidad. El KP es un partido transgresor frente a los valores conservadores. En las penúltimas elecciones legislativas se presentó con 550 mujeres en las 550 candidaturas al parlamento turco y esto es mucho más que un gesto en un país donde los islamistas (con una preocupante acumulación de poder), quieren a las mujeres encarceladas en la casa y cubiertas en un velo.

En el Encuentro de Estambul nos hemos dado cita un total de 59 partidos comunistas provenientes de 49 países de los 5 continentes. El Movimiento Comunista Internacional, más allá de la derrota de 1989-91, de las deserciones, de los complejos ideológicos, de la falta de homogeneidad, de los sectarismos o de la hegemonía en los valores del capitalismo, sigue siendo una poderosa fuerza mundial de cuya verdadera magnitud ni siquiera los y las militantes comunistas somos conscientes. Por ello, desde el PCE, creemos que el mantenimiento y continuidad del Encuentro anual es de por sí una necesidad y un acierto.

El papel del PCE en este encuentro, al igual que en ediciones anteriores, se ha centrado en la apuesta por la existencia y fortalecimiento de un movimiento comunista internacional en el que tengan cabida todos los partidos que se reclamen y se identifiquen con el comunismo, sin tener que hacer "exámenes de pureza de sangre"; contribuir a que el Encuentro anual sea algo más que una "liturgia" repetitiva y que, por tanto, sirva para dar respuestas desde el pensamiento comunista a grandes cuestiones internacionales; ayudar a la aprobación de una serie de tareas comunes que se puedan explicar y/o aplicar por cualquiera de los Partidos Comunistas del Encuentro con independencia del continente donde se encuentren; que exista un Grupo de trabajo (coordinación e impulso), que durante su mandato pueda tener operatividad y reconocimiento del conjunto y, por último, a exponer en la intervención ante el plenario las posiciones políticas del PCE acerca de la situación en España, las grandes cuestiones internacionales y nuestras prioridades en materia de relaciones internacionales.

Los objetivos marcados parece que se han conseguido en mayor medida que en los tres Encuentros anteriores. Hemos construido un consenso acerca de la definición, tareas, composición y funcionamiento del Grupo de Trabajo que nos servirá para que esta cuestión no mediatice ni paralice los trabajos en los próximos años.

Y en cuanto a las tareas comunes, se aprobó que el 17 EIPCO llama a los partidos comunistas y obreros a desarrollar acciones comunes y convergentes sobre los siguientes ejes básicos:

- Solidaridad y apoyo internacional para las luchas de la clase obrera por los derechos laborales, sociales, sindicales, democráticos de los trabajadores.


- Actividad contra el anticomunismo, los ataques, las prohibiciones y la persecución anticomunista como en Ucrania. Solidaridad con los comunistas y partidos perseguidos.

- Por la defensa de las libertades y derechos democráticos. Contra el fascismo, el neonazismo, el racismo, el militarismo.

- Posición en defensa de los derechos de los migrantes, las personas discriminadas, las minorías y contra la discriminación de género.

- Actividad contra la OTAN, armas nucleares y otras de destrucción masiva y las bases militares extranjeras. Iniciativas contra la cumbre de la OTAN el 8-9 de julio de 2016 en Polonia.

- Lucha contra la destrucción del medio ambiente.

- Solidaridad con el pueblo palestino y el pueblo sirio y todos los pueblos árabes frente a las amenazas imperialistas, las intervenciones, la agresión y ocupación israelí, con las víctimas de las guerras imperialistas, los refugiados y los inmigrantes.

- Por el fin del bloqueo estadounidense de Cuba y la abolición de la posición común de la UE.

- Solidaridad con Venezuela y todos los pueblos latinoamericanos que están luchando contra el imperialismo, la opresión y la injusticia.

- Solidaridad con todas las fuerzas en todo el mundo que tienen una posición progresista y antiimperialista por la voluntad del pueblo oprimido y trabajador."

En el apartado de lo no conseguido, tampoco este año ha sido posible una declaración conjunta del 17 Encuentro.

Por último, a modo de reflexión: en la ponencia de apertura del Encuentro del Secretario General del KP, Kemal Okuyan, entre otras muchas cosas se decía: "...Sí, la religión en sí es mucho más antigua que el capitalismo, pero invadió la esfera política de Turquía a través de dólares estadounidenses y marcos alemanes. El objetivo era detener el despertar social en Turquía. En este sentido, es un gran error hablar del movimiento islamista como un fenómeno anacrónico de forma aislada sin utilizar el término 'anacrónico' también para el capitalismo. Debemos entender que hoy en día, los monopolios más destacados en el mundo están llevando a cabo una guerra contra la modernidad".

La última noche de nuestra estancia en Estambul (la del 1 de noviembre), mientras cenábamos en el centro cultural Nazim Hikmet (poeta y dramaturgo fundador del Partido Comunista de Turquía), nos llegaban las noticias de los resultados electorales de las elecciones legislativas turcas que se celebraban ese mismo día y que daban la victoria por mayoría absoluta del AKP de Erdogan, el partido y el hombre que han hecho posible lo que parecía imposible (sólo en apariencia), la síntesis entre el islamismo, las políticas neoliberales más salvajes y la alianza con el imperialismo occidental.

Es posible que así entendamos mejor el papel que Turquía (socio de la OTAN) está jugando en relación al ISIS. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Publicado en el Nº 291 de la edición impresa de Mundo Obrero diciembre 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario