miércoles, 7 de diciembre de 2016

#GREENPEACE: ¡Victoria en Dakota!



Este correo es seguro.
Protejamos nuestros entornos naturales

¡No queremos un oleoducto en Dakota ni un gasoducto en Doñana!

Actúa!
¡Hemos conseguido parar el oleoducto! La administración Obama (que aún está en el poder) y el Cuerpo de Ingenieros de la Armada han negado oficialmente los permisos de servidumbre para cruzar las zonas sagradas para los Sioux en Dakota. Es una importante victoria que ha sido posible gracias a vuestro apoyo y a la presión sobre los financiadores del proyecto, y a la valentía y dedicación de los ‘Defensores del Agua’ de la comunidad indígena de Standing Rock.
Han sido varios meses de lucha y protesta, resistiendo en el campamento de Standing Rock pese a los ataques y la violencia de la policía y la seguridad privada. Los ‘Defensores del Agua’ se han enfrentado a perros de ataque, sprays de pimienta, pelotas de goma y cañones de agua, pero finalmente han logrado paralizar el proyecto que amenazaba con contaminar sus tierras.
Tras la presión, se han negado oficialmente los permisos para cruzar la zona del Lago Oahe. Y ahora se realizará un estudio real de impacto ambiental, que faltaba en el proyecto original, para examinar posibles rutas alternativas. Queda mucha lucha por delante, pero esta victoria muestra que, cuando nos unimos, podemos cambiar lo que parecía ya una derrota. Greenpeace agradece a las más de 300 comunidades indígenas, aliados y veteranos de Standing Rock por ponerse en pie con todos nosotros y mostrarnos el camino a seguir.
La victoria de los ‘Defensores del Agua’ en Dakota resuena en todo el mundo, pero especialmente en España, donde otro entorno natural, el del Parque Nacional de Doñana, también está en peligro por los intereses de un proyecto energético basado en combustibles fósiles. Activistas de varias organizaciones están luchando también en Huelva para paralizar el proyecto que convertirá Doñana en un almacén de gas, y la semana pasada Greenpeace consiguió bloquear las obras durante más de dos días. Con tu ayuda haremos también posible que esta reserva de la biosfera quede libre de la ingerencia de Gas Natural Fenosa.
¡No queremos un oleoducto en Dakota ni un gasoducto en Doñana! 
Actúa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario