jueves, 8 de enero de 2015

De aquellas firmas, estos problemas


Publicado el RD 1080/2014 que regula la Prevención de Riesgos Laborales en la AGE que es consecuencia del Acuerdo sobre asignación de recursos firmado por la mayoría de los sindicatos de la mesa general. Supone en la practica la desaparición de la prevención de riesgos en la administración.
Como ya informamos en su momento, el acuerdo firmado en noviembre de 2012entre el gobierno del PP y los sindicatos CCOO, UGT, CSIF, CIG y USO supone ladesaparición en la práctica del sindicalismo de base en la administración pública y afecta especialmente a la protección de la salud laboral en este ámbito.

A la llegada del PP al  gobierno una de las medidas que adoptó fue revertir todos los acuerdo firmados con estos sindicatos por los que disfrutaban de una cantidad ingente de liberados sindicales al margen de los que pudieran corresponderles por la representación obtenida. Esta “burbuja sindical” había sido mantenida e inflada por todos los gobiernos, del color que fueran, porque a cambio de estas prebendas los sindicatos garantizaban la paz social para poder ir poco a poco recortando nuestros derechos.


La supresión de estos liberados, además de una medida populista aplaudida por los sectores más reaccionarios de la prensa, lo que buscaba era crear un estado de pánico en estos sindicatos -absolutamente dependientes de estos “favores”- y se avinieran a aceptar cualquier medida que les plantearan con tal no entrar en quiebra técnica.

El Acuerdo sobre asignación de recursos y racionalización de las estructuras de negociación y participación desmantela la representación sindical elegida por los trabajadores, eliminándose cientos de Juntas de Personal y Comités de Empresa en la Administración. Se crean nuevos órganos de representación de ámbitos absolutamente inabarcables e inoperantes. Por ejemplo en el ámbito del Mº de Empleo, desaparecen los órganos de representación existentes (MEySS, INSS, TGSS, GISS, ISM, SEPE, INSHT…) y se sustituyen por una única Junta y Comité. Además los sindicatos firmantes se comprometen a desmantelar su estructura sindical de baseeliminando las secciones sindicales existentes y fundiéndolas en una única del mismo ámbito. A cambio, las cúpulas de los sindicatos firmantes vuelven a recibir del gobierno del PP decenas de liberados a tiempo completo que son gestionados directamente estas cúpulas y sin tener que ser elegidos por los y las trabajadoras.

Como suele ser habitual, el gobierno publica el pasado 24 de diciembre -con festividad y alevosía- el nuevo Real Decreto 1084/2014, por el que se modifica elReal Decreto 67/2010 de adaptación de la legislación de PRL a la AGE y que regula la mismacon unas nuevas limitaciones que provocarán el fin de la Prevención en nuestro ámbito. Esta nueva regulación en materia de salud laboral es aplicación de lo regulado en el citado Acuerdo y en concreto de lo regulado en el artículo 7 del mismo.

Si el RD 67/2010 ya era poco consistente por la falta absoluta de control o fiscalización real de los actos o dejaciones de las diferentes administraciones con competencias en Salud Laboral, ya que, tanto la Inspección de Trabajo como elInstituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo se limitan a realizarrequerimientos que no son atendidos o bien, a reconocer su imposibilidad de control, el nuevo RD 1080/2014 supone la desaparición en la práctica de las posibilidades de control sindical de la salud laboral.

Este nuevo escenario traerá para la Prevención un efecto devastador, reduciéndolo a la ineficacia absoluta y destruyendo la Prevención de RL en la AGE. Los Comités de Seguridad y Salud emanan de los órganos de representación (Juntas y Comités) y tienen los mismos ámbitos de actuaciónLa destruye porque la hace inoperante ya que donde, por ejemplo, había aproximadamente 70 Delegados de Prevención para cubrir un Ministerio  con este acuerdo habrá solamente 7.  Paralelamente sucederálo mismo con los Comités de Seguridad y Salud, puesto que donde había 7 para el ámbito Ministerial, solo quedará uno convirtiendo las reuniones en una torre de Babel sin sentido práctico.

Ahora, los mismos sindicatos que han firmado esto, en un ejercicio del cinismo al que nos tiene acostumbrados, pretenden eludir su responsabilidad en esta situación, como si no fuera su firma la que aparece al final del acuerdoPor nuestra parte, no vamos a dar por buena esta situación, estando ya preparando las medidas legales contra este atropello.

Ni un paso atrás en la lucha por el mantenimiento de la Prevención de Riesgos Laborales

No hay comentarios:

Publicar un comentario