jueves, 20 de octubre de 2016

#GREENPEACE: Un cuento sobre ballenas



Este correo es seguro.
Esta semana se decide el futuro de las ballenas

La Comisión Ballenera Internacional votará la creación de un santuario en el Atlántico Sur. Diles que quieres que protejan las ballenas. 800.000 personas ya lo han hecho.

Actúa!
Fuera llueve, y aquí dentro mi hijo con fiebre da vueltas por el salón. Mi corazón anda dividido, parte aquí y parte en Eslovenia, donde esta semana la Comisión Ballenera Internacional podríaestablecer un santuario para ballenas del tamaño de Rusia e India juntas. ¿Haremos historia esta vez? ¿Serán los políticos lo suficientemente valientes para decidir que se cree otro santuario de cetáceos? ¿Podrá mi hijo cuando crezca seguir viendo ballenas?
Mientras escribo, le cuento la historia. ¿Sabes que la Comisión Ballenera Internacional se creó hace 70 años para repartir la caza de ballenas? Sí,entonces sí se podían cazar. Por suerte, desde entonces hemos ido consiguiendo protegerlaspoco a poco. En 1966 se prohibió la caza de la ballena azul, el animal más grande del mundo, cuya lengua puede pesar tanto como un elefante. Luego, en 1986, se estableció una moratoria a la caza comercial de ballenas. Y hace dos años se intentó establecer el mismo santuario que se vota esta semana, pero faltaron cuatro votos. Solo cuatro votos. Sí, lo sé, ¿cómo no va a querer alguien crear un sitio seguro para las ballenas y los delfines? Pues créeme: en este mundo de adultos, hay gente así.
Ahora tenemos una nueva oportunidad de avanzar hacia la protección de las ballenas. Hace menos de un mes teníamos muchas posibilidades de que este santuario se creara. Por eso pedimos el apoyo de la gente, y la respuesta ha sido inmensa: 800.000 personas han firmado. Pero las negociaciones de pasillo, con presiones de los países balleneros, parece que están venciendo una vez más al sentido común, y hoy no sabría decirte para que lado se está inclinando la balanza.
Me gustaría acabar el cuento de manera feliz. No puedo saber aún qué decidirá la CBI esta semana, pero no podrá ignorar las 800.000 personas que han firmado a favor de las ballenas. Y no me cabe duda que, ahora que la votación es inminente, firmarán muchas más para proteger estos animales magníficos. Como estoy segura que harías tú.
Celia Ojeda
Responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace España

Actúa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario