viernes, 15 de marzo de 2019

Catalunya: Ante la presentación de la candidatura "Front Republicà"

El pasado 22 de febrero hicimos un llamamiento público a formar un frente de izquierdas de los pueblos y trabajadores/as, ante la gravedad de la situación que padecemos tanto en el ámbito de las condiciones de vida de las clases populares como del ejercicio del derecho a la autodeterminación y aplicación del mandato del 1-O. Lo decíamos porque tanto las políticas que se aplican desde el Gobierno (incluida la crisis de su muleta Podemos) como la incapacidad y traiciones del Gobierno catalán (ERC y JXC) para plantar cara, generaban un desencanto que empujaba a la abstención y que esta, así como en Andalucía había abierto la puerta a VOX, aquí "podría beneficiar más concretamente al tripartito del 155 que no oculta sino aumenta cada día sus planes de incrementar la represión en Cataluña (y a cualquiera que cuestione el Estado Monárquico) pero que tampoco esconde su voluntad de reducir los derechos de las mujeres, las personas migradas y, en definitiva, de aumentar aún más la miseria y la opresión sobre el conjunto de la clase trabajadora de todo del Estado. "

Decíamos también en el comunicado que la CUP-CC debía encabezar este llamamiento a nivel estatal. La CUP resolvió sola - sin las organizaciones que formamos parte de CUP-CC – el 10 de marzo que no se presentaba. Creemos que es un grave error. El día 11 nos reuníamos todas las organizaciones que formamos parte de la CUP-CC y Lucha Internacionalista volvió a proponer el llamamiento a formar un frente con las organizaciones presentes que compartieran esa necesidad. El día 13 convocamos a todos las organizaciones que habían expresado la voluntad de presentarse: Piratas, Poble Lliure, Som Alternativa, Procés Constituient y Constituients per la Ruptura. En esta reunión cinco organizaciones (Procés Constituient dice que tiene que ratificar si participaría, aunque ya anuncia no pondría la legalidad por la coalición) llegamos a un principio de acuerdo que se debía concretar por escrito el día siguiente: posibles nombres, funcionamiento, posición ante las probables investiduras ... Pero solo unas horas después Poble Lliure, Som Alternativa y Piratas cerraban un acuerdo que hacían público la misma tarde, sin ni siquiera comunicarlo a las otras organizaciones y el jueves 14 por la mañana, obviamente llaman para comunicarlo y anuncian que no vendrán a la reunión de la tarde.

Ante todo ello, queremos dejar patente que tenemos dudas que este Frente a tres responda a las necesidades objetivas que señalábamos el 22 de febrero. Lo dudamos tanto a nivel político como metodológico. A nivel político, porque creemos esenciales los referentes de clase y el miércoles ponían dificultades cuando los planteábamos. Un ejemplo es el propio nombre "Frente Republicano" que no hace referencia a ningún planteamiento ni de izquierdas ni de clase y que no se distingue de los otros agrupamientos políticos que justamente no han sido capaces ni de hacer efectiva la Ruptura con el Estado ni de mejorar las condiciones de vida de la gente trabajadora. Nosotros planteábamos Frente de Izquierdas por la Ruptura. Y a nivel metodológico, porque ha habido un incumplimiento del primer y más elemental de los acuerdos que habíamos tomado juntos: vernos al día siguiente y presentar las legalidades de las cinco organizaciones para la coalición.

Esto no significa que no sigamos intentando avanzar cuando nos convoquen, y de hecho esperamos que este encuentro se pueda materializar lo antes posible, tal y como se nos ha expresado. Porque realmente estamos convencidos de que hay una alternativa, aunque sea más débil que la que proponíamos con la CUP-CC, por la doble ruptura: tanto democrática con el Régimen del 78 para garantizar el derecho a la autodeterminación, como anticapitalista para responder las necesidades de los y las trabajadoras. Pero, si finalmente no es posible rehacer el acuerdo y finalmente nuestros temores de que el acuerdo deje de lado el aspecto de la lucha social como trabajadoras, limitándose a un frente patriótico, Lucha Internacionalista hará todo lo posible para que haya una candidatura de clase reivindicando la república. Por lo que os invitamos a ayudarnos a recoger firmas para la candidatura de Lucha Internacionalista.

Lucha Internacionalista, 15 de marzo del 2019


domingo, 10 de marzo de 2019

Solidaridad con el pueblo argelino! Fuera Bouteflika!

El pasado domingo 3 de marzo, el presidente argelino Abdelaziz Bouteflika ha presentado su candidatura para las elecciones del 18 de abril, con la promesa de no acabar su mandato, de emprender reformas políticas y convocar nuevas elecciones en el plazo de un año. Esta ha sido la respuesta del régimen a las multitudinarias manifestaciones que ha habido en toda Argelia desde el el pasado 22 de febrero, pero esta respuesta agrava aún más la crisis del régimen que alarga un año más su agonía para tener tiempo a encontrar un candidato de la oligarquía que manda en el país.
Bouteflika de 82 años está gravemente enfermo y se encuentra ingresado en un hospital suizo por razones que no se han explicado. No aparece en público desde 2014 y en las anteriores elecciones de 2015 no apareció en ningún mitin debido a su estado de salud.
Bouteflika será el candidato del Frente de Liberación Nacional, partido que dirigió la guerra de liberación y que gobierna el país desde su independencia en 1962 y es la cara visible de la oligarquía burocrática que dirige Argelia mediante la corrupción y el autoritarismo. Con la excusa de la guerra civil que vivió este país en los años noventa en la que perdieron la vida entre 150.000 y 200.000 personas, el régimen argelino ha mantenido un estado autoritario y paternalista maquillado con limitadas libertades democráticas como elecciones y legalización de partidos y dirigido por una oligarquía que se ha enriquecido con los ingresos del petróleo que representan el 97 % de las exportaciones. Sin embargo, con la caída de los precios del petróleo y la elevada inflación, durante los últimos años se han producido importantes movilizaciones populares contra la política del gobierno pero ha sido el anuncio que hizo Bouteflika el 10 de febrero de que se presentaba a un quinto mandato, la gota que ha rebasado el vaso.
Desde el pasado 22 de febrero, centenares de miles de argelinos y argelinas se han manifestado en todo el país en Tizi Ouzou, Bejaia, Oran, Annaba, Constantine et Sétif y especialmente en Argel donde está prohibido manifestarse desde 2001. Durante la siguiente semana han continuado las movilizaciones como los de los abogados, periodistas, sectores populares y, en particular, los jóvenes y los estudiantes de tal manera que el primer ministro declaró que “Los ciudadanos ofrecen rosas a los policías, y es bonito. Pero recuerdo que Siria empezó también con rosas". Estas declaraciones solo consiguieron que las manifestaciones del viernes 1 de marzo fuesen más masivas porque también han recordado que la primavera árabe trajo consigo la caída de varios regímenes dictatoriales como los de Túnez, Libia y Egipto y actualmente mantiene en jaque al régimen sudanés. Las movilizaciones, que inicialmente fueron espontáneas, han recibido el apoyo de toda la oposición pero la UGTA (Unión General de Trabajadores de Argelia), dirigida por una burocracia sindical ligada al régimen continúa dando todo su apoyo a Bouteflika. Cuando la central sindical junto a los sindicatos deberían convocar a una huelga general para terminar con este régimen hambreador y represor.
El régimen sirve para asegurar la hegemonía de un clan que ha acaparado todas las riquezas del país y la permitido la cristalización de una burguesía rentista sometida al dictado del imperialismo y las multinacionales, una burguesía que ha se ha enriquecido gracias a la depredador de las rentas petrolíficas y explotando al pueblo trabajador. Los jóvenes, con una tasa de paro del 30% , se encuentran con la disyuntiva de quedarse en un país sin trabajo para ellos o salir de él en pateras hacia España. Este clan parasitario fue bautizado como "la oligarquía financiera". Es la base social del sistema Bouteflika. Esta oligarquía financió todas las campañas anteriores.
Las protestas muestran el enorme rechazo al régimen argelino, cuyos máximos pilares son el ejército y las fuerzas de seguridad, y al oscurantismo de la oligarquía que domina el país. Aunque formalmente hay elecciones democráticas y los partidos políticos están legalizados, el Frente de Liberación Nacional se ha mantenido en el poder desde 1962 de forma ininterrumpida manteniendo restringidos el derecho de expresión y de manifestación y controlando férreamente los medios de comunicación tanto públicos como privados.
Los manifestantes populares no solo muestran su rechazo al régimen y a su sometimiento al imperialismo sino que han gritado consignas de justicia social, democracia, libertad y igualdad. Los eslóganes más coreados han sido “Bouteflika vete ya”, “Poder asesino”, “El pueblo quiere la caída del régimen”, “No nos vamos a detener”. La reacción del gobierno ha sido por una parte amenazar a la población pero por otra no se ha atrevido a reprimir masivamente las movilizaciones. Incluso, a pesar de las prohibiciones, los medios de comunicación tanto la televisión como la agencia de prensa oficial han tenido que hacerse eco de las protestas contra el quinto mandato de Bouteflika. Estas reacciones muestran las dudas y la división dentro del régimen. Pero una cosa es segura, que habrá un antes y un después de estas manifestaciones y movilizaciones contra el 5º mandato.
Desde la Unidad Internacional de los Trabajadores – Cuarta Internacional (UIT-CI), saludamos el camino emprendido por el pueblo argelino que sigue la estela de la primavera árabe y damos todo nuestro apoyo a su lucha y a sus reivindicaciones democráticas y sociales. Llamamos a la más amplia solidaridad internacional para que triunfe la movilización popular echando a Bouteflikla y a su régimen, por libertades plenas para el pueblo, por elecciones libres y democráticas, por el derecho de autodeterminación para la región de Cabilia y para seguir la lucha por lograr que las enormes riquezas del país estén al servicio de la clase trabajadora y del pueblo.


Unidad Internacional de los Trabajadores – Cuarta internacional (UIT-CI)
8 de marzo de 2019


jueves, 7 de marzo de 2019

8M- Día internacional de las mujeres trabajadoras: Que la tierra tiemble con la #HuelgaFeminista

En muchos países del mundo desde el movimiento feminista estamos organizando un nuevo paro internacional por nuestros derechos. Con encuentros, asambleas y reuniones nos preparamos para impulsar una nueva jornada de lucha y movilización internacionalista, antipatriarcal y anticapitalista por nuestros reclamos.

Pasaron casi 110 años desde que Clara Zetkin propuso, en la Segunda Conferencia de Mujeres Socialistas en 1910, que el 8 de marzo se convirtiera en el día internacional de las mujeres trabajadoras, para reivindicar la lucha de las obreras que pelearon por la jornada laboral de 8 horas, por mejores condiciones laborales, por el derecho al voto, entre otras luchas. Hoy tenemos el desafío de organizar una gran #HuelgaFeminista para que la crisis no la paguemos las trabajadoras.
Sin dudas, estamos viviendo la cuarta oleada mundial de las luchas feministas en todo el mundo.

Desde las Woman's March en los Estados Unidos contra Trump, las palestinas que resisten a los ataques del estado sionista de Israel, pasando por las mujeres en Corea del Sur contra los abusos sexuales, hasta las movilizaciones en Latinoamérica contra los femicidios y por el derecho al aborto, se confirma con creces que el movimiento feminista se encuentra en pie de lucha. Durante el segundo paro internacional de mujeres del año pasado, millones de personas salieron a las calles para denunciar la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, que en el mundo llega al 23%. Con movilizaciones, acciones callejeras y paros efectivos el 8M fue una contundente jornada internacional de lucha.

Durante el 2018 salimos a enfrentar los ajustes de los gobiernos capitalistas, el FMI y la UE que buscan descargar la crisis sobre las y los trabajadores y el pueblo con despidos, suspensiones, mayor explotación y aumento en la edad jubilatoria. También para enfrentar las leyes antimigratorias y xenofóbicas y en solidaridad con los derechos de las y los refugiados y migrantes en todo el mundo. Las mujeres estuvimos en las calles en la resistencia contra los planes de ajuste que nos afectan particularmente, ya que somos las peores pagas, las más precarizadas y las jefas de los hogares más pobres, fenómeno conocido como feminización de la pobreza. Es que el sistema capitalista patriarcal utiliza la opresión milenaria de las mujeres para superexplotarnos y obtener mayores ganancias. Por eso luchamos para que el capitalismo y el patriarcado caigan juntos.

En Brasil el movimiento feminista encabeza la resistencia #EleÑao contra el neofacista de Bolsonaro. Las francesas son parte de los "chalecos amarrillos" contra el plan de austeridad del conservador gobierno de Macron. En Bangladesh las mujeres de la industria textil pelean contra los salarios miserables y la superexlotación de la segunda industria textil más grande del mundo, dónde las multinacionales obtienen superganancias millonarias a costa de trabajo semiesclavo. En América Latina las mujeres de los pueblos originarios luchan contra las megamineras y el saqueo de las multinacionales.

La marea verde de Argentina continúa por el derecho a decidir y se expande por toda América Latina, siendo la región del mundo que concentra las legislaciones más restrictivas en materia del aborto, negado por los gobiernos capitalistas en acuerdo con la iglesia católica y las evangélicas. Con la lucha, se logró conquistar en derecho al aborto en Irlanda y pusimos al descubierto el rol reaccionario de la iglesia católica, atravesada por los escándalos de pedofilia en todo el mundo.
La rebelión contra la violencia sexual y el movimiento #MeToo pegó un salto y de Hollywood se expandió rápidamente por el mundo. Se abrió la caja de Pandora, con miles de denuncias. En el Estado Español millones se movilizaron contra el fallo de la justicia patriarcal en el caso de la Manada. En Chile se desarrolló el mayo feminista, con decenas de universidades y escuelas tomadas contra el acoso y la violencia sexual. Y miles de denuncias en Argentina surgieron bajo el lema #MiraComoNosPonemos.

El movimiento feminista salió a las calles para decir #NiUnaMenos #VivasNosQueremos contra los de crímenes de odio. Es que según el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe en base a la información de 16 países de la región y España, muestra un total de 2.554 mujeres víctimas de femicidio en 2017. Pocos días atrás las mexicanas organizaron una gran jornada de lucha contra los secuestros con fines de trata y los femicidios, en un país donde ocurren 9 femicidios por semana y con grandes índices de violencia machista. Destacamos que la trata de personas es el segundo negocio ilícito más rentable, hay 21 millones de personas que son víctimas de este delito, siendo el 70% mujeres y niñas, utilizadas para la explotación sexual y laboral, esto gracias a la impunidad que ofrecen los gobiernos a las redes de trata.

Este 8M tenemos que volver a impulsar movilizaciones en todo el mundo y una huelga general feminista contra los femicidios y la violencia de género, por igual trabajo igual salario, por el aborto legal, contra la trata con fines de explotación sexual y contra los planes de ajuste en todo el mundo. Los gobiernos capitalistas y las iglesias son responsables. Desde la Unidad Internacional de las y los Trabajadores-Cuarta Internacional llamamos a que este 8M sea un día de lucha que haga sentir los reclamos del movimiento feminista, en la perspectiva de construir un movimiento que pelee junto con el resto de los sectores oprimidos y los trabajadores para terminar con el capitalismo patriarcal y por una sociedad sin opresión ni explotación y por un sistema socialista dónde seamos socialmente iguales, humanamente distintos y totalmente libres.

Unidad Internacional de las y los Trabajadores-Cuarta Internacional