viernes, 30 de enero de 2015

EL TAMAYAZO DE LEGANÉS Y LAS CONSECUENCIAS PARA L@S TRABAJADOR@S DE COCA-COLA EN FUENLABRADA‏

 

(Desoyendo las directrices de su partido y el compromiso que adquirieron en su día con

l@s trabajador@s de Coca-Cola, cinco ediles del PSOE de los ocho que componen el grupo

municipal socialista, se abstienen en la votación y avalan la ampliación del proyecto del

Parque Tecnológico LEGATEC en los terrenos donde está ubicada la planta de Coca-Cola

en Fuenlabrada)

 

 

El ex-alcalde Montoya rompe el PSOE y se alía con el PP para aprobar LEGATEC en contra

de la directriz de su partido


Los cinco ediles ‘montoyistas’, de los ocho que componen el grupo municipal socialista, han desoído las órdenes de PSOE Leganés y del PSM, arriesgándose a medidas disciplinarias, incluso a la expulsión del partido

Diamante negro (cartas) Carlos Delgado (ULEG): «Se siente el olor de la corrupción y los ruidos de cheque. Lo que está pasando es muy grave»


Diamante negro (cartas) Desde hace semanas se sabía que la traición acechaba al Secretario General de los socialistas de Leganés en el asunto de LEGATEC,  lo que le llevaría directamente a  incumplir el  compromiso que había adoptado y firmado con los trabajadores de Coca Cola Fuenlabrada, sin el apoyo del portavoz municipal y de parte grupo socialista en el Ayuntamiento de Leganés.  Y la felonía no provenía de sus adversarios o enemigos políticos. Era una infamia cantada en los ambientes políticos de Leganés. Y Santiago Llorente lo sabía; finalmente aparecería Efialtes y los persas pasarían por encima de los espartanos en el estrecho de las Termópilas. Una auténtica y reveladora lección sobre la deslealtad.
De hecho, tras la firma de ULEG e IU con los trabajadores de Coca Cola de Fuenlabrada el compromiso para no aprobar durante esta legislatura la ampliación de Legatec, elbuzón.esrequirió a Santiago LLorente sobre el rumor que aseguraba que finalmente se aprobaría con la ausencia de algunos ediles del PSOE. Llorente no contestó al requerimiento de elbuzon.es y, tres días después firmó, con aspecto de náufrago en una isla desierta, el compromiso con los trabajadores del campamento Fuenlabrada.
La infamia que se preveía se ha concretado hoy en el Pleno del Ayuntamiento de Leganés celebrado hoy con la abstención de los cinco concejales ‘montoyistas’ del grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento de Leganés —entre ellos, además del ex-alcalde y portavoz, Rafael Gómez Montoya, han manchado sus expedientesEmilia Quirós, Luis Martín de la Sierra, Ana Massó y Pedro Atienza. La postura de los cinco ediles del PSOE, tras un acuerdo secreto con el gobierno local del PP, ha posibilitado que el Pleno haya aprobado de manera definitiva, y por mayoría simple, la segunda fase del parque empresarial ‘Leganés Tecnológico’ (Legatec). El resto de los ediles socialistas, Óscar Oliveira, Manuel José Campos y Luciano Represa, han acatado las instrucciones del PSOE local y del PSM de votar en contra y de mantener el acuerdo firmado por el candidato a la alcaldía de Leganés, Santiago Llorente.
Durante el debate, el portavoz del grupo socialista, Rafael Gómez Montoya ha alegado que no hay «razones objetivas» para oponerse a este desarrollo, a pesar de que, según ha reconocido, el Grupo no estaba de acuerdo «al completo» con este desarrollo empresarial. Tras la intervención del ex-alcalde Montoya, el edil socialista Luciano Represa ha intervenido para recordar que el Grupo socialista «había recibido instrucciones del PSM para votar en contra de este expediente».
El candidato socialista, Santiago Llorente, ha mostrado su indignación por la actuación de los 5 concejales del Grupo Socialista de Leganés que se han abstenido en la votación en la que se decidía la ampliación del Parque Tecnológico LEGATEC. En el último Comité Electoral se aprobó una resolución que recordaba a sus concejales que debían votar en contra de esta ampliación al existir dudas fundamentadas sobre el proyecto. Por su parte el PSM envió ayer una comunicación a todos los concejales del Grupo Municipal Socialista en el que les recordaba la obligación de acatar la resolución del Comité Electoral.
Llorente ha señalado que «esta misma resolución establecía además que los concejales socialistas votarían en contra para evitar que alguien pueda acusar a PSOE de Leganés de tener algún acuerdo con el PP local y para evitar así colaborar en distintas cuestiones que están rodeadas de demasiadas sombras». Pero a Montoya y a los cuatro ediles afines les ha dado igual.
Llorente ha señalado que los cinco concejales que no han acatado la disciplina de voto«deberán responder ahora ante el Partido y acatar las medidas disciplinarias que pudieran aplicárseles y que podrían ir desde la apertura de un expediente disciplinario a la expulsión del partido». Los ediles, —según el candidato a la alcaldía del PSOE— que se han abstenido «no han acatado las instrucciones a sabiendas y no han respetando las líneas marcadas por su organización».
Santiago Llorente ha recordado que existían directrices muy claras al respecto de la votación de hoy y que «nadie puede decir que no las conocía». Todos los concejales socialistas con presencia en el Pleno recibieron esa resolución en la que se establecía la estrategia a seguir por el PSOE de Leganés en relación a los puntos más polémicos de la gestión del Gobierno del PP.
Se había establecido que el Grupo Socialista votaría en contra de la ampliación de LEGATEC, del rescate o adquisición de la Plaza de Toros por parte del Ayuntamiento o de las recalificaciones urbanísticas en suelo rústico para la construcción de viviendas en Leganés, entre otras cuestiones. Para los socialistas de Leganés, según Llorente «no existe ningún asunto institucional que afecte a los vecinos y vecinas de Leganés que justifique en estos momentos un acuerdo con el PP local por lo que no queremos ser cómplices de sus decisiones».
Según ha destacado Llorente, LEGATEC se implantó en la ciudad «como un nuevo desarrollo destinado a Investigación, Desarrollo e Investigación y no para ser un polígono más. Leganés tiene ya varios polígonos industriales que necesitan renovarse y adecuarse y no podemos permitirnos que LEGATEC sea otro más. Este parque tecnológico debe ser un referente en toda la región por esas características especiales».
Tanto ULEG como IU firmaron el pasado 4 de diciembre de 2014 un compromiso con los sindicatos de los trabajadores de Coca Cola en Fuenlabra para no apoyar la ampliación de Legatec durante esta legislatura. El Secretario General del PSOE local y candidato a la alcaldía, Santiago Llorente también lo firmó, tras permanecer algunos días ‘mudo’ debido a las diferencias y disparidad de posturas entre el portavoz y el secretario general de los socialistas leganenses.

Olor a corrupción y ruido de cheques

Los otros dos grupo de la oposición, los cuatro ediles de Unión por Leganés (ULEG) y los tres de IU, han permanecido fieles al compromiso que firmaron con  los trabajadores de Coca Cola y han votado en contra de la segunda fase de ‘Legatec’.
Durante el debate, un trabajador de Coca Cola ha interrumpido la sesión y recriminado al portavoz socialista, anticipándose a lo que todo el mundo sabía y que, finalmente, ha ocurrido. El alcalde ha pedido a Policía local que desalojase al asistente. «Me parece vergonzoso venir aquí a insultar», ha dicho el primer edil, mientras que el portavoz de IU, Raúl Calle, ha recordado que ésta era la «voz de la desesperación».
Por su parte, el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, ha parafraseado a Rafael Simancas cuando se produjo el ‘tamayazo’ al decir que, con el desarrollo de este Pleno, «se siente el olor de la corrupción y los ruidos de cheque. Lo que está pasando es muy grave», ha apostillado el portavoz y candidato a la alcaldía del partido vecinal. El Alcalde ha interrumpido al portavoz de ULEG para recriminarle la frase del ‘olor a corrupción y el ruido de cheques’  requiriendo  secretario para que lo hiciera constar ‘invitando’ a Carlos Delgado, «si hay algo,  a denunciarlo en el juzgado». Delgado le ha contestado asegurando que nadie iba a limitar su libertad de expresión y que el asunto de Legatec no acabaría con el Pleno, que ULEG seguiría controlando el polémico desarrollo urbanístico.
Carlos Delgado  ha escrito en su cuenta de twitter, como adelantando a sus ‘seguidores’ el guión de una novela negra, «sigue la pista del dinero, dicen los investigadores. El dinero y, casi más importante, las ‘facturas’, diría yo», sugiriendo que la postura de Rafael Gómez Montoyaobedece a un acuerdo secreto del portavoz socialista con el PP de Leganés para ‘olvidar el caso facturas’ en el que está implicado el ex-alcalde. Tiempo al tiempo. Delgado ha afirmado también que «el tamayazo de hoy del PSOE de Leganés, echándose a los brazos del PP, prueba la podredumbre de ese partido y lo condena a la insignificancia».

Incidentes del Comité de Empresa de Coca Cola

El Gobierno de Leganés ha emitido una nota de prensa en la que ha  condenado los altercados ocurridos durante la celebración del Pleno municipal en el que se debatía la aprobación la segunda fase de Legatec, y en los que personal del Comité de Empresa de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada, según reza la nota de prensa municipal  «ha proferido amenazas de muerte contra miembros de la Corporación y ha protagonizado episodios de violencia, como la ruptura de una de las puertas de acceso a la Casa Consistorial, que han finalizado gracias a la intervención de agentes de Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía».
Para el alcalde de Leganés, Jesús Gómez, «los episodios vividos esta tarde eran más propios de Batasuna que de personas que dicen luchar por su puesto de trabajo». El objetivo claro, señala Gómez, «era reventar la sesión plenaria e impedir, por todos los medios, la aprobación del Plan Parcial que permitirá el desarrollo de Leganés Tecnológico».

Amenazas de muerte

Los sucesos han comenzado cuando un miembro del Comité de Empresa de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada, presente en la tribuna de invitados del Pleno municipal, ha interrumpido la sesión entre insultos y amenazas de muerte contra el portavoz del Grupo Municipal Socialista,Rafael Gómez Montoya, y miembros del Gobierno municipal.
Tras el desalojo de esta persona, —prosigue la nota municipal— el resto de miembros del Comité de Empresa, presentes en las afueras del edificio de Casa Consistorial, han aporreado una de las puertas de acceso, llegándola a derribar, lo que ha obligado a la intervención de agentes de Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía. En dicha intervención ha resultado herido un cabo de la Policía Local, que ha precisado atención médica por la fractura de un dedo de una mano».

El Ayuntamiento emprenderá medidas legales

Tras los sucesos, la Policía Municipal ha denunciado los hechos en comisaría y ha abierto una investigación para determinar a los posibles responsables de estos episodios. Asimismo el alcalde de Leganés, Jesús Gómez, ha asegurado que «el Ayuntamiento emprenderá acciones legales contra los responsables de estos gravísimos altercados, puesto que como presidente de la Corporación no puedo permitir que ninguno de sus miembros sea víctima de insultos, episodios de violencia y, mucho menos, de amenazas de muerte como las proferidas esta tarde».
Asimismo, Gómez ha lamentado que «algunos miembros de la oposición hayan soliviantado a los miembros del Comité de Empresa de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada mediante comentarios y declaraciones que, en los días previos a la celebración del Pleno, han generado un clima de crispación totalmente ajeno al debate político»

No hay comentarios:

Publicar un comentario