domingo, 13 de septiembre de 2015

GREENPEACE: ¿Sabes cómo suena una explosión bajo el agua? ¡Escúchalo!



Este correo es seguro.
Protejamos la vida marina del Ártico

La fauna ártica, con especies amenazadas como el narval, no se puede permitir ni los sondeos ni el petróleo. Ayúdanos a combatir y denunciar esta situación
 
Actúa!
El Arctic Sunrise navega ya en las aguas árticas de Groenlandia. Está allí para ser testigo de primera mano de los sondeos acústicos submarinos que la empresa noruega TGS Nopec realiza en busca de petróleo. Unas prospecciones en un ecosistema único ya muy amenazado por el cambio climático y la industria petrolera -empresas como BP, Chevron, Statoil o Shell han conseguido también licencias de exploración y perforación-.
Tras varios días de navegación, finalmente nos hemos acercado lo suficiente al barco que está disparando los cañones de aire hacia el fondo marino para ver si esconde petróleo. Hemos sumergido nuestras cámaras y micrófonos bajo el agua y hemos escuchado los cañones de aire cuando explotan las cargas cada 10 segundos bajo las aguas del Ártico, 24 horas al día, siete días a la semana hasta que cubran a finales de octubre los 7.000 km de transectos del sondeo. La intensidad de la explosiones es tal que los compañeros que estaban tomando las imágenes las han sentido en su cuerpo, a pesar de estar en una lancha sobre la superficie.
¿Cómo lo sentirá entonces la vida marina que tenga la mala suerte de toparse con ellas? Son cañonazos de 259 ensordecedores decibelios que, para hacernos una idea, si se emitiesen fuera del agua sería el equivalente a ocho veces el sonido que emite un avión de motor a reacción al despegar. Las consecuencias para especies como las ballenas o los narvales son fatales ya que dependen del oído para orientarse y comunicarse. Las explosiones pueden causarles pérdida de oído, alteración de sus rutas migratorias, estrés y mayor riesgo de quedar atrapados en el hielo.
Y todo para extraer las últimas reservas de petróleo, que deberían permanecer bajo tierra para no agravar todavía más el calentamiento del planeta. La vida marina del Ártico, con especies amenazadas, no se lo puede permitir. Ayúdanos a difundir este vídeo y a seguir luchando y denunciando las amenazas del Ártico.
Actúa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario