Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

LA STASI

Mikel Arizaleta
Estos días que se habla del Sitel democrático y del muro de Berlín de la DDR resulta iluminador y esclarecedor hablar de la Stasi de la República Democrática Alemana. Stasi es el acrónimo de Ministerium für Staatssicherheit, que era el Ministerio para la Seguridad del Estado, la organización principal de policía secreta e inteligencia de la República Democrática Alemana (DDR) y fue creada el 8 de febrero de 1950.

Hoy sus informes, estimados en 33 millones de páginas y de acuerdo con una orden de publicación de archivos secretos impuesta por el gobierno de la Alemania reunificada en 1992, están a disposición del público, incluyendo las fichas con datos personales. Así, por ejemplo, Timothy Garton Ash escribió The File: A personal History (El archivo: una historia personal) tras ver lo que la Stasi recogió sobre él. Y son muchos los alemanes, que han ojeado sus informes. Quienquiera puede saber cuándo, cómo y por quién fue espiado en la DDR, y eso tan sólo a los pocos años…

LO QUE EL MURO SE LLEVO

Bernardo Díaz Nosty

Con la caída del Muro de Berlín se derrumbó, por lo que sabemos ahora, mucho más que los bloques de hormigón que estos días demuele la simplicidad narrativa de la televisión. Cayó la historia misma, de la que sobreviven las anécdotas. El choque de dos concepciones sociales y políticas -la dialéctica que argumentó la Guerra Fría- se esfuma en la escritura mediática de las conmemoraciones.

¿Qué ingredientes construirán el imaginario de los jóvenes, que ven pasar por la historia-pantalla retazos visuales de la Segunda Guerra Mundial, Mayo del 68, el Muro de Berlín o la Guerra Civil, en mercaderías que presentan los grandes hitos como sucesos desposeídos de su naturaleza ideológica, política y cultural…?

En este país donde se reivindica la memoria histórica, recientes procesos de exhumación de cadáveres de la Guerra Civil han sido instrumentalizados como litigios de la actualidad. Se desvirtúa con ello el sentido último de la iniciativa o se cultivan protagonismos que, de…

GORLITZ, UNA CIUDAD DE LA EX-RDA, BUSCA REPOBLARSE CON VACACIONES PAGADAS A QUIERES HUYERON TRAS CAER EL MURO

• La localidad ha perdido a 30.000 habitantes en dos décadas


PFEILFRANÇOIS BECKER
GÖRLITZ
Vivir una semana de forma gratuíta en la antigua Alemania del Este, en un apartamento que parece que acaba de salir de un catálogo de muebles. Eso es lo que propone Görlitz, ciudad que se intenta repoblar tras la marcha de 30.000 de sus habitantes después de la caída del Muro.
En la calle de las Flores, en pleno centro de la ciudad, donde se encuentra el apartamento propuesto «para ser probado», varios edificios están abandonados, ennegrecidos de roña, y con los vidrios quebrados, al igual que 4.500 inmuebles de Görlitz calificados de insalubres.
El inmueble escogido para el programa de repoblamiento, en cambio, está enteramente renovado, la fachada es de un blanco reluciente y las escaleras enceradas. «Ha sido, a la vez, una experiencia de vida y una semana de vacaciones», recuerda Hans-Aloys, un hombre ya en la cuarentena que vive en la otra esquina del país, en una población cercana a la frontera h…

YO ESTUVE AL OTRO LADO DEL MURO

JOSÉ LUIS MENEZO CATEDRÁTICO DE OFTALMOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD DE VALENCIA
Una gélida y gris mañana del 3 de mayo de 1969, llegué al paso fronterizo Checkpoint Charlie por donde entré a Berlín oriental, cruzando un pasillo descubierto, entablado, entre dos torres de observación con dos ametralladoras apuntando hacia él.
Había recibido una invitación de la industria óptica de la Alemania oriental, Zeiss-Jenna, para asistir a un curso en el famoso hospital Charité sobre un fotocoagulador para tratamiento de ciertas patologías oculares. Recibí un telegrama en inglés que decía: "Tiene su visado en la estación de metro de Friedrichstrasse y el hotel reservado". Quedaba a la espera de los billetes de avión, ya que a Berlín sólo se podía entrar por aire desde Frankfurt con compañías de los países aliados.
Una vez en Berlín me aconsejaron atravesar el muro por el sector americano y así me presenté al otro lado. Por si alguno de los lectores no se acuerda, nuestro pasaporte de aquella é…