miércoles, 14 de enero de 2015

ESPAÑA: CONVOCATORIA DE LA MAREA BLANCA

El Partido Comunista de Madrid se suma a la manifestación que convoca la Marea Blanca el próximo Domingo 18 de Enero a las 12h de Neptuno a Sol.

Con ello queremos demostrar nuevamente nuestro rechazo a las políticas privatizadoras y de recortes con las que el Partido Popular lleva años diezmando nuestro derecho a la Salud pública, de calidad y universal en la Comunidad de Madrid. Su descabellado proyecto nos ha conducido:
- a urgencias y consultas, tanto de primaria como de especializada, completamente saturadas; 
- a una lista de espera quirúrgica en aumento a pesar de estar manipulada con las derivaciones a la privada; 
- a la elevación de los costes de los medicamentos y vacunas que ha llevado incluso a la imposibilidad de que padres vacunen a sus hijos o que nuestros mayores puedan costear toda su medicación; 
- al desmantelamiento de hospitales imprescindibles como el Carlos III, con la consecuente crisis epidemiológica  que supuso la llegada del ébola a nuestro país;
- a la exclusión del sistema sanitario de cientos de personas por su situación legal y económica, rompiendo así la universalidad de la asistencia sanitaria,...
Pero no satisfechos, hoy estamos viviendo el mayor de los sinsentidos de este Gobierno: lo que consideramos un auténtico genocidio contra los enfermos de hepatitis C al negarles la medicación que podría curar su enfermedad y salvar sus vidas. El Partido Comunista de Madrid condena con contundencia esta posición del Gobierno y no descartar emprender medidas legales contra él.

Desde el PCM queremos mostrar nuestro apoyo a estos pacientes, cuya lucha ha puesto de manifiesto, de la forma más cruel, los efectos del sistema capitalista. Un sistema en el que la mal llamada "colaboración público-privada" lleva a los gobiernos a dejar la investigación en manos de grandes fondos de inversión cuyo único objetivo no es la curación o los cuidados paliativos de los enfermos sino la obtención de beneficios monetarios. Para lograr sus objetivos estas grandes empresas fijan precios para los medicamentos basados en la capacidad de los gobiernos para pagar más o menos según el número de enfermos y la situación económica del país. Exactamente igual que haría un secuestrador pidiendo un rescate.
Los enfermos de hepatitis C se ven tan afectados por este sistema como cualquier otro paciente de nuestro mermado sistema público de salud, pero en su caso y de manera muy llamativa, el interés económico prevalece frente al interés médico. 
La responsabilidad del gobierno del Partido Popular en la situación de los enfermos de Hepatitis C comienza en julio de 2014, cuando votó en contra de una propuesta francesa presentada en la Comisión Europea para crear una plataforma europea que negociara el precio del Sovaldi (marca comercial del Sofosbuvir) con la empresa Gilead , propietaria de la patente. Esta empresa compró la patente por 11.000 millones de dólares a la empresa Pharmasset. Según algunos medios de comunicación Gilead ha negociado con el Gobierno español un precio de 25.000 euros (30.000 dólares aproximadamente) por el tratamiento. El precio pagado por la patente por Gilead es el equivalente al tratamiento de unos 367.000 enfermos españoles.
Resultado de esta negociación, de la que no han transcendido detalles, es el incumplimiento, una vez más, por parte de este gobierno, de la promesa hecha a los enfermos más graves de esta enfermedad de que recibirían el tratamiento prescrito. Además, ha fijado el techo de gasto para los tratamientos en 125 millones de euros (unos 5.000 pacientes) en lugar de asegurar el tratamiento a todas aquellas personas para las que esté indicado según criterios médicos.
La empresa Gilead pretende obtener exorbitados beneficios del dolor y la enfermedad de las personas, demostrando que el sistema capitalista es el causante de las situaciones más atroces a las que se enfrenta la humanidad. Pero es responsabilidad de los gobiernos permitírselo en lugar de defender el interés común de los ciudadanos.
En consecuencia, el gobierno del Partido Popular, es el último responsable de las muertes producidas por la Hepatitis C en España, ya que, pudiendo solucionar este conflicto, con su actitud y su visión sesgada de los problemas de la sanidad española no hace sino agravarlo.
Desde el Partido Comunista de Madrid exigimos al Gobierno del Partido Popular que suministre sin demora el tratamiento a todas aquellas personas afectadas por esta enfermedad que lo precisen, según los criterios médicos establecidos. Pero también creemos que la mejor manera de apoyar a los pacientes de hepatitis C pasa por la petición a la Comisión Europea , por parte de nuestros representantes en dicha institución, para que reconsidere la propuesta de creación de una plataforma común para negociar conjuntamente un precio justo por este medicamento. Así mismo, estamos convencidos de que no podemos, ni debemos, descartar la opción de tramitar la cesión obligatoria de la patente en caso de que Gilead mantenga su posición abusiva. 
Desde el PCM defendemos la creación de una investigación e industria farmacéutica públicas, al servicio de la salud de los ciudadanos y no de los intereses económicos de las grandes sociedades de inversiones.

Por todo ello hacemos un llamamiento a tod@s l@s ciudadan@s a secundar la manifestación del próximo domingo.
¡Luchemos juntos por recuperar nuestro derecho a la Sanidad Pública , de Calidad y Universal!

Salud y República.
Secretaría de Movimientos Sociales.
Frente de Acción Político Externa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario