viernes, 20 de febrero de 2015

El origen de la supremacía aérea de Israel Por Eli Cohen

El pasado mes de octubre, el IHS Jane Information Group publicaba un ránking de las potencias militares de Oriente Medio; en el primer puesto estaba Israel. Bussines Insider se hizo eco de la noticia y un experto consultado por el magazine declaró al respecto:
“Piloto a piloto, fuselaje a fuselaje, la Fuerza Aérea israelí es la mejor del mundo”
A menudo se escucha el tópico –especialmente cuando combate en los llamados conflictos asimétricos– de que Israel tiene la mejor Fuerza Aérea de Oriente Medio, o el Ejército más poderoso de la zona. Ambas cosas son ciertas. Aunque a muchos les pese que haya conseguido desarrollar unas Fuerzas Armadas de élite, es sobre todo en la Fuerza Aérea donde ha residido durante décadas la clave de su supervivencia.
En las guerras asimétricas (también llamadas de tercera generación) libradas en Gaza contra Hamás o en el Líbano contra Hezbolá, dos grupos armados que no poseen aviación militar alguna, el uso de cazas y helicopteros de combate por parte de Israel se ha entendido como un “abuso desproporcionado” y demás retahíla de calificativos que no resisten cualquier análisis medianamente elaborado. Sin embargo, dejemos a un lado a los cortoplacistas, y analicemos lo evidente: con una de las mejores fuerzas aéreas del planeta, si Israel quisiera llevar a cabo ungenocidio, éste se llevaría a cabo en un par de horas, sin necesidad de sacrificar a hombres sobre el terreno. Lo cierto es que si el Estado judío quería sobrevivir en un entorno hostil, debía tener el dominio del cielo. Sobre todo dado que es un país con un tamaño de 22.145 km cuadrados (el tamaño del estado de Nueva Jersey) y con una fisonomía estrecha (entre Jerusalén y el mar Mediterráneo hay apenas 50 kilómetros, y desde Netania a la línea verde, donde supuestamente estará la frontera con una hipotética Palestina, sólo median 14 kilómetros).  Sus enemigos, especialmente Egipto y Siria, que intentaron en tres ocasiones convertir a Israel en un solar deshabitado, debían quedar sometidos al poderío de las Fuerzas Aéreas de Israel (FAI)

No hay comentarios:

Publicar un comentario