miércoles, 25 de febrero de 2015

GRECIAS-CO.BAS: ¡Toda la solidaridad con los trabajadores y el pueblo griego!


¡Fuera las manos de la UE de Grecia!
¡Suspensión del pago de la deuda griega!

   Pese a la intención del gobierno Tsipras de mantener el pago de la deuda pública y negociar las condiciones para ello, la UE y las potencias europeas no están dispuestas a abrir la mano del saqueo y la expoliación de Grecia.

   Estas aves rapaces alimentan los beneficios de sus bancos con el hambre, los desahucios y la desesperación del pueblo griego. Se llenan la boca de democracia pero no toleran un resultado electoral contrario a sus deseos. Pregonan la igualdad entre las naciones pero tratan a Grecia como a un país colonial. A la hora de la verdad, la UE se muestra como lo que es: una herramienta de atraco a los pueblos al servicio de los bancos y de los gobiernos de los grandes países imperialistas europeos.

   Actuando como bufón de la corte de la Merkel, el gobierno Rajoy reclama a Grecia el pago de los 26.000 millones de euros que tiene de deuda. Unos millones que puso en nuestro nombre para comprar deuda griega a los bancos privados y sacarlos del atolladero. Este es el talante miserable de Rajoy: sumiso hasta la vergüenza con los poderosos y altanero con los más débiles. ¡Que recupere el dinero del saqueo de Bankia, de las cuentas de Bárcenas, de sus amigos banqueros o los 1.500 millones del proyecto Castor, pero que dejen en paz al pueblo griego!


   En Corriente Roja pensamos que hay que poner en pie un movimiento de respuesta en toda Europa en defensa del pueblo griego, de su soberanía y del derecho del nuevo gobierno a reclamar que lo primero es garantizar pan, trabajo, techo y soberanía. El destino del pueblo griego no puede quedar en manos de la UE, de sus instituciones y tratados, cuya única función es garantizar las ganancias de sus bancos y multinacionales. Los trabajadores y la juventud europeos debemos ponernos al frente de la batalla contra el expolio de Grecia por parte de nuestros gobiernos, que es la misma política que nos aplican a nosotros.

   La suspensión inmediata del pago de la deuda por parte del gobierno Tsipras es la única forma de luchar por su soberanía nacional. Tsipras dijo este domingo en el parlamento griego que “no negociamos nuestra soberanía nacional, no negociamos el mandato del pueblo”. Pero su propuesta de oponerse a las condiciones del rescate y, al mismo tiempo, mantenerse a toda costa en el Euro, no encuentra acogida alguna en Berlín y en París. Ni siquiera una quita parcial de la deuda, que no cambiaría sustancialmente la situación del pueblo griego, es aceptada.
   La propuesta de Tsipras de ampliar el plazo de rescate para seguir la negociación es un primer retroceso de su programa y para colmo las potencias europeas exigen el mantenimiento de las privatizaciones, los despidos y las medidas de expolio.

   Desde la solidaridad incondicional con el pueblo griego, que el pasado jueves tomó las calles para decir que no son una colonia alemana, pensamos que no hay forma de romper con la espiral de pobreza y sumisión sin romper la subordinación a los tratados que permiten el saqueo del país y decretar la suspensión del pago de la deuda y nacionalizar los bancos.

Rodeemos de solidaridad a los trabajadores y al pueblo griego
   Desde Corriente Roja nos sumamos a los distintos llamamientos que se están haciendo en varias ciudades de Europa a convocar actos en apoyo a los trabajadores y el pueblo griego. Llamamos a todas las organizaciones políticas, sindicales, sociales y de derechos humanos a trabajar para impulsar concentraciones y manifestaciones en las distintas ciudades del estado Español en apoyo a Grecia. ¡Si gana Grecia ganamos todos!

¡Fuera las manos de la UE de Grecia!

¡Que el gobierno Rajoy cancele ya la deuda griega con el Estado Español!

No hay comentarios:

Publicar un comentario