lunes, 5 de diciembre de 2016

#OPINIÓN: QUE DICTADURA TAN RARA LA CUBANA (#Cuba)



Es muy rara la dictadura en Cuba, tan rara que me cuesta entender muchas de sus cosas o peculiaridades. Hasta donde yo sé, no tiene pinta, ni ese ha denunciado tampoco que existan millones de muertos por su represión en fosas comunes o cunetas. Tampoco tiene elementos como en otras dictaduras como que todos sus dirigentes sean tremendamente ricos, tengan cuentas escondidas en paraísos fiscales y escondan amantes por todo el mundo. Hay que ser muy tontos para en esta dictadura cruel y sanguinaria permita a los críticos del sistema utilizar Internet, abrir páginas contrarias al sistema socialista, criticar hasta la saciedad a los crueles Castro, y no digamos entrar y salir del país a su antojo invitados  por gente enemiga de Cuba, medios de comunicación o partidos políticos para difamar más que criticar, y luego volver al país y no ser detenida y conducida a un  campo de concentración, como le ocurre a Yoani Sánchez. Que raro es todo esto porque no entiendo que en esta dictadura cruel y sanguinaria se le permita a las madres de los "disidentes" encarcelados manifestarse una día a la semana en La Habana y encima financiadas por la CIA (demostrado). No entiendo nada de nada porque según la BBC (esto se les escapó) en las últimas elecciones a la cámara del pueblo (o como se llame su parlamento) se les permitió presentarte a los "disidentes" a titulo individual pero que no eligieron a ni uno porque los cubanos saben perfectamente que son unos arribistas que lo único que quieren es hacerse ricos como ocurre en todo el mundo libre. Tanta es la paranoia dictatorial que ni tan siquiera el PARTIDO COMUNISTA CUBANO puede presentarse como tal a las mismas y también sus miembros lo tienen que hacer a título individual. 

Si les soy sincero para mi la dictadura cubana es una mierda; porque una dictadura sin miles de muertos por la represión, las riquezas de los miembros de la misma con sus dineros fuera, las élites robando y explotando al pueblo, los abusos de autoridad, me sabe a poco. 

¡Ay cuanto echo de menos a la democracia franquista! 

jcn

No hay comentarios:

Publicar un comentario