martes, 17 de octubre de 2017

#ESPAÑA #PCM #MADRID #EDUCACIÓN : El inicio del curso escolar en Madrid, un caos programado contra la Pública

 
Iniciamos el curso escolar 2017-2018 en el caos programado, una vez más. El Partido Comunista de Madrid denuncia que no es un problema de falta de eficacia o mala gestión de la Consejería de Educación, es la política fehaciente del  gobierno de Cifuentes de acoso y derribo a la Escuela Pública y de trasvase generalizado de recursos a la privada-concertada.
Madrid es una de las Comunidades Autónomas que menos invierte en Educación con uno de los PIB per cápita más altos de España. Invertimos la mitad que Euskadi, que se sitúa a la cabeza con PIB per cápita similar. De nuevo es la privada-concertada en Madrid la que se lleva el aumento del presupuesto, mientras los recortes continúan en la Pública. El PP de Cifuentes  beneficia a sus amigos, ideológicos y económicos, y juega con nuestro derecho a una Escuela Pública digna.
La Consejería no cumple con la construcción de nuevos centros públicos, pese a los compromisos arrancados en La Garena, Las Tablas, Rejas, etc. y cuando se inician las edificaciones, si no son las fases interminables y los riesgos de asistir a clase en la mera obra,  ocurre que las empresas adjudicatarias aplazan los tiempos  o se declaran en quiebra. Es urgente investigar unas circunstancias que recuerdan demasiado a las mordidas de la Púnica.
En cambio, debemos destacar el compromiso del Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Ahora Madrid, que, pese a las exigencias de Montoro, ha decidido no parar las obras de mejora que se han estado realizando en numerosos colegios durante el verano. Igualmente, celebramos la inauguración del CEIPSO La Luna de Rivas, que ha sido posible gracias a la financiación del Ayuntamiento de Somos Rivas (IU y Equo).
Son numerosos los municipios y distritos de Madrid que no cuentan con Centros Públicos de Enseñanza,  pese a las reiteradas exigencias de las Comunidades Educativas. Cuando de libre elección se trata, según reza la propaganda del PP, las familias que elegimos Pública, no tenemos dónde escolarizar a l@s nuestr@s y tenemos que aceptar la terrible masificación de las aulas e incluso las derivaciones - qué curioso- a la concertada.
Los estudios de la FREM de CCOO alertan del aumento del alumnado que se ha quedado, un año más, sin poder matricularse en las diversas enseñanzas en la Pública. Esto es especialmente sangrante  en la FP, donde se cierran ciclos o no se ofertan plazas suficientes en la Pública  -de hecho es imposible encontrar plaza en la convocatoria de septiembre-  con el objetivo de desplazar alumnado a la privada-concertada. En la Pública lo único que prolifera es el bilingüismo segregador.
La administración ningunea el aumento de profesorado en los centros, lo que provoca que muchas optativas no se puedan ofrecer. En cambio, en este Estado supuestamente aconfesional, la optativa de  religión, con la LOMCE, computa para la nota media. No es una materia científica, no tiene sitio en la Escuela laica que queremos.
Por otro lado, el gobierno de Cifuentes ha impuesto un calendario para este curso en el que se suprimen los exámenes de septiembre, sin consultar a la Comunidad Educativa. Habrá familias, mal aconsejadas, que apoyen la medida por razones de conciliación laboral y familiar, lo que es comprensible con los largos horarios laborales que soportamos, y habrá quien se felicite de la reducción en las vacaciones del profesorado, ese funcionariado privilegiado al que recortar los derechos que ganaron luchando, pero habría que reflexionar seriamente sobre las oportunidades que pierden los estudiantes de Secundaria, pues el tiempo que  tenían para recuperar las materias suspensas, queda reducido ahora a dos semanas de junio.
Los estudiantes de Secundaria han visto cómo se aplican unos criterios de promoción aparentemente contradictorios con aquel objetivo de mejora de la calidad de los contenidos que pregonaba la LOMCE. Y es que ahora se puede pasar de curso con una cantidad muy  variable de asignaturas suspensas. La medida pretende maquillar las estadísticas de la UE sobre repetición y fracaso escolar en España, pero las consecuencias de estos criterios de promoción perjudican gravemente al alumnado, cuando ha de superar todo lo pendiente de golpe si aspira a obtener el título de Enseñanza Obligatoria en Cuarto de la ESO. Entonces ya no hay estadísticas que edulcorar y sí mucho interés en que no se llenen las aulas de Bachillerato ni, por supuesto, de la Universidad.
El PCM denuncia el flagrante incumplimiento del Acuerdo que firmó la Consejería de Educación con los sindicatos del profesorado el mes de junio pasado. Es una auténtica tomadura de pelo el descuelgue inmediato del  Acuerdo que ha realizado la administración del PP, previa campaña propagandística para colgarse la oportuna medalla. Ni reducción de las horas lectivas, ni bajada de ratio profesor-alumno, ni aumento de cupos de profesorado. De hecho, las horas de tutoría en la ESO se han dado sin aumento de cupo. Nada.
Y por si eso fuera poco, el profesorado interino asiste al enésimo maltrato laboral con los errores en las adjudicaciones, durante el verano y todavía hoy,  la imposición de medias y tercios de jornada, centros compartidos y la obligatoriedad de impartir, en fraude de ley, especialidades que no les corresponden.
Resulta totalmente inadecuado que el alumnado de Primaria no cuente desde el primer día de clase con sus tutores, sus figuras de referencia, y otros profesores, porque la administración no cumpla con su responsabilidad de cubrir las plazas vacantes
Si las condiciones del profesorado en Madrid son cada vez peores, no son mejores para el  personal no docente, con recortes constantes en sus derechos laborales y sin que se cubran correctamente  las necesidades de los Centros escolares. Como ejemplos,  el POSI o el personal de Secretaría, que se enfrenta a un programa SICE cuyos fallos informáticos deben de ser proporcionales a la cuantía de la presunta mordida en la empresa ICM que investigan actualmente los tribunales y que dificulta aún más el comienzo de curso en los Centros escolares.
El PCM hace un llamamiento a los sindicatos del profesorado, y especialmente, a la FREM de CCOO a denunciar el incumplimiento del Acuerdo firmado. Con estos mimbres, el Pacto Educativo al que se decía aspirar desde los partidos del régimen, que ya preveíamos muy difícil, se antoja ahora imposible. Por eso, el PCM participa de la propuesta de ley educativa alternativa que se elabora en Madrid por una Nueva Política Educativa, trasladando los acuerdos estatales de la Comunidad Educativa al marco madrileño.
Es tal el caos programado que es tiempo de organizar la respuesta social. El PCM estará junto al resto de organizaciones y colectivos que integran la Marea Verde de Madrid, con los que compartimos la defensa irrenunciable de la Escuela Pública.

#ESPAÑA #CGT #AENA : Vargas se va de de Aena con un portazo, dejando un conflicto laboral latente en los aeropuertos



 
1750 días ha necesitado Vargas para el desmantelamiento de Aena y el expolio de un servicio público al ciudadano.
La presidencia de Vargas ha costado 4'3 Millones de euros diarios al patrimonio de los españoles
Con Vargas hemos estrechado “lazos amigables” con sir. Chirs Hohn (TCI), Bank of America, Merrill Lynch, PWC o Lazard Internacional.
-Goodbye, mr. President.- Durante 1750 días, José Manuel Vargas, ha liderado el proceso del desmantelamiento de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea y el expolio de un servicio público al ciudadano.
Ello se consiguió gracias al previo proceso de la segregación de lo que hoy es Aena SME, S.A., de lo que es hoy ENAIRE EPE, nuestro ingreso en la CEOE, anteponiendo el objetivo económico de la compañía a la calidad del servicio que se debía prestar; una fantástica salida a bolsa, campanita incluida, cuyo magnífico diseño ha supuesto que la acción triplique su precio inicial, (¡valíamos 7.500 M. € más!); hemos estrechado lazos amigables con sir. Chirs Hohn (TCI), Bank of America, Merrill Lynch, PWC o Lazard Internacional. Sin olvidar la gran jugada de acometer el saneamiento de la deuda traspasándosela al Estado, una lástima que no haya podido ser presidente de Abertis.”
Con estos irónicos párrafos, comienza un comunicado interno de CGT enviado a las trabajadoras de Aena y ENAIRE, al conocerse la dimisión que ha presentado José Manuel Vargas, el pasado 26 de septiembre de 2017, que según nota interna de Aena es “por motivos personales”, como Presidente-Consejero Delegado de Aena SME, S.A., y con efectos de hoy 15 de octubre de 2017.
CGT recuerda en su comunicado que, “bajo su presidencia también se ha acometido” despidos masivos bajo “un proceso de desvinculaciones voluntarias, vaya, un ERE, la segregación de centros del Grupo III para su estrangulación y desregulación laboral, otro ERE encubierto dirigido a los temporales; las temerarias bajadas en los expedientes de contratación, vaya, sus problemillas en el Prat…” incluso traslados forzosos innecesarios para justificar los recortes de plantillas, y los “1750 días de congelación salarial, de recortes de derechos, de estrangular el convenio, de aumento de cargas de trabajo. Y con cerca de 2000 trabajadores menos de los que no podrá despedirse.”
CGT, que es el único sindicato dentro de Aena que se está oponiendo a la privatización, recuerda que, “con la aprobación del primer Documento de Regulación Aeroportuaria DORA a principios de 2017, se han asegurado que no sea necesaria la inversión medioambiental, que no se prohíba licitar con bajas temerarias que repercutan en las condiciones de los trabajadores o que no existan estándares reales de calidad dirigidos a la seguridad operacional.” CGT también reprocha al presidente de Aena la orientación al negocio especulativo mediante, “la transformación del negocio comercial y el inicio de un mayor desarrollo inmobiliario” como máxima prioridad, así como la apuesta, innecesaria para los aeropuertos españoles, por la inversión en el extranjero, como la compra del aeropuerto de Luton. “La expansión internacional”, decía el señor Vargas, en la Comisión de Fomento del Parlamento cuando justificaba la autorización de su junta de accionistas de un endeudamiento adicional de 5.000 millones de euros, para justificar “ta garantía del estado” a su gestión.
El comunicado de CGT termina con un “Esperamos que se despida de las trabajadoras y trabajadores de Aena gracias a quienes estamos en números record, (Aena cerrará 2017 con más de 2.000 millones de Euros en beneficios ) a pesar de que ha cercenado la posibilidad de conciliar con su vida familiar; de los temporales en espera de un contrato digno y su consolidación; del TMA único en las centrales eléctricas; de quienes han tenido que ampliar su jornada 2,5 horas semanales al tiempo que han perdido flexibilidad”. El déficit de plantilla provoca el secuestro de la vida social y familiar al aplicar la Cobertura Obligatoria de Servicios del convenio, de manera arbitraria forzando incluso la superación fraudulenta de las 80 horas extras bajo la amenaza de la sanción. Y pero aún peor, adaptar los procedimientos Operativos a la carencia de personal como los “bombero single” o Técnicos de energía solitarios, sin parar en pensar los riesgos laborales o la seguridad de los viajeros. Todo vale en Aena. “Ars gratia artis”.
Esta carencia evidente de plantilla, fruto de la estrangulación del señor Vargas, conduce a multiplicar la conflictividad laboral en Aena; estamos en récord de pasajeros pero, al mismo tiempo, de expedientes disciplinarios, incluidos despidos. Se exprime al trabajador a base de incumplir convenio, de la modificación de condiciones sustanciales de trabajo, la denegación de libranzas, la aplicación sui generis de la normativas de los COS (cobertura OBLIGATORIA de servicios) y la multiplicación de las horas extra obligatorias.
Ejemplo de esta sobreexplotación es el caso de los trabajadores temporales de Aena y ENAIRE, que en 2016, en muchos casos después de 10 años trabajados, han tenido que sufrir otro ERE encubierto, perdiendo sus expectativas de consolidación y de tener un contrato con igualdad de condiciones que el resto de la plantilla. Se abusa de la temporalidad, pero además se abusa del trabajador temporal, a quien se somete a contratos de unos días, se les priva de vacaciones, del derecho a la conciliación de su vida, se les condena a una perpetua disponibilidad o a permanecer en unos centros alejados de sus domicilios y, al final, se les desecha sin ofrecerles una vía para su permanencia en la empresa.
Esto es la privatización, su verdadera cara y lo que necesariamente trae. Desde 2012 nuestra productividad ha subido en un 212%, ésa es la cifra real. Otra cifra real es que este año se han repartido en dividendo al accionista 574’5 M€, cuando el gasto total en salarios de Aena, incluyendo los de alta dirección, es de unos 390 M€. La subida del 1% autorizado en PGE, o una única subida lineal, suponen la aceptación de la pérdida de poder adquisitivo durante diez años sin posibilidad de volver a recuperarlo.
Vargas, con su huida, también deja en el aire un supuesto acuerdo, a dia de hoy secreto, y que firmó con los sindicatos institucionalizados, CCOO UGT y USO, el día 25 de septiembre. Noticia que conocimos por la prensa, “se había alcanzado un pre-acuerdo entre Aena y ENAIRE”, lo llamaban pre-acuerdo porque estaba a expensas de ser votado en los Consejos de Administración de las empresas. Paradójicamente, a los trabajadores no tienen intención ni de informar ni de consultar para su posible refrendo.
CGT exige el texto del pre-acuerdo y transparencia, lo cual es indispensable para que cada trabajadora y cada trabajador, pueda formar una opinión propia, y solicitar las aclaraciones oportunas con el objeto de eliminar dudas, antes de manifestar una postura en una consulta general de refrendo, en la que se participe, todas y todos los trabajadores
Este conflicto no se tapa con una subida salarial, es algo más profundo, pero en CGT lo vemos como una oportunidad, y estamos seguros que a través de la unidad y participación de los trabajadores, con conciencia y rebeldía constructiva, se puede revertir la senda que nos tienen marcada por otra que genere ilusión.
El conflicto va a durar en el tiempo. CGT llama a la unidad de los trabajadores en la defensa de sus derechos laborales y de información sobre aquello que les concierne, con la participación de los comités de empresa y las asambleas de trabajadores.

NO, ALGUNOS NO SOIS FACHAS POR SACAR LA BANDERA DE ESPAÑA


lunes, 16 de octubre de 2017

SÓLO LA MOVILIZACIÓN NOS HARÁ LIBRES Proclamación de la República Catalana Ya

El 10 de octubre Puigdemont trinchó una oportunidad histórica. República sí, pero suspendida la República catalana sólo duró unos segundos, un triste récord. Una suspensión que evidentemente no ha servido para minimizar la oleada represiva que el estado quiere descargar sobre Catalunya. Porque menos determinación es sinónimo de más represión (no al revés) y ahora no tenemos ni la república con la cual defendernos. El Estado no aceptará ninguna vía negociada y ahora está muy enrocado con el PP, C’s y PSOE haciendo piña. Tampoco la vía de la reforma constitucional abre ninguna perspectiva real de dar salida a las reivindicaciones del pueblo catalán. La suspensión tampoco ha servido para abrir una mediación internacional: ningún estado de la Unión Europea hará algo que desautorice Rajoy, porque la UE es un club de estados, un herramienta contra los pueblos y los y las trabajadoras. 

El gesto de Puigdemont se gira contra el pueblo que defendió las urnas el 1 de octubre. La suspensión de la República también se gira contra todo el mundo, él incluido. Ahora es el estado quién controla los tiempos y puede ir dosificando la represión y la intervención. Parece que los objetivos prioritarios, después de los Mossos y las finanzas, son los medios públicos y la enseñanza. La suspensión ha tenido el efecto desmoralitzador, parando la inercia que habíamos cogido el 1 y el 3 con la huelga general. A la espera de qué? De nada! Este es el principal coste! Si se para la movilización y el estado toma la iniciativa nos desharán.

Nunca hemos confiado en este gobierno: si ha llegado hasta aquí ha sido empujado por la gente en la calle. Ahora también esta es la única garantía: ahora es más urgente que nunca que recuperamos las calles. El ANC ya ha reclamado la retirada de la suspensión. El llamamiento a la movilización tiene que surgir también de la izquierda: la izquierda sindical que convocó la huelga general del 3 de octubre, la izquierda popular que se ha organizado en los CDR, el movimiento estudiantil que lanzaron la huelga y la izquierda política desde la CUP-CC. Nada se puede esperar, en el marco de la Mesa de la Democracia, con la patronal y CCOO y UGT que aplauden la suspensión y abocan el pueblo a un callejón sin salida. También a la espera de un milagro negociador se ponen Podemos, Colau y los Comunes, y hoy sin duda su política nos paraliza y hace el juego al régimen. Es imprescindible que los y las compañeras que han compartido la defensa de las urnas el 1-O y la huelga general, exijan a sus dirigentes que se pongan junto a la República y el Proceso Constituyente, ante una Monarquía heredera del franquismo.

Mientras, la patronal catalana, pone por delante sus intereses a la libertad, como ya pasó en los años 20 y 30, y se va colocando junto al Rey, amenaza el pueblo con el paro y empobrecimiento trasladando las sedes sociales. ¿Alguien se esperaba otra cosa de la gran burguesía? No sólo esto sino que Fomento del Trabajo ha conseguido que TSJC declare ilegal la huelga general que tenía convocada la CSC. Nuestro aliado para ensanchar la base social es la clase obrera catalana, una buena parte de la cual continúa sin tomar partido.

Por eso hace falta también responder claramente a los movimientos de la patronal contra el derecho a la libertad del pueblo. Si los bancos marchan, hace falta inmediatamente emprender una banca pública de la república, una banca que se ponga bajo el control de la gente trabajadora. Habrá que iniciar un movimiento contra el pago de la deuda, una gran parte de él al estado a través del FLA. Hay que recuperar el control del dinero para destinarlos a cubrir las necesidades de la gente. El estado pone en el punto de mira la educación pública catalana: aquello que Wert quiso “españolizar” los niños y niñas y catalanas con la LOMCE ahora lo quieren hacer con la política y la Guardia Civil. Tenemos que poner de pie la gente de la enseñanza pública. A cada ataque una respuesta. Este es el proceso constituyente que hay que poner en marcha un proceso que vive y da respuesta a las necesidades más urgentes de la población trabajadora.

El régimen no sólo ahoga y reprime Catalunya sino a todos los pueblos y trabajadores del Estado. Esta misma semana, golpeaban salvajemente a los vecinos de Murcia que exigían el soterramiento del AVE. El 4 de octubre el Rey daba carta blanca al PP y la escalada represiva: el 6 la manifestación de Barcelona, con unionistas de todas partes, consolidaba un espacio en Catalunya que nunca habían conseguido materializar en el Principado, con gritos significativos pidiendo prisión y más represión, “justificando” la que vendrá. Y, a su lado ya aparecen abiertamente grupos con la bandera franquista. El ataque furibundo contra el pueblo catalán envalentona los grupos fascistas y estos, con la complicidad de la policía nacional, reventaban y agredían a los y las compañeras valencianas en su Fiesta nacional. Y la rueda sigue, esta misma policía nacional, desfila el 12 ya con los militares, como no lo hacía desde hace 30 años. Es por eso que la defensa de la República Catalana es en interés de los derechos y las libertades de la gente trabajadora y los pueblos de todo el estado.

En resumen y como propuestas:

1.- Coordinación a nivel nacional de los tres pilares de lucha popular: CDR , plataforma sindical en defensa de los derechos y las libertades, y el movimiento estudiantil de secundaria y universidad. Hay que exigir la República en el Gobierno y que se inicie el proceso constituyente. Nos hace falta un plan de lucha. Esta misma semana hay que responder con una gran manifestación y volver a poner sobre la mesa una nueva huelga general revisable, con un plan de continuidad.

2.- A nivel estatal hace falta un llamamiento inmediato a todas las fuerzas sindicales y políticas del estado que, como lo hicieron desde las Marchas de la Dignidad, no sólo se identifican con el derecho de Catalunya a la libertad sino con la necesidad de la abolición de la Monarquía y el fin del régimen de impunidad del 78.

3.- A nivel internacional hay que fijar ya una fecha por un Encuentro internacional en Barcelona, de organizaciones, sindicados, movimientos... solidarios con la república catalana y contra la represión.

4.- Desde nuestra participación en la CUP-CC, hay que continuar con la posición de firmeza en la exigencia de la proclamación de la República Catalana YA evitando ceder ninguna posición y el llamamiento a la movilización popular, empezando por hacer una propuesta para esta misma semana.

Lucha Internacionalista
12/10/2017


sábado, 14 de octubre de 2017

#ESPAÑA : Pérez Tapias en La Cafetera: El discurso del PSOE queda cojo.No ha logrado una posición clara

#GREENPEACE : Resolute vs Greenpeace: nuestros activistas van a juicio

Este correo es seguro. Puedes activar la visualización de imágenes de tu correo electrónico.



Hoy es un día crucial. Hoy nos sentamos en un tribunal de California con la mayor productora de papel prensa, la empresa canadiense Resolute Forest Products. Sus abogados, los mismos que defienden a Donald Trump, reclaman 200 millones de euros a Greenpeace en un claro intento de silenciar a las organizaciones que resultamos incómodas.
Y te preguntarás, ¿qué hemos hecho para estar hoy aquí? Pues resulta que Resolute ha contratado a los abogados de Trump y ha emprendido una batalla judicial contra Greenpeace y la organización Stand.earth acusándonos de cometer actividades criminales por denunciar públicamente su irresponsable forma de hacer negocios destruyendo los bosques boreales.
Pero la estrategia de intimidación de los abogados de Trump no queda ahí. Además, acaban de presentar una nueva demanda contra Greenpeace debido a nuestra denuncia del oleoducto de Dakota (el ‘Doñana’ norteamericano), acusándonos de orquestar una “empresa criminal” para detener el proyecto y manipular a la población indígena de Standing Rock, que defienden las tierras que por siglos les han pertenecido. Nos piden un millón de dólares.
esto no es sólo sobre el futuro Greenpeace. Es sobre cualquier persona, grupo u organización que quiera ser ejercer su derecho a expresarse libremente, sin verse amenazado por grandes empresas que actúan como matones.
Y por eso hoy volvemos a pedirte tu apoyo, porque puede ser el último capítulo de esta historia si el juez nos da la razón y decide que las reclamaciones de Resolute no son válidas. De lo contrario, el futuro de Greenpeace está en peligro.
apóyanos si crees que proteger los bosques no es una conducta criminal.
¡Hazte socio/a de Greenpeace!

Tratan de silenciar la libertad de expresión
El futuro de la libertad de expresión y la defensa de la ciudadanía están en juego. Al otro lado, se encuentran las todopoderosas empresas y su capacidad de demandar a las voces que son críticas con ellas. Y tú, ¿de qué lado estás?
¡Hazte socio/a!


#ESPAÑA : #USO RECHAZA LA DECLARACIÓN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA DE CATALUÑA Y LLAMA AL REENCUENTRO DESDE LA LEGALIDAD DEMOCRÁTICA






La Comisión Ejecutiva Confederal de la Unión Sindical Obrera (USO) hace público su posicionamiento de rechazo de la denominada declaración unilateral de independencia efectuada por el Presidente del Gobierno de Cataluña, por considerarla nula por ilegal, no pudiendo merecer nuestro reconocimiento ni política ni institucionalmente.

La CEC de la USO considera que, el anuncio hecho público por el Sr. Puigdemont, más allá de la táctica política de pedir al Parlamento de Cataluña la suspensión de la declaración de independencia para llamar “al diálogo y mediación”, vulnera de nuevo los pilares que sustentan la democracia, el modelo de convivencia y el Estado Social y de Derecho que nos es propio.

Como Sindicato Democrático, fruto también de nuestra lucha por las libertades, ratificamos, como establecen nuestros Estatutos Confederales y resoluciones congresuales, la asunción de la Constitución Española y los Estatutos de sus Comunidades Autónomas que de ella emanan como bases de nuestra legalidad y legitimidad democrática, y conminar por ello al restablecimiento de dicha legalidad, y con la misma, la necesaria convivencia democrática desde la que encauzar los conflictos políticos.

La USO igualmente manifiesta su defensa de la realidad diversa y plural de España y el desarrollo de la autonomía de sus CC.AA. como expresión democrática y constitucional de esa realidad, factor a su vez enriquecedor de la acción y organización sindical de la USO, compatibilizando los principios de unidad y solidaridad de clase, con la defensa de la realidad plural y diversa de la España democrática y autonómica.

La USO hace de nuevo un llamamiento al necesario diálogo político dentro de las normas que democráticamente nos hemos dotado, esperando y deseando su materialización en un acuerdo mayoritariamente aceptado, ante el cual, la USO apoyará y promoverá cualquier reforma estatutaria y/o constitucional en su caso, que, fruto del consenso, garantice la superación de las desigualdades, así como la solidaridad y la cohesión social e interterritorial entre las Comunidades Autónomas y pueblos de España.

Transmitir finalmente el apoyo y consideración a toda la afiliación de la USO y especialmente a la de nuestra organización de Cataluña, que sin duda están sufriendo con singular preocupación el desarrollo de los acontecimientos.

Madrid, 11 de octubre de 2017

#ESPAÑA : Si Aznar pudo Negociar con una banda TERR0RlSTA, Rajoy puede negociar con partidos LEGALES

lunes, 9 de octubre de 2017

#ESPAÑA #BRUNETE : #ElCasoBrunete El PP intenta suspender el pleno . Gracias al @psoebrunete el pleno se celebro

#REFUGIADOS #CGT : Martes 10 de octubre a las 21:00 RNtv Inmigración y Refugio

#ESPAÑA #BRUNETE : LA REALIDAD PARALELA EN LA QUE VIVE EL PP


#ESPAÑA VIDEOS: Habeas Corpus - A las cosas por su nombre

#fotografía : 1028 - #barcelona ((#SyndicateArt ))

PINCHA EL ENLACE:

viernes, 6 de octubre de 2017

CGT: “Ni el Estado ni la Unión Europea pueden garantizar los derechos más elementales de las personas”


Ante la condena del Tribunal Europeo al gobierno de Rajoy por vulnerar la legalidad vigente en materia de derechos de las personas migrantes, CGT recalca en un comunicado la hipocresía de las políticas del Estado español y la Unión Europea.
La Confederación General del Trabajo (CGT) lamenta que tras el circo montado en las últimas semanas con la estrategia política del ‘procés’ catalán, se estén  escondiendo los verdaderos problemas que afectan a la ciudadanía como el deterioro de la situación social y civil, consecuencia de las políticas autoritarias y los recortes del gobierno español y de la UE.
CGT considera que las políticas de la UE y del Estado español sobre migración y refugio condenan a millones de personas desplazadas de sus territorios, precisamente como consecuencia de conflictos que desestabilizan la situación de esos países en los que tienen algún tipo de interés mercantilista.
Por otro lado, la CGT se pregunta por todas aquellas instituciones y “representantes” del pueblo que tan preocupados demuestran estar por la unidad del país y que ante esta grave y vergonzosa condena se mantienen impasibles, consintiendo y siendo cómplices del sufrimiento a miles de seres humanos.
La CGT realiza un llamamiento a la sociedad comprometida y consciente de esta realidad para que se rebele contra la vergüenza que producen las políticas del Estado español y la UE en cuanto a inmigración y refugio.

http://cgt.org.es/noticias-cgt/comunicados/el-estado-espanol-ha-sido-condenado-por-el-tribunal-europeo-por-las-devoluc



#ESPAÑA #CGT : Entrevista al secretari general de la CGT de Catalunya, @ErmengolGassiot relativa a la vaga general d'ahir

#ESPAÑA #BRUNETE : EL MUNICIPIO Y SU RELACIÓN CON LA PÚNICA


#GREENPEACE : Mínimo de hielo en el Ártico

Greenpeace


Este correo es seguro. Puedes activar la visualización de imágenes de tu correo electrónico.
Mínimo de hielo en el Ártico

El Ártico se derrite. Un año más, la capa de hielo del Ártico ha llegado a su mínimo anual, y es mucho más bajo de lo que debería.
Aunque no es un nuevo récord, las cifras son alarmantes: los diez mínimos históricos de hielo ártico han ocurrido en esta década.
En medio de sequías, inundaciones y súper tormentas devastadoras empeoradas por el cambio climático, el Ártico sigue calentándose más rápido que cualquier otro lugar del planeta. Su salud nos afecta a todos y nos estamos quedando sin tiempo para actuar.
¡Únete a Greenpeace y ayúdanos a salvar el Ártico antes de que sea demasiado tarde! La desaparición del hielo marino es una advertencia de lo que está por venir y ya está llegando. Y a pesar de esta evidencia, sigue habiendo gobiernos que apuestan por las energías sucias, como la extracción y quema de carbón y petróleo y el fracking, alterando el clima en lugares tan frágiles como el Ártico, ya de por sí amenazado por líderes como Trump y las petroleras. Nuestro gobierno es uno de esos que siguen sin escuchar y dan la espalda a una solución más limpia, más justa, más barata y más accesible para todos.
más de ocho millones de personas ya se han sumado para pedir que el Ártico sea declarado santuario global, pero el tiempo sigue corriendo para la región más amenazada del planeta.
¡Hazte socio de Greenpeace!

Una cifra alarmante
El pasado 19 de septiembre se alcanzó este nuevo mínimo anual de hielo en el Ártico: en total, una extensión de 4,64 millones de kilómetros cuadrados, lo que supone un millón y medio menos que la media para esta época del año.
Manuel Juan, cuanto antes actuemos más posibilidades tendremos de salvar el Ártico.
¡Hazte socio/a!

#dosjotas : Democracia Nacional. 1 de Octubre #CatalanReferendum #1Oct #1OctARV

PINCHA EL ENLACE:

jueves, 5 de octubre de 2017

·#ESPAÑA #CNT : FAL] Contra la fe en el voto, o ¿Por qué se prohíbe votar el 1-0?

                                                                                                                  






Que un estado moderno cuya esencia política es el voto prohíba votar, dicho así en principio, parece una paradoja. Por una parte nos incitan a votar a todas horas y por otra, prohíben votar en un referéndum, que aunque parta de un supuesto carente de sentido: el “derecho a decidir” (decidir el qué, pues decidir es algo que todos hacemos, al margen del derecho, innumerables veces a lo largo del día, incluso de forma inconsciente), es una cita electoral más, que como todas, solo sirve para legitimar y reproducir el sistema capitalista imperante, haya un estado más o un estado menos.
Así que intentar resolver la paradoja, tal vez pueda ayudarnos a soportar el enfermizo aturdimiento al que nos somete la lucha de poder entre un estado, que para nuestra desgracia ya lo es: España, Una, Grande, y Libre, y otro, que para nuestra desgracia, aspira a serlo. Catalunya Triomfant, y que, como todo estado que se precie, también aspira a ser uno, grande, y libre, y puede que hasta a ganar el próximo campeonato mundial de fútbol. Y si uno se deja llevar por lo que aun pueda quedar vivo fuera de lo políticamente correcto, y del pensamiento único - atado y bien atado por las reglas del juego democrático – lo que primero viene a la mente es aquel grito olvidado de: “Un patriota un idiota… mil patriotas mil idiotas” que tras la muerte del dictador, recorría en manifestaciones populares las calles de nuestras ciudades.
Por entonces, a la gente aun no le habían creado problemas nacionales. Teníamos otros sueños y otras preocupaciones más de abajo, más de clase, y la izquierda en general, marxistas -aún el PSOE decía serlo- y anarquistas, mantenían vivo el recuerdo de que habían nacido con vocación de I Internacional, y que los trabajadores tenemos una sola patria: el mundo. Las banderas, las patrias, los estados, y las fronteras son cosa de otros, que algún día debemos destruir, si de verdad buscamos la Emancipación Social, o como se dice ahora, construir un Mundo Nuevo. Ahora el capital nacional causante de guerras mundiales y millones de muertos, para mejor defender sus intereses se vuelve multinacional, mientras la izquierda marxista para parecer nueva y diferente, se hace nacionalista. “Patria y Pueblo” rezaba un slogan electoralista de Podemos, en su hilarante deriva transversal, para pillar votos acá y acullá. ¡Vivir para ver!
Tal parece que una primera consideración tiene que ver con el tiempo. Si entendemos que votando nunca pasa nada importante que no esté previsto, pues si excepcionalmente pasara se impone lo previsto, es fácil pensar que si las partes quisieran, el tan grave problema catalán se habría solventado en dos o tres meses a lo sumo, tal como pasó en Escocia o Quebec. Pero entonces no podrían entretenernos y asustarnos durante años con el problema nacional, ni crear y exacerbar sentimientos nacionalistas populistas patrióticos en ambos estados, que es lo que se pretende, en torno a tradiciones inventadas y símbolos absurdos como los trapos con franjas rojigualdas, horizontales o verticales, mas o menos anchas. Mas sin el espectáculo aborregante, aparecería el peligro de que la gente pueda pensar y razonar. Quizá preguntarse por qué no dedicar toda esa energía a evitar que sigan deteriorándose las condiciones de vida y trabajo, y que un tercio de la población sufra carencias de todo tipo, en ambos bandos; o por qué seguimos soportando que nos envenenen el aire, el agua, y la tierra; y se abandonen los montes, y se maltraten mujeres, y….
La paradoja se complica: Ya es más que temporal. Un referéndum no acordado ni pactado, también se prohíbe porque es un ataque a la democracia, ya que altera el orden institucional y socava el principio de autoridad del estado. Por eso todos los actores usan como fundamental argumento su intención de defender la democracia, aunque sea haciendo a la vez una cosa y la contraria. Si se autorizara bajo presión, podría descubrir la debilidad y la mentira constitutiva del moderno estado capital. La gran mentira es que la democracia, por mas democracia que sea – participativa, representativa, directa, indirecta o circunstancial -, no es un modo de vida, ni es un sistema social, como quieren hacernos creer, sino que solo es la expresión política del Poder, del estado con su conjunto de instituciones al servicio del capital, para garantizar la explotación del trabajo y el sometimiento de los trabajadores, en condición de ciudadanos libres y soberanos. Y el instrumento con el que se teje el engaño es la Ley, o mejor, el Imperio de la Ley.
Unas pocas personas, “ungidas por el poder”, articulan un conjunto de leyes y normas en defensa de los ricos y sus privilegios, llamado Constitución, que luego democratizan a través del voto para darle apariencia divina – no en vano ese es el origen genuino de la Ley –. Con el truco del voto hacen que la gran minoría que es la mayoría ganadora en las elecciones, se convierta en Todos, y la fecha concreta en que se produce, en Siempre. Así se construye la creencia general de que las leyes las hacemos entre todos, que todos somos iguales ante ellas, y que además son eternas. De ahí que lo que solo es legal debe ser acatado por todos, y en todos los estados, como justo, universal y eterno. De no obedecer, te atizará el “estado de derecho” con todo el peso de la ley, es decir con todo su aparato legal y democrático de represión, que para eso está. Eso es lo que hace el gobierno español, y cualquier otro llegado el momento.
O es ¿que aún alguien en sus cabales piensa que partido o institución alguna promovería por ejemplo, una votación a favor de una Federación Libre de Comunas Obreras, o Asambleas Populares, o cualquier otra forma de sociedad sin estado?
Al final, la paradoja desvela una vez más que el voto, y los derechos a él asociados, solo sirven para impedir a la gente, como en otros regímenes, ejercer la libertad de vivir y organizar sus vidas. Por tanto, “Prohibido prohibir” ha de ser la única norma universal y el único artículo que debe figurar en la Constitución de ese Mundo Nuevo, que llevamos en nuestros corazones, y que cada vez se torna mas necesario que posible.
José Ramón Palacios Presidente de la Fundación Anselmo Lorenzo

#ESPAÑA #CNT : Tras la huelga del 3-O, CNT llama a extender la respuesta social




Ante la jornada de huelga general realizada este martes en Catalunya, la CNT quiere mostrar su satisfacción por la respuesta que a lo largo de hoy están dando miles de trabajadoras y trabajadores en los distintos sectores laborales. La movilización popular vuelve a responder frente a la grave situación de represión que vive la sociedad catalana. La solidaridad obrera, una vez más, demuestra que lo puede todo.
No se trata de una convocatoria más. Estamos ante un recorte de derechos y libertades que profundiza aún más la brecha entre la clase dominante y nosotras y nosotros, la clase trabajadora. El Estado y el Capital enseñan los dientes y lo hacen con un claro objetivo: apuntalar su corrupto y totalitario sistema. Un sistema que hoy, gracias a la gran movilización combativa, sabemos que puede tambalearse.
La huelga general realizada este martes en Catalunya es un paso de gigante en la lucha social para derribar este modelo político y económico. Se trata de un conflicto trascendental para el anarcosindicalismo: no luchamos para cambiar de bandera sino por un Cambio Social en mayúsculas que nos permita recuperar las riendas de nuestras vidas y todo lo que nos están arrebatando.
Desde CNT mostramos nuestro absoluto rechazo hacia los aparatos burocráticos que se hacen llamar sindicatos y una vez más se alinean al lado de gobierno y patronal para torpedear la huelga general en Catalunya. No es nada nuevo. Nos reafirma en nuestro modelo sindical basado en la acción directa y el apoyo mutuo. Mientras CCOO y UGT sabotean el movimiento obrero, miles de personas participarán en las numerosas convocatorias de solidaridad más allá de cualquier frontera. Para ellas nuestro reconocimiento. Para ellas nuestra lucha en los centros de trabajo y en las calles. Para ellas la CNT.
Contra todo Estado. Por la libertad. ¡Por la revolución social!
Secretariados Permanentes del Comité Regional de Catalunya i Balears y del Comité Confederal
Confederación Nacional del Trabajo
----------------[CAT] ------------------------------------
Després de la vaga del 3-O, CNT crida a estendre la resposta social
Davant la jornada de vaga general realitzada aquest dimarts a Catalunya, la CNT vol mostrar la seva satisfacció per la resposta que, al llarg d’avui, estan donant milers de treballadores i treballadors als diferents sectors laborals. La mobilització popular torna a respondre davant la greu situació de repressió que viu la societat catalana. La solidaritat obrera, un cop més, demostra que ho pot tot.
No es tracta d’una convocatòria més. Som davant d’una retallada de drets i llibertats que aprofundeix més la bretxa entre la classe dominant i nosaltres, la classe treballadora. L’Estat i el Capital ensenya les dents i ho fa amb un objectiu clar: apuntalar el seu corrupte i totalitari sistema. Un sistema que avui, gràcies a la gran mobilització combativa, sabem que es pot trontollar.
La vaga general realitzada aquest dimarts a Catalunya és una passa de gegant a la lluita social per enderrocar aquest model polític i econòmic. Es tracta d’un conflicte transcendental per l’anarcosindicalisme: no lluitem per canviar de bandera sinó per un Canvi Social en majúscules que ens permeti recuperar les regnes de les nostres vides i tot el que ens estan arrabassant.
Des de la CNT mostres el nostre rebuig absolut cap els aparells burocràtics que es fan anomenar sindicats i un cop més es posen al costat de govern i patronal per torpedinar la vaga general a Catalunya. No és res nou. Ens reafirma al nostre model sindical basat en l’acció directa i el suport mutu. Mentre CCOO i UGT sabotegen el moviment obrer, milers de persones participaran a les nombroses convocatòries de solidaritat més enllà de qualsevol frontera. Per elles el nostre reconeixement. Per elles la nostra lluita als centres de treball i als carrers. Per elles la CNT.
Contra tot Estat. Per la llibertat. Per la revolució social!
Secretariats Permanents del Comitè Regional de Catalunya i Balears i del Comitè Confederal
Confederació Nacional del Treball
----------------[ENG] ------------------------------------
After the 3-O strike, CNT calls for extending the social response
Facing Tuesday’s general strike in Catalonia, CNT wants to show its satisfaction with the response which thousands of workers have given throughout the day and across trades. Popular mobilization responds again against the severe repression which Catalan society is living. Worker’s solidarity shows once again that it can do anything.
This isn’t just another call to action. We stand before an attack on rights and freedoms which deepens the breach between the ruling class and us, the working class. State and Capital show their teeth and they do it with a clear goal: shoring up their corrupt and totalitarian system. A system which today we know can be made to stagger thanks to the great combative mobilization.
This Tuesday’s general strike in Catalonia is a giant’s step towards the social struggle to demolish this political and economic system. It’s a transcending conflict for anarcho-syndicalism: we don’t fight to switch up flags but for a Social Change in capital letters which allows us to recover the reigns of our lives and everything they’re taking away from us.
From CNT we show our absolute rejection towards the bureaucratic apparatuses which call themselves unions and, once again, align themselves with the government and employers in order to torpedo the general strike in Catalonia. This is nothing new. It reaffirms us in our organizational model based on direct action and mutual aid. While CCOO and UGT sabotage the worker’s movement, thousands of people will take part in the numerous calls to solidarity beyond any borders. For them is our recognition. For them is our fight in workplaces and in the streets. For them is the CNT.
Against all States. For freedom. For social revolution!
Permanent Secretariats of the Regional Committee of Catalonia and the Balearic Islands and of the Confederal Committee
Confederación Nacional del Trabajo

#ESPAÑA #PCE : El discurso de Julio Anguita en Mitin de la Fiesta del PCE .@elpce de 1996 es la mejor respuesta al mensaje del #Rey

#diseño rojo #CoreDelNorte #cartel : corea del norte

PINCHA EL ENLACE:

martes, 3 de octubre de 2017

#LIBROS : Nueva edición de la FFE. Diez días que estremecieron el mundo, de John Reed




  • IZQUIERDA REVOLUCIONARIA

    424 páginas • 15 euros
    Como parte de las actividades de la FUNDACIÓN FEDERICO ENGELS para conmemorar el centenario de la Revolución Rusa hemos editamos uno de los libros que mejor permiten comprender el significado profundo de esa revolución: Diez días que estremecieron el mundo, del comunista estadounidense John Reed, escrito poco después de la misma, entre 1918 y 1919.
    La introducción de esta nueva edición corre a cargo de Peter Taaffe, un histórico del movimiento trotskista: fundador de Militant —la organización revolucionaria más importante de la década de los 80 en Gran Bretaña—, en la actualidad es el secretario general del Socialist Party England & Wales (Partido Socialista de Inglaterra y Gales) y dirigente del Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT/CWI). A continuación publicamos la introducción e invitamos a todos los seguidores de la FFE y amigos y simpatizantes de Izquierda Revolucionaria a adquirir esta obra extraordinaria.
    Una obra excepcional sobre la revolución de octubre
    Peter Taaffe • Secretario General del Socialist Party England & Wales
    La publicación, por la Fundación Federico Engels, de Diez días que estremecieron el mundo, del gran John Reed, no podía llegar en un momento más apropiado para celebrar el centenario de la Revolución Rusa. De la primera a la última página, el autor narra de una manera apasionante y vibrante la Revolución de Octubre, hasta el momento el acontecimiento más grande de la historia de la humanidad.
    Aunque escrito hace cien años, responde a todas las mentiras y deformaciones que actualmente vomitan los comentaristas e historiadores capitalistas sobre los acontecimientos revolucionarios, el partido bolchevique y sus principales dirigentes, en particular Vladímir Ilich Lenin y León Trotsky. Como deja claro John Reed en el libro, sin ellos la revolución no se habría producido.
    En la primera línea de su prefacio, Reed escribe: “Este libro es un fragmento de intensa historia, de historia tal como yo la presencié. Tan sólo pretende ser un relato detallado de la Revolución de Octubre, cuando los bolcheviques, a la cabeza de los obreros y soldados, conquistaron en Rusia el poder del Estado y lo entregaron a los sóviets”.
    Reed señala que, en las primeras etapas, después de la Revolución de Febrero, los bolcheviques eran un pequeño grupo político de sólo 8.000 miembros. Eran ampliamente calumniados por sus detractores —tanto desde las filas de la burguesía como desde los partidos socialistas conciliadores con esta—, hasta el punto de acusar a Lenin de ¡ser un espía a sueldo del alto mando alemán! Como Reed explica, inicialmente los sóviets estaban dominados por los mencheviques y los eseristas, que se negaban a satisfacer las demandas de las masas, como la jornada de ocho horas, el reparto de la tierra a los campesinos, el derecho de autodeterminación para las naciones oprimidas por el zarismo o poner fin a la guerra imperialista con una paz democrática sin anexiones.
    El papel de la dirección
    Los trabajadores y campesinos, en particular los diez millones de soldados rusos exhaustos por la Primera Guerra Mundial, anhelaban el final de la carnicería. Con frecuencia, la guerra puede convertirse en la “partera” de la revolución, acelerando enormemente los acontecimientos. Sin mediar la guerra, es probable que la Revolución Rusa se hubiera desarrollado a lo largo de un período más prolongado, similar a lo que sucedió con la revolución española de 1931-1937.
    Las reivindicaciones de las masas rusas eran muy sencillas: paz, pan y tierra. Sin embargo, para el campesino que luchaba en las fétidas trincheras de la Primera Guerra Mundial, de nada serviría la futura promesa de tierra o libertad si perecía en la guerra. Por lo tanto, era necesario poner fin inmediatamente a la masacre imperialista, la misma necesidad que tenía el obrero.
    Después de la Revolución de Febrero, el desencanto y la rabia de las masas ante la negativa de acabar con la guerra de los ministros “socialistas” que participaban en los gobiernos de coalición con la burguesía, junto a la reintroducción de la pena de muerte en el ejército, se expresó en la rebelión de los soldados y los trabajadores de Petrogrado. Fueron las jornadas de Julio, duramente reprimidas por la burguesía y sus socios “socialistas”. En todas las revoluciones suceden acontecimientos similares. La clase obrera siente que el poder está a su alcance y sale a las calles para obligar a sus dirigentes a completar la revolución.
    La clase obrera de Barcelona actuó de la misma forma en mayo de 1937, en un intento de derrotar la ascendente contrarrevolución burguesa-estalinista. Si los dirigentes del POUM hubieran actuado decididamente apoyando a los trabajadores y a los miles de militantes anarquistas que se levantaron, proporcionándoles un programa y una estrategia socialistas para tomar el poder y lanzar una guerra revolucionaria contra el fascismo, los acontecimientos podrían haberse desarrollado de manera muy diferente. El efecto del triunfo y la consolidación de la revolución socialista en Catalunya habría tenido repercusiones profundas en el resto del Estado español e internacionalmente. Tanto el fracaso de la revolución española como el triunfo de la Revolución de Octubre muestran la importancia excepcional del factor subjetivo, esto es, de una dirección marxista consecuente capaz de orientarse correctamente en el curso de los acontecimientos revolucionarios.
    Los bolcheviques siempre se opusieron a una insurrección prematura, y no obstante, cuando los soldados y la vanguardia de la clase obrera de Petrogrado se alzaron en julio, se pusieron al frente del movimiento, para mitigar los daños y conservar lo fundamental de sus fuerzas para la lucha más decisiva que estaba por llegar. Numerosos dirigentes fueron encarcelados, como Trotsky, mientras Lenin pasó a la clandestinidad en Finlandia. Increíblemente, algunos “historiadores” burgueses actuales, desde la seguridad de sus despachos, acusan a Lenin de “cobardía” por ello. La realidad es que, si Lenin llega a permanecer en Petrogrado, sin duda habría sido asesinado por las fuerzas contrarrevolucionarias, como sucedió con Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht tras el fracaso de la insurrección espartaquista de enero de 1919 en Alemania, lo que probablemente habría supuesto la decapitación de la Revolución Rusa.
    Sólo con la mera narración de los hechos, John Reed ya logra transmitir la importancia crucial del partido bolchevique y su capacidad para proporcionar una dirección a la revolución, algo que está directamente relacionado con el papel de Lenin y Trotsky en particular. Fueron sus políticas y tácticas en cada giro de los acontecimientos las que hicieron posible la victoria de los trabajadores rusos.
    Incluso durante la Revolución de Febrero, sólo Lenin —que se hallaba en Suiza— y Trotsky —que estaba en Nueva York— consideraron que aquellos acontecimientos representaban el principio de la revolución socialista mundial. Antiguos seguidores de Lenin, los llamados “viejos bolcheviques”, como Kámenev y Stalin, que estaban en Petrogrado, dieron un “apoyo crítico” al Gobierno Provisional de coalición entre la burguesía liberal y los mencheviques y eseristas. Y lo hicieron desde las páginas del periódico del partido, Pravda, como quedó atestiguado en numerosos artículos y editoriales salidos de su pluma. Todavía en Suiza, Lenin exigió la ruptura absoluta con esa política desastrosa, y nada más llegar a Petrogrado lo plasmó en sus célebres Tesis de Abril, que proporcionaron al partido la nueva orientación política que culminaría con el triunfo en octubre. Lenin enfatizó su posición en la siguiente frase: “Ninguna confianza en el Gobierno Provisional, particularmente en Kérenski”.
    Las masas estaban llegando a las mismas conclusiones que Lenin, como Reed evidencia cuando cita las palabras de un soldado ruso: “Estamos en guerra con Alemania. ¿Invitaríamos a los generales alemanes a participar en nuestro Estado Mayor? Pues también estamos en guerra con los capitalistas y, sin embargo, los invitamos a participar en nuestro gobierno (...) El soldado quiere saber por qué lucha. ¿Por Constantinopla o por una Rusia libre? ¿Por la democracia o por los ladrones capitalistas? Si podéis demostrarme que lucho por la revolución, entonces marcharé al combate sin necesidad de ser obligado bajo amenaza de pena de muerte (...) Cuando la tierra pertenezca a los campesinos, las fábricas a los obreros y el poder a los sóviets, entonces sabremos que tenemos algo por lo que luchar y lucharemos por ello”. Estas palabras sencillas representan la instintiva oposición de clase a todas las coaliciones capitalistas, de ayer y de hoy, con los representantes políticos de las clases propietarias.
    Tras meses —que parecieron años— de constante sabotaje capitalista, de prolongación de la guerra, de ataques a las conquistas de la revolución, de amenazas a los bolcheviques y a la vanguardia de la clase obrera, todo descrito gráficamente por John Reed, la influencia de los bolcheviques entre la clase obrera, los campesinos y las tropas creció espectacularmente. Particularmente en agosto, tras la derrota del intento de golpe militar del general Kornílov, el látigo de la contrarrevolución dio un enorme impulso al proceso revolucionario. Los bolcheviques exigían la reunión del Congreso de los Sóviets de toda Rusia, así como que estos se hiciesen cargo del poder. “Rápidamente —escribe Reed— los bolcheviques lograron la mayoría en el Sóviet de Petrogrado, y lo mismo pasó en los sóviets de Moscú, Kiev, Odessa y otras ciudades”.
    Entonces, vuelve a señalar John Reed, los conciliadores, junto a la clase dominante, “decidieron que le tenían más miedo a Lenin que a Kornílov” y llevaron a cabo una política de dilación y sabotaje con el objetivo de debilitar y desarmar a las masas. “Mientras tanto, el Congreso de los Sóviets aparecía como una nube de tormenta cargada de relámpagos en el horizonte de Rusia (...) El mar de fondo de la revuelta ascendía y comenzaba a romper la costra que durante todos los meses anteriores se había ido formando lentamente en la superficie de la lava revolucionaria latente”.
    La insurrección y el poder
    El comité central bolchevique discutió la cuestión de llevar a cabo la insurrección, y contaba para ello con el apoyo de la inmensa mayoría de las masas. John Reed suministra numerosos ejemplos de esto y, como comprobarán los lectores por sí mismos, se trataba de una auténtica expresión de la voluntad y las aspiraciones del pueblo trabajador, los campesinos y los soldados, de las naciones oprimidas, y no del “golpe de Estado” que, con tanto cinismo e insistencia, esgrimen los comentaristas burgueses para descalificar lo que fue la revolución más participativa, democrática y popular de la historia.
    La clase obrera, el campesinado y los soldados, que comenzaban a impacientarse, abrazaron la revolución. “Sin embargo —señala Reed—, el ala derecha de los bolcheviques, bajo la dirección de Riazánov, Kámenev y Zinóviev, continuó su campaña contra la sublevación armada”. Reed también analiza la opinión tajante de Lenin una vez tenidas en cuenta todas las consideraciones: “Sólo caben dos posibilidades: o ponerse del lado de los Lieber-Dan y abandonar abiertamente la consigna de ‘Todo el poder a los sóviets’, o lanzarse a la insurrección. No hay término medio”. Y explica que “entre los cuadros, sólo Lenin y Trotsky eran favorables a la insurrección”.
    Las masas dejaron claro su acuerdo con Lenin y Trotsky:
    Entonces se levantó un obrero, con el rostro crispado de rabia:
    –Hablo en nombre del proletariado de Petrogrado –dijo con aspereza–. Nosotros estamos a favor de la insurrección. Haced lo que queráis, pero ya os digo que, si dejáis que aplasten a los sóviets, estaréis acabados para nosotros.
    Varios soldados se le unieron. Se volvió a votar; la insurrección fue aprobada.
    Una vez que la insurrección estuvo asegurada en Petrogrado, se extendió, aunque con cierto retraso, a Moscú y otras partes. John Reed describe de forma inolvidable los momentos que se sucedían durante la celebración del Congreso de los Sóviets, que aprobó la toma del poder:
    Continuaron otros oradores, aparentemente sin orden ni concierto. Un delegado de los mineros de la cuenca del Don pidió que se tomaran medidas contra Kaledín, quien podía cortar el aprovisionamiento de carbón y víveres a la capital. Varios soldados, recién llegados del frente, transmitieron el entusiasta saludo de sus regimientos... Finalmente, Lenin se puso en pie. Manteniéndose en el borde de la tribuna, paseó sobre los asistentes sus ojillos semicerrados, aparentemente insensible a la inmensa ovación, que se prolongó durante varios minutos. Cuando esta terminó, dijo simplemente:
    –Ahora procederemos a la edificación del orden socialista.
    En la sala se produjo nuevamente un sobrecogedor rugido humano.
    Escenas similares de emoción y júbilo estallaron en las trincheras cuando los soldados aclamaron el final de la odiada guerra, y en las fábricas, donde los trabajadores eran los amos. Igualmente, los campesinos dieron la bienvenida a la decisión del Congreso de los Sóviets que les invitaba a tomar el control de la tierra y los latifundios.
    John Reed relata también un incidente revelador sucedido cuando una delegación de cosacos, que en el pasado habían actuado como guardia pretoriana del viejo régimen, se presentó en el Smolny para ver a Trotsky y a Lenin:
    Les preguntaron si era cierto que el gobierno soviético tenía intención de repartir las tierras cosacas entre los campesinos de la Gran Rusia.
    –No –respondió Trotsky.
    Los cosacos deliberaron durante un rato.
    –Bien –dijeron–, ¿tiene el gobierno soviético la intención de confiscar las tierras de los grandes propietarios agrarios cosacos y repartirlas entre los cosacos laboriosos?
    A esto contestó Lenin:
    –Eso es cosa vuestra. Nosotros apoyaremos todas las acciones de los cosacos laboriosos (...) Lo mejor es empezar formando sóviets cosacos; estaréis representados en el CEC, y entonces el gobierno soviético también será vuestro gobierno.
    Los cosacos partieron, pensando mucho. Dos semanas más tarde, el general Kaledín recibía a una delegación de sus tropas.
    –¿Nos promete usted –le preguntaron los delegados– repartir las grandes propiedades de los terratenientes cosacos entre los cosacos laboriosos?
    –¡Por encima de mi cadáver! –respondió Kaledín.
    Un mes más tarde, viendo a su ejército desintegrarse ante sus ojos, Kaledín se saltó la tapa de los sesos.
    Con hechos, y no sólo con palabras; así cimentó el apoyo fervoroso de la aplastante mayoría de las masas el nuevo Estado obrero democrático:
    Ejército tras ejército y flota tras flota enviaban delegaciones a Petrogrado, “contentos de saludar al nuevo gobierno del pueblo”. Un día, delante del Smolny, vi llegar a un regimiento andrajoso procedente de las trincheras. Los soldados, flacos y demacrados, formaron ante la amplia entrada, contemplando el edificio como si dentro se encontrara Dios.
    La revolución mundial
    Así se abrió un nuevo capítulo glorioso para la clase obrera y la humanidad a escala mundial. La Revolución Rusa tuvo reverberaciones en prácticamente todos los países de Europa —detonando revoluciones en Alemania, Italia, Hungría...— y en todos los continentes.
    En medio de la agitación revolucionaria en Rusia, Trotsky tuvo tiempo para hablar con John Reed sobre las implicaciones internacionales de la Revolución de Octubre: “Al final de esta guerra, veo una Europa renovada, pero no por los diplomáticos, sino por el proletariado. La República Federal Europea —los Estados Unidos de Europa—, esto es lo que hay que conseguir. La autonomía nacional ya no es suficiente. La evolución de la economía exige la abolición de las fronteras nacionales. Si Europa continúa dividida en grupos nacionales, entonces el imperialismo retomará su tarea”.
    Los bolcheviques nunca concibieron una Rusia “económicamente subdesarrollada” preparada para el socialismo por sí sola. Desde que Carlos Marx y Federico Engels formularon los principios científicos del programa socialista, el socialismo implica una productividad del trabajo muy superior a la de cualquier país o continente bajo el capitalismo. En consecuencia, para llegar al socialismo, Rusia necesitaba alcanzar un nivel más elevado de producción incluso que EEUU, el país capitalista más desarrollado en aquel momento. Esto sólo sería posible sobre la base de la revolución mundial, y la Revolución de Octubre constituía precisamente el principio de la misma. Como Lenin explicó, el capitalismo se había roto por el eslabón más débil de su cadena.
    Toda la clase obrera europea, los pueblos oprimidos del mundo colonial y, hasta cierto punto, los trabajadores estadounidenses fueron inspirados por esos diez días que estremecieron el mundo y empujaron en la dirección marcada por sus hermanos y hermanas de clase rusos. En su camino chocaron principalmente no sólo con la fuerza del capitalismo, sino con las traiciones de sus propios dirigentes reformistas, que se negaron a seguir los pasos de los bolcheviques y la política de Lenin y Trotsky. El aislamiento de la Revolución Rusa fue el producto de su negativa cobarde a romper con el capitalismo.
    Dependiendo en gran parte de sus propios recursos, Rusia se convirtió en un puesto avanzado pero asediado, necesitando recurrir al racionamiento de sus escasos bienes. Esto llevó, en última instancia, al desarrollo de un estrato burocrático, reflejado en la victoria de Stalin, cuyo ascenso personificó dicho desarrollo. El crecimiento de la burocracia fue un lastre tremendamente oneroso para la economía planificada surgida de la Revolución Rusa. También significó que la burocracia usurpara el poder de los trabajadores creado por la revolución, para sustituirlo por su Estado autoritario, y que su política exterior provocara la pérdida de una serie de oportunidades favorables para que la clase obrera tomase el poder. El fracaso de la revolución alemana de 1923, la derrota de la revolución china de 1925-27 y, más tarde, el aplastamiento de la revolución española certificaron el carácter contrarrevolucionario de esa casta burocrática.
    A principios de los años treinta, Stalin y la burocracia temían que las llamas de la revolución española no sólo amenazaran el capitalismo, sino también el control del estalinismo sobre la propia Rusia. Si la revolución socialista hubiera triunfado y consolidado su posición después de que la heroica clase obrera española derrotara inicialmente el golpe fascista de Franco en los territorios fundamentales y más desarrollados del país, las revoluciones europea y mundial habrían vuelto a estar a la orden del día.
    Los capitalistas españoles huyeron al lado de Franco dejando detrás a sus sombras políticas. El programa y las políticas equivocadas de la dirección de las diferentes organizaciones obreras, sobre todo del Partido Comunista, fue lo que permitió a esas sombras adquirir sustancia, haciendo posible la reconstrucción del destrozado Estado capitalista y la derrota del glorioso proletariado español.
    No fue la única revolución descarrilada en el siglo XX. Lo mismo sucedió en 1968, cuando los trabajadores franceses protagonizaron la mayor huelga general de la historia, con diez millones de trabajadores ocupando las fábricas. O durante la Revolución de los Claveles, en 1974, cuando los soldados y los trabajadores acabaron con la dictadura en Portugal, nacionalizaron los bancos, pusieron el 70% de la industria en manos del Estado y los campesinos tomaron las tierras de los latifundistas. En un titular memorable, el diario británico The Times declaró que “el capitalismo estaba muerto” en Portugal. Fue una conclusión prematura porque los oficiales radicales del ejército y el Partido Comunista fueron incapaces de cimentar la victoria mediante una política semejante a la de Lenin y Trotsky en octubre de 1917.
    La crisis económica mundial iniciada en 2007-2008, de la que el capitalismo no se ha recuperado, ha abierto un nuevo período de inestabilidad social y política, con un incremento formidable de las luchas de la clase obrera y la juventud. En este proceso ha tomado forma un nuevo lenguaje para el movimiento de masas. El ejemplo de Bernie Sanders haciendo campaña a favor de una “revolución política” en EEUU es muy elocuente de lo que decimos. Desgraciadamente, Sanders no extendió su llamamiento a la necesidad de una revolución social y económica, sin la cual es imposible un cambio real. Pero los ataques de Donald Trump han desencadenado nuevos movimientos de masas, particularmente de la clase obrera y los jóvenes, que una vez más están buscando una salida socialista y revolucionaria. Fenómenos y procesos similares los vemos en el Estado español con la irrupción de Podemos, en Gran Bretaña con Jeremy Corbyn y en muchos otros países.
    La agitación social que recorre Europa y EEUU también se hizo eco de las revoluciones del norte de África y Oriente Medio, como se vio cuando la bandera egipcia ondeó en las protestas de los trabajadores de Wisconsin (EEUU) en 2011. Las revoluciones árabes fracasaron debido a la ausencia de uno de los ingredientes que sí estaba presente y fue vital para el triunfo de la Revolución de Octubre: un partido marxista de masas con una política probada y que basaba su estrategia en el movimiento de la clase obrera para tomar el poder.
    La Fundación Federico Engels, junto con Izquierda Revolucionaria en el Estado español y el Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT/CWI), trabaja arduamente para construir el tipo de partido revolucionario que en 1917 garantizó la victoria de la clase obrera en Rusia. Llamamos a todos los trabajadores y a la juventud, a las organizaciones que buscan una transformación socialista de la sociedad, a que se unan a nuestras filas no sólo para celebrar el centenario de la Revolución de Octubre, sino también para preparar las fuerzas que llevarán a cabo la nueva revolución socialista en Europa y en el mundo.
    Peter Taaffe
    Londres, 4 de septiembre de 2017