domingo, 4 de octubre de 2015

“La RDA tenía como objetivo garantizar una vida digna, pero se asfixió la iniciativa de los individuos”


25 años después de la reunificación alemana, el economista Klaus Blessing recuerda el valor y los errores del régimen comunista de la RDA
"No se puede construir ninguna economía social si se basa la producción en la propiedad privada porque ésta está basada en el beneficio y no en el bien social"
Blessing ha escrito varios libros sobre la reconversión de la economía de la RDA tras la reunificación. En los 80 fue secretario de Estado de Minería y Metalurgia

En Alemania se habla mucho de la Ostalgie, ese sentimiento de nostalgia del Este, es decir, de la Alemania comunista. ¿Usted cree que existe un deseo de volver a la economía de la RDA?

Para ser sincero diría que hoy día mucha gente sí que echa de menos una economía socialista. Paso mucho tiempo de viaje y hablo con el público de mis conferencias. Y me da la impresión de que las personas de edad media que tenían 20 o 25 años cuando tuvo lugar la reunificación dicen a menudo: "Lo que ha venido con la reunificación no lo queríamos así". Y en algunos casos llegan incluso a pedir la vuelta de la RDA tal como fue. Yo personalmente tendría reparos en hacerlo.

Pero lo que está claro es lo que ahora tenemos con el sistema capitalista y que antes no existía: desempleo, gente sin techo, la libertad de viajar (como un sueño, pero que en realidad nadie se puede permitir), etc. No quiero decir con esto que la mayoría de las personas quiera de nuevo tener un socialismo como el que existió. Pero muchas personas son conscientes de la pérdida de conquistas sociales como el pleno empleo.

Pero en Alemania el paro oficial es residual, tan solo un 6%, y es una economía líder en exportaciones. ¿Cómo se explica entonces esto que comenta?

Hay muchas cosas que se podrían decir al respecto. El primer pensamiento que se viene a la cabeza es preguntarme por qué a los alemanes nos va bien. Porque vivimos a costa de otros países y ademas de una forma extrema. En la crisis griega, por ejemplo, Alemania obtiene un beneficio que ha sido calculado hace poco en 100.000 millones de euros.

En segundo lugar, Alemania no puede ser comparada con países del Sur, como los latinoamericanos, pero las diferencias sociales entre riqueza y pobreza cada vez son más extremas. Usted misma lo ha dicho en su pregunta, el 6% de paro es oficial, pero a ello hay que añadir los subempleados, los empleados a tiempo parcial o con contratos por tiempo definido... empleos con los que las personas no pueden vivir y que son subvencionados mediante ayudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario