jueves, 9 de febrero de 2017

El PIE creará un Foro anual para construir un espacio político de convergencia

El alemán Gregor Gysi elegido presidente del Partido de la Izquierda Europea (PIE) en el V Congreso celebrado en diciembre en Berlín.




El Partido de la Izquierda inicia su quinta legislatura con vocación de ser un partido útil y con el reto de crear un foro anual que reúna a todas las fuerzas progresistas políticas, sindicales, sociales, ecologistas, fuerzas emergentes y socialdemócratas dispuestos a romper con el Neoliberalismo, que se oponen a la austeridad y al Capitalismo. También con 8 partidos más que entran en calidad de miembros, observadores o colaboradores.

El V Congreso del Partido de la Izquierda Europea, celebrado del 16 al 18 de diciembre en Berlín, se clausuró con una nueva dirección, encabezada por el alemán Gregor Gysi, que toma el relevo de la presidencia de Pierre Laurent, y un documento político aprobado con el 81% de los votos.

Gregor Gysi es miembro del Bundestag por Die Linke desde 2005 y fue portavoz del grupo parlamentario hasta el año pasado. Abogado de profesión, inició su carrera política en el Partido del Socialismo Democrático (PDS), partido que presidió entre 1989 y 1993. También fue, entre otras cosas, teniente alcalde de Berlín.

“Hoy comienza un nuevo capítulo de mi vida”, dijo Gysi tras ser elegido presidente del PIE. Valoró positivamente el trabajo realizado por los anteriores presidentes, describió la situación de profunda crisis en la que se encuentra Europa, habló del creciente incremento de la brecha de la pobreza, de la especulación como causa de la crisis. Se posicionó contra los paraísos fiscales, contra el TTIP y el TISA, contra la austeridad que destruye Europa, denunció el creciente militarismo en la Unión Europea y Alemania. También habló de la necesidad de dar soluciones a la crisis medioambiental y a la crisis de los refugiados, y eso se hace, aseguró, yendo a las causas del conflicto. Gysi criticó esta Unión Europea pero argumentó que no hay que abandonarla, en una apuesta decidida por la integración europea frente a los estados nación.

El nuevo presidente concluyó su intervención abogando por una Europa más activa, más luchadora e ilusionada, asegurando que su presidencia demostrará que hay otra Alemania muy diferente a la de Merkel y Shäuble.

EL Congreso también eligió a sus cuatro Vicepresidentes y a la Tesorera, con los que se completa la Presidencia del PIE. Pierre Laurent (PCF, Francia) ahora se convertirá en Vicepresidente del partido, junto a Maite Mola (PCE, España) y Margarita Mileva (La Izquierda Búlgara) que fueron reelegidos para un tercero y segundo mandato, respectivamente. Paolo Ferrero, Secretario General de Rifondazione Comunista (Italia) será el Vicepresidente entrante. La dirección fue elegida en una votación conjunta que contó con el respaldo del 67,6% de los votos, frente a un 24,5% que votaron en contra y un 8% que se abstuvo.

Los delegados aprobaron igualmente la lista de los miembros del nuevo Comité Ejecutivo y confiaron la responsabilidad de la Tesorería del partido a Brigitte Berthouzoz, del Partido de los Trabajadores de Suiza.

Unión frente al neoliberalismo

El Congreso comenzó la tarde del viernes 16 con un llamamiento a una Europa de la paz frente a la creciente militarización y la política cada vez más belicista de la UE. Lo hizo Bern Riexinger, copresidente de Die Linke, anfitrión del Congreso, quien fue el primero en tomar la palabra para dar la bienvenida a los más de 220 delegados y a los 118 invitados, llegados de 40 países.

Después de hablar de desempleo, desindustrialización, reducción de derechos y demás consecuencias de las políticas de austeridad, Riexinger se enfocó en la esperanza que representa la juventud que se opone al TTIP con grandes manifestaciones en Alemania y otros países, a la ley de desregulación del trabajo de Hollande en Francia, a los que votaron por el “no”en el referéndum italiano y a las fuerzas de izquierda que han crecido en Portugal, España y Eslovenia. Antepuso la solidaridad sobre la competitividad, especialmente la ejercida por el gobierno Merkel, al servicio de la industria alemana y los grandes bancos, destruyendo Europa. También denunció la política del ministro de finanzas de Merkel que sigue estrangulando a Grecia por pagar las pensiones. En este contexto concluyó su discurso subrayando la necesidad de unir todas las fuerzas políticas y sociales que quieran romper con el neoliberalismo.

Ejes de acción

Sobre la construcción de alianzas habló el presidente de Partido de la Izquierda Europea, Pierre Laurent, cuando presentó el documento político que al día siguiente se aprobaría con el 81% de los votos, y cuya principal decisión es la de crear un foro permanente anual que reúna a todas las fuerzas progresistas posibles. “Hay que trabajar con todas las fuerzas de izquierda opuestas a la austeridad y al Capitalismo, con todas las fuerzas de otros grupos políticos, sindicatos, fuerzas emergentes, fuerzas sociales, socialdemócratas dispuestos a romper con el Neoliberalismo, ecologistas y ciudadanos”. La esencia de la propuesta, resumió, es crear un nuevo espacio político de convergencia.

“Este es un documento para plantear la ofensiva” dijo Pierre Laurent. Explicó que es un documento de urgencia que propone “los ejes de acción para romper con la lógica liberal” y para dar respuesta urgente de la izquierda para cambiar Europa. Y detalló los puntos en economía, sociedad, paz, medioambiente, derechos, mujer, juventud, etc que conforman el proyecto con el que hoy se presenta la izquierda europea para avanzar en los intereses de la mayoría.

Pierre Laurent hizo también su discurso de despedida como presidente. Después de llevar seis años al frente del PIE y agradecer el trabajo de todos los que han trabajado en el partido durante estos años, dijo que seguiría trabajando con otras responsabilidades, sobre todo en el Foro.

De estos años valoró el fortalecimiento del partido “que tiene una base muy sólida en un momento muy importante en el que la socialdemocracia ha llegado a un callejón sin salida y nosotros somos la esperanza”. Habló del avance de la derecha radicalizada y de la extrema derecha. “Los pueblos de Europa nos necesitan más que nunca. No podemos permitir que estas fuerzas del capitalismo destruyan a los pueblos de Europa. Tenemos que enfrentarnos a este desafío, no sólo en Europa sino en todo el mundo tras la elección de Trump”. Este Congreso, concluyó, “marcará el inicio de una nueva etapa”.

El Congreso también aprobó una amplia batería de resoluciones como las que demandan la desmilitarización de Europa, la denuncia del régimen cada vez más autoritario de Erdogan, pidiendo la liberación de los presos políticos, y la defensa del proceso de autodeterminación de El Sahara, entre muchas otras.

Solidaridad y unidad

El encuentro se clausuró con toda la nueva dirección y los partidos adheridos sobre el escenario y las palabras de tres de sus vicepresidentes que se centraron en un mensaje, el de la solidaridad. “Solo juntos y con espíritu de solidaridad seremos capaces de avanzar. Sólo trabajando juntos podremos construir un mundo mejor”.

El presidente saliente, Pierre Laurent, ahora vicepresidente y con responsabilidad en el nuevo foro, también apeló al deseo de que la esperanza prime por encima de todo y confió que el mensaje de este Congreso sea el de la reunión y la unidad.
Maite Mola, tras felicitar a Pierre Laurent y a la vicepresidenta saliente, Marisa Matías, por el trabajo realizado durante estos últimos 6 años que han compartido juntos en la dirección, recordó que nos enfrentamos a tiempos complicados y “que tenemos que estar a la altura de las circunstancias y demostrar que somos el Partido de la izquierda europea”.

Durante el Congreso intervinieron muchos invitados internacionales, como los representantes del Foro de Sao Paulo, Jamal Zakari, del Polisario, Gjermund Skaar, del Partido de la Izquierda Socialista de Noruega y Kimitoshi Morihara, del partido Comunista de Japón, Juan Valdés, del Partido Comunista de Cuba, Rodrigo Cabeza, vicepresidente del PSUV venezolano, Mar García, del Partido Verde Europeo, Declan Kearney, de Sinn Féin, entre otros.

También intervinieron el coordinador de Transform!, Walter Baier, y las representantes de la Asamblea de Mujeres, que tuvo lugar por la mañana antes del Comienzo del Congreso, así como el recién elegido alcalde de Berlín Klaus Lederer y los responsables de los diferentes grupos de trabajo que explicaron su actividad durante estos últimos tres años.

En el Congreso no todo fueron palabras. Cuando Maite Mola recordó el legado del Comandante Fidel Castro todos se levantaron para guardar un minuto de silencio por el líder de la revolución cubana fallecido recientemente.

Publicado en el Nº 302 de la edición impresa de Mundo Obrero enero 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario