jueves, 9 de marzo de 2017

#COBAS : SI ELL@S GANAN GANAMOS TOD@S


Desde el Sindicato Comisiones de Base (Co.bas), queremos mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad con los estibadores portuarios en su justa lucha contra la reforma del modelo de estiba que el Ministerio de Fomento quiere imponerles.
Al amparo de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (UE), el Gobierno y la patronal del sector pretenden llevar a cabo una bajada de salarios, recortes de derechos y precarización del sector, lo que vienen haciendo con todos los trabajadores/as cada vez que hablan de “liberalización”.
Detrás de esta declaración de guerra contra los estibadores está la oligarquía industrial y las multinacionales que operan en los puertos.
El papel de los puertos es sin duda clave para el conjunto del comercio para una península y su control está en manos de ese sector que se agrupa en torno a la PIPE (Plataforma de Inversores de Puertos Españoles), que agrupa, entre ellos a Noatum, propiedad de los grandes fondos de inversiones internacionales entre ellos J.P. Morgan; APM Terminals, propiedad de la más importante empresa de transporte marítimo del mundo –Maersk-; Mediterranean S.C. la mayor transportista mundial de contenedores; la constructora OHL de Villar Mir… Son ellos los principales beneficiarios de la “liberalización” de las tareas de estiba.
José Luis Almazán, vicepresidente de PIPE, arremete contra los estibadores porque se trata, dice, "de uno de los pocos colectivos que mantiene unos privilegios que son intolerables". Y sin sonrojarse siquiera, proponen “reducir costes” recortando el 60% en los salarios de los estibadores y reduciendo los ingresos a las arcas públicas de los beneficios de Puertos del Estado.
Comienzan así una campaña para intentar desacreditar a los estibadores/as y aislar su lucha. Ganan mucho, dicen, son una especie de mafia que controla los puertos... y ponen a todos los mercenarios de la pluma o de las ondas a trabajar por esa campaña.
Dicen que los estibadores ganan 60.000 euros al año, lo que es absolutamente falso, pero y si fuera cierto ¿cual es el problema? En un país de ladrones donde se rescatan banqueros, donde los corruptos campan a sus anchas, donde los salarios de miseria hacen que cada vez haya más trabajadores/as pobres, que alguien gane un salario digo o muy digno trabajando ¿es un delito? ¿un privilegio? Qué pretenden, que los trabajadores/a nos movilicemos y aplaudamos que a los que tienen un buen salario se lo quiten?, ¿Qué luchemos por la igualdad de la miseria?
Pasar de salarios medios de 2.200 o hasta 3.000 euros mensuales a salarios de 1.000, eso es la “liberalización”; Pasar de las actuales 1.542 horas efectivas de trabajo a las 1.876 que pretenden (y por menos dinero) eso es la “liberalización”. Y pasar de las bolsa de trabajo actual a la entrada de ETTs, subcontratas o jornadas a tiempo parcial, lo que padecemos millones de trabajadores/as, eso es la “liberalización” Y quieren que el resto de trabajadores/as y la sociedad nos sumemos a su liberalización y condenemos a los estibadores/as. ¡¡Nos toman por idiotas!!
Suman argumentos de desprestigio: los estibadores son unos “machistas”, discriminan a las mujeres a las que vetan para los trabajos de estiba.
Que entre la clase obrera, como en toda la sociedad, el machismo campa a sus anchas es una verdad tan innegable como lamentable. Tan verdad como que sus principales promotores son los que enarbolando la “liberalización” hacen leyes donde las mujeres, por el hecho de serlo, siguen cobrando peores salarios o pensiones.
La mejor respuesta la han dado las propias mujeres de la estiba:
Rechazar desde nuestra Asociación, cualquier intento de instrumentalización o utilización por parte del Gobierno, cualquier medio de Comunicación o cualquier organización, de nuestras justas reivindicaciones de igualdad para el acceso a las labores de estiba de las mujeres, que en ningún caso vamos a permitir sean utilizadas de ariete contra las justas reivindicaciones de defensa de los derechos laborales que están reclamando los Sindicatos.
Que no existe una discriminación generalizada de acceso al trabajo en la estiba en el conjunto de los puertos españoles, en los que desde hace años trabajan cientos de mujeres estibadores, sin que nos conste que hayan sido objeto de discriminación alguna, a diferencia de lo que viene ocurriendo en la SAGEP de Algeciras, que siendo un hecho aislado en el conjunto de la estiba, ha provocado que las mujeres nos asociemos para defender nuestro derecho Constitucional al Trabajo y a la Igualdad de oportunidades”
NUESTRO APOYO TOTAL Y ABSOLUTO A LAS REIVINDICACIONES DE LOS SINDICATOS DEL SECTOR, EN DEFENSA DE LOS DERECHOS LABORALES DE LOS ESTIBADORES Y ESTIBADORAS ESPAÑOLAS, ASI COMO A LAS MOVILIZACIONES QUE SE PUEDAN DAR, PORQUE LAS MUJERES ESTIBADORAS DE ALGECIRAS QUEREMOS TENER LA OPORTUNIDAD DE INGRESAR EN UNA ESTIBA CON DERECHOS LABORALES Y EN IGUALDAD”
El Gobierno que no para de alardear de patriotismo cuando de catalanes o vascos se trata, se muestra sumiso y rastrero cuando de la ordenes vienen de la Unión Europea. Y en rigor de la ordenes que benefician de manera clara a multinacionales, banqueros y oligarcas.
Hoy cuando la lucha por el pan, el trabajo y el techo, la defensa de las pensiones públicas y a cargo del Estado está en el centro de la batalla que los trabajadores/as debemos dar y por lo que con las Marchas de la Dignidad, saldremos de nuevo a las calles el próximo 25 de febrero y el 28 en Andalucía, la lucha de los estibadores/as la hacemos nuestra.
Porque es parte de una misma lucha por el empleo, por salarios dignos y con derechos, por acabar con los dictado de la Unión Europea y la Troika.
Hay que apoyar a los estibadores/as, los queremos con nosotros/as el 25 en las calles para decir:
¡¡NO A LA REFORMA!! ¡¡NO AL DECRETO LEY DE LA ESTIBA!!
¡¡NI UN PASO ATRÁS!!
¡¡SI ELLOS/AS GANAN GANAMOS TODOS!!
¡¡EL 25 DE FEBRERO TOD@S A LA CALLE!!
¡¡NO HAY CAMBIO SIN LUCHA OBRERA!!
¡¡VIVA LA LUCHA DE L@S ESTIBADOR@S PORTUARIOS!!
¡¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!!

Coordinadora Estatal de co.bas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada