viernes, 4 de noviembre de 2016

#CCOO: “Las declaraciones de Rosell son un atentado a la igualdad laboral de las mujeres”


    La secrretaria de la Mujer e Igualdad de CCOO, Ana Herranz, lamenta las declaraciones del presidente de la CEOE, quien afirmó ayer en Castellón que la incorporación «definitiva» de la mujer al trabajo es un dato «positivo» pero supone un «problema» para que haya empleo para todos.
    04/11/2016.

    Rosell considera un "problema" que la mujer trabaje

    La secretaria confederal de Mujer e Igualdad de CCOO ha exigido una rectificación pública al presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Joan Rosell, quien aseguró ayer en Castelló que “la incorporación «definitiva» de la mujer al trabajo es un dato «positivo» pero supone un «problema» para que haya empleo para todos.
    Ana Herranz señala que esta afirmación es enormemente dañina para la igualdad laboral de las mujeres, en especial, para su derecho al acceso en el empleo en igualdad de condiciones, ya que puede amparar a un empresariado reticente a contratar a mujeres. Y es inaceptable que se manifieste en un cargo de una organización empresarial que cumple un papel clave en el Diálogo Social y que debe ser ejemplarizante en garantizar los derechos constitucionales de las mujeres y de la población trabajadora.
    La secretaria confederal de Mujer e Igualdad de CCOO recuerda también que los datos siguen revelando obstáculos añadidos para las mujeres en el acceso al empleo. Suponen ya el 56,1 %del total del paro, según datos de la EPA del 3ºTrimestre de 2016. Su salida del paro se ralentiza (solo 1 de cada 3 nuevos empleos creados en septiembre han sido para mujeres). Las mujeres siguen siendo las principales destinatarias del empleo a tiempo parcial (ocupan 7 de cada 10 empleos de tiempo parcial), con las consecuencias de bajos salarios, escasa posibilidades de promoción y brechas en protección social.
    Todo ello que es un indicativo de las discriminaciones en el acceso al empleo que persisten, lo que multiplica el efecto dañino y discriminatorio de las declaraciones de Rosell, por la resonancia que alcanzan entre el empresariado, dado el cargo que ocupa.
    Por ello, Ana Herranz insta a las autoridades laborales y a los organismos estatales de igualdad a que vigilen para que porque no se produzca ninguna discriminación en el acceso y permanencia de las mujeres en el empleo, como es su obligación. Y que se pronuncien en los casos declarativos con gran resonancia, como son estas declaraciones de Rosell. Que vigilen y sancionen en lo que corresponda.
    Ana Herranz, finalmente, lamenta que Rosell esté en clave de considerar secundario el empleo de las mujeres, cuando lo urgente, a juicio de CCOO, es exigir la puesta en marcha de un plan de choque para el empleo que contemple medidas específicas para las mujeres.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario