domingo, 11 de octubre de 2015

EL CAPITALISMO FUNCIONA (la estafa VW)




@lecorbusier2



Me parto cuando oigo esta afirmación de manera contundente de los voceros que apuntalan este sistema. Resulta que en el asunto VOLSKSWAGEN (VW) (donde se ha estafado a millones de clientes, donde ha sido por casualidad la captura de la fechoría por una entidad privada) ha sido la formula demostrativa y generalizada que el capitalismo funciona, según estos, y no es así.
El capitalismo no solo no funciona sino que estafa y mata por esa dinámica intrínseca del mayor número de beneficios con el menor gasto posible. Si para eso tienen que pisotear y matar seres humanos no tengan duda que lo harán sin temblarles el pulso.
Dicho esto en el asunto que nos ocupa, es decir en el asunto VW, la estafa ha sido mayúscula ya que piensen ustedes fríamente la secuencia de todo ello; un cliente se decide por esa marca por su fiabilidad y “porque no le van a estafar” con una idea concreta de modelo, de consumo, y de potencia, y resulta que la marca conscientemente te vende algo similar a lo que tú quieres pero trampeado como vulgares rateros.  A la estafa le sigue el cachondeo con el arreglo del engaño masivo pero de una manera que el engaño no se arregla sino que te quedas con un producto que tu no deseabas porque después de modificar el programa tu vehículo tendrá menos potencia y el consumo será mayor (yo creo que la exigencia hubiera sido dar un coche nuevo de similares características a los estafados o en su defecto el coste del mismo).
A todo esto hay que añadir la intervención del gobierno alemán defendiendo, con los coros y danzas de la sección femenina de lame culos de los países de la Unión Europea, a la marca porque no defenderla supone defenestrar a toda la industria  automovilística europea cuando esto no es así, ya que si VW a estafado esta debe de pagar y no creo que esto puede afectar a otras marcas como por ejemplo Renault que hasta la fecha no ha estafado a ninguno de sus clientes. Para mí sería muy injusto que todas las marcas de automóviles sufrieran dichas consecuencias cuando ellas sí que han cumplido con el cliente y con las normas. Me hubiera gustado ver la reacción del gobierno alemán si en vez de ser una de sus empresas estrellas hubiera sido por ejemplo Dacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario