martes, 3 de febrero de 2015

ESPAÑA-CORRIENTE ROJA: ADIÓS A UN PROLETARIO DEL FÚTBOL‏



Ayer (por la semana pasada) fallecía a los 48 años Wilfred Agbonavbare, el que fuera durante seis temporadas portero del Rayo Vallecano.

Wilfred fue uno de los ídolos más queridos por la afición de Vallecas. Nacido en Nigeria y de origen humilde, Wilfred se incorporó a la plantilla del Rayo Vallecano en la que permaneció durante seis años (90/96) y con el que vivió dos ascensos a primera división.

La vida de Wilfred es el testimonio de un inmigrante al que la vida no dio muchas facilidades y al que el futbol le permitió durante un tiempo breve escapar de la miseria.


Tras terminar contrato con el  Rayo recaló en el Ecija Balompié en el que permaneció una temporada. A los 31 años regresó a Nigeria y tras retirarse del futbol volvió a Madrid y encontró trabajo en la empresa del transporte MRW. Entre tanto, como explicaron sus ex compañeros del Rayo, gastó todo el dinero que había acumulado en intentar infructuosamente salvar la vida de su mujer que finalmente murió de cáncer.

Hace unos días, al darse a conocer su enfermedad, la Sra. Carmen, la mujer desahuciada de su vivienda en Vallecas, resolvió dar la mitad del dinero recaudado para ella por la afición del Rayo y el club para que pudieran venir desde Nigeria los tres hijos de Wilfred. Desgraciadamente ya no llegarán a tiempo de ver a su padre con vida.

El futbol no tiene solo mega estrellas, deportistas de elite, millonarios. Los Wilfred de este mundo se aferran al balón para salir de la miseria y en muchos casos lo logran de manera efímera. Wilfred acabó sus días como vecino de un barrio obrero, como un trabajador inmigrante más.

Desde aquí nos sumamos a las condolencias a los hijos, familia y amigos de Wilfred, a la afición rayista y a la Sra. Carmen que devolvió un gesto solidario con otro gran gesto solidario.

Nuestro adiós para siempre a un proletario del futbol.
Descansa Wylly.

Antonio Rodríguez
Ángel Luis Parras
(Socios del Rayo Vallecano)
28/01/2015
PINCHAR ENLACE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario