lunes, 8 de febrero de 2016

#GREENPEACE: 250.000 abejas firman para defender su futuro. ¿Te sumas?



Este correo es seguro.
¡Ya tenemos 250.000 firmas de abejas! Falta la tuya

Ahora necesitamos que sumes tu firma, y la asocies a la de una abeja. Consígue la tuya, muévela en redes y ayuda a las abejas.
 
Actúa!
¿Te has parado a mirar alguna vez cómo vuelan las abejas cuando van de flor en flor realizando esa fascinante función que es la polinización? ¿O cómo paran en el aire antes de meterse en la colmena con el polen y néctar recolectados? Si no lo has probado te animamos a hacerlo porque además de bonito es muy relajante.
Nosotros sí lo hemos hecho y con la ayuda de una gente extraordinaria hemos capturado el vuelo de miles de abejas y lo hemos transformado en 250.000 firmas distintas. Porque las abejas se merecen todos y cada uno de nuestros esfuerzos para salvarlas y por eso desde Greenpeace lanzamos hoy esta iniciativa. El objetivo: unir cada una de esas firmas que las abejas nos han dejado a firmas de personas y aumentar la presión sobre el nuevo Gobierno en un año que será clave para su futuro. ¿Quieres saber cómo? Te lo explicamos todo en este vídeo.

2016: año clave para las abejas
Las abejas se enfrentan a muchas amenazas. Entre ellas están los plaguicidas demostradamente peligrosos producidos por algunas de las empresas más poderosas del planeta, como Syngenta, BASF o Bayer, pero también los gobiernos que actúan muy lentamente o instituciones que prolongan indefinidamente decisiones vitales para ellas. Afortunadamente, en 2013, después de casi 20 años de denuncias, se prohibió de forma parcial en la UE el uso de cuatro plaguicidas peligrosos para las abejas. A finales de 2015 tendría que haberse revisado la nueva información científica y decidir qué hacer con las prohibiciones.Esta decisión se tomará finalmente en enero de 2017 por lo que este año es fundamental para trasladar al nuevo Gobierno la presión de cientos de miles de personas y que entiendan que debemos seguir protegiendo a las abejas.

Por eso las prohibiciones deben ser totales y ampliarse a otros plaguicidas igualmente peligrosos. Solo en España, por ejemplo, están autorizados más de 300 productos peligrosos para ellas. Mientras tanto, las abejas siguen muriéndose, tanto aquí como en otros países.

Ahora que se acerca la primavera y las abejas se preparan ya para salir a polinizar los campos, queremos llegar a las 500.000 firmas para presentárselas al nuevo Gobierno y que se comprometa con la defensa de este animal clave en nuestros ecosistemas. Ya tenemos 250.000 de abejas, ahora necesitamos que el mismo número de personas se sumen a su protección. Súmate al enjambre y une tu firma a la de una abeja.
Actúa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario