miércoles, 14 de enero de 2015

ABC, DOBLE DIARIO PERO NO DE LA GUERRA CIVIL




@lecorbusier2



Me confieso, estoy leyendo el ABC. Pero no se crean que es porque me he hecho de derechas sino porque era el diario leído por mi abuelo, monárquico de toda la vida, y porque es un periódico que al llevar grapas se lee genial en el servicio. Debería de haber una ley de prensa que obligara a la prensa escrita a llevar grapas.
Hace unos cuantos lustros hice el coleccionable del “ABC, EL DOBLE DIARIO DE LA GUERRA CIVIL” ya que en Sevilla que como saben fue zona nacional, se editaba el este diario pero bajo las premisas de los fascistas, y en Madrid se editaba las noticias de la zona roja o republicana. Fue, según recuerdo en la publicidad de dicho coleccionable, el único periódico del mundo que se editaba a la vez en dos bandos en una contienda.
Pero los tiempos han cambiado. Ahora prevalece la zona nacional en sus páginas olvidándose de su sentir republicano y un día sí y otro también, nos desayunamos con un publirreportaje real. Lo último ha sido llamar gran estadista  a Felipe VI, personaje que como saben y si trabajara en el sector privado, todavía no hubiera pasado el periodo de prueba que marcan los convenios colectivos. El ABC se piensa o se cree que sus lectores son tontos, porque si no, no tiene otra explicación.
Pero vamos a lo que vamos. Si en el encabezamiento de mi post hablaba del “doble diario pero no de la guerra civil” me refería al actual. El ABC sigue siendo un doble diario porque es capaz (ahora parece que no) de vender el cuerpo de escultóricas transexuales tailandesas, pero antes el sufrido lector pasaba por la revista editada por la Conferencia Episcopal “Alfa Omega” como para advertirte que usted podrá irse de putas pero que le espera el infierno. Curiosa dualidad de placer y condena, y los placeres carnales y los celestiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario