martes, 6 de septiembre de 2016

#CCOO: “Los datos del paro del mes de agosto no son malos, son pésimos”


    El secretario de Organización y Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, ha sido contundente a la hora de valorar los datos del desempleo del mes de agosto, los peores registrados en este mes en los últimos diez años: “Son pésimos”, tanto por el incremento del paro y la destrucción de empleo, y de la precariedad en la contratación, como por la caída de la protección a los desempleados.
    02/09/2016.
    Fernando Lezcano
    El número de desempleados ha subido en el mes de agosto en 14.435 personas y, lo que es aún peor, el empleo se reduce en 144.997 personas. Estamos ante los peores datos en un mes de agosto de los últimos años, una situación que refleja la enorme estacionalidad de parte del empleo creado en los últimos meses, vinculado al turismo.
    Según ha señalado el secretario de Organización y Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, los datos de la contratación son igualmente muy malos. “Continúa el deterioro de la calidad del empleo: el 93 % de los contratos registrados en agosto fueron de carácter eventual; menos del 5 % fueron indefinidos a tiempo completo, de manera que los contratos a tiempo parcial ya suponen uno de cada tres contratos firmados”.

    Otro dato o menos malo y preocupante que ha destacado Lezcano es el del gravísimo deterioro en la protección a los desempleados que afecta tanto a la cantidad como a la calidad: cada vez son menos las personas desempleadas que cobran prestaciones y cada mes que pasa la prestación es más baja. Con los datos publicados por el SEPE, la tasa de cobertura ya es de solo el 57 %, con un descenso del 1,4 % en comparación con el año anterior y el 33 % en relación a su valor máximo alcanzado en 2010, cuando llegó al 81 %.
    Ante este panorama, el secretario de Organización y Comunicación de CCOO, ha exigido que se mejore la protección a los desempleados y se garantice una Renta Mínima para las personas que peor lo están pasando. “Es indispensable que haya un Gobierno, un gobierno que cambie significativamente las políticas económicas y apueste por un cambio estructural del aparato productivo, que aumente suficientemente la inversión pública y una mejora de los salarios para impulsar la demanda interna y un aumento vigoroso del empleo y una rebaja rápida del paro.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario