viernes, 20 de febrero de 2015

LOS DECENTES



@lecorbusier2



El otro día dialogando con un conocido mío, mucho más mayor que yo, mucho más sabio (que no lo soy para nada) y mucho más anclado en el planeta tierra que yo, hablando de esto de la política en general y del PP en particular, me dijo que si la política está llena de chorizos es porque le gente normal, es decir, la gente decente, se ha desentendido del asunto y esto ha dado como resultado que los sinvergüenzas ocuparan ese espacio que se ha quedado vacante por incomparecencia de los buenos ciudadanos. Es algo así como cuando en el siglo de la piratería o del oro español del desfalco a las Américas, que la falta de implantación de una autoridad marítima los océanos estos se llenaron de piratas, filibusteros y gente de mal vivir.
Ya sé que generalizar es malo pero desde mi punto de vista es una ejercicio sanísimo para este asunto (y para muchos) y si concretara más podríamos decir que la política, el mundo empresarial y otros estamentos sociales se han llenado de gente indecente es porque los decentes se desentendieron de la política y porque la gente que si supo que la política hay que adecentarla milita en partidos nada atrayentes para la sociedad como puede ser la izquierda de la izquierda aceptada por el régimen, no sabiendo leer estos ciudadanos decentes que significa lo español y que es en realidad España.
Si nosotros analizamos nuestro entorno nos damos cuenta que este país es un país de pillos y de triunfadores que se saltan la ley a la torera. Es lo que vende, es lo que nos gusta y es lo que nos hace ser socialmente aceptados por cerebros poco dotados para el raciocinio. Cuantas veces no hemos visto a amigos, conocidos o compañeros alardear de haber hecho un viaje de Madrid a Barcelona en tres horas (no tengo ni idea lo que se tarda en este trayecto) yendo a no sé cuantos kilómetros a la hora, muchas. O  a cuantos hemos oído decir que les encantaría ser concejal de urbanismo en cualquier ayuntamiento para robar, a miles. Y no digamos en referencia a la declaración de hacienda o las obligaciones fiscales de cualquier administración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario