martes, 22 de marzo de 2016

#GREENPEACE: Que no destruyan el corazón del Amazonas



Este correo es seguro.
Ayúdanos a defender la selva

El Gobierno brasileño parece pensar solo en los beneficios de las grandes corporaciones. Ayúdanos ahacerle cambiar de postura y a salvar el corazón de la Amazonía.
 
Actúa!
El río Tapajós, en el corazón de la Amazonia, alberga una incomparable biodiversidad. Sus aguas, repletas de vida, son el hogar de los delfines rosados y en sus orillas habitan especies como el jaguar. Además, los indígenas de la tribu Mundurukú dependen de este río y de su correcto funcionamiento para mantener su modo de vida, en equilibrio con su entorno natural. Un paraíso que podría desaparecer si se lleva a cabo la megapresa de São Luiz do Tapajós impulsada por el Gobierno brasileño y varias grandes corporaciones.

Este proyecto supondría construir un muro de 7,6 kilómetros, e inundaría una superficie del tamaño de la ciudad de Nueva York (729 km²). En el proceso se llevaría por delante lagos, formaciones rocosas, islas y otros hábitats de interés ecológico. Y tambiéninundaría parte de las tierras tradicionales del pueblo Mundurukú. Por este motivo, activistas deGreenpeace Brasil se han unido este pasado fin de semana a los jefes de la tribu Mundurukú. Han expresado su rechazo a este proyecto con pancartas como "Dejad correr el río Tapajós" o “Amazonia Libre de Presas. Río Tapajós vivo”.

Pero los intereses políticos están enfocados más en los beneficios de las grandes empresas, alimentando el círculo vicioso de la corrupción y el mal uso del dinero público. Otras represas en la Amazonía, como la gran presa de Belo Monte en el río Xingu, forman parte ya de la mayor investigación que se está realizando actualmente sobre corrupción en Brasil.
El Gobierno de Brasil sabe que hoy en día existen alternativas para suplir la demanda energética del país sin necesidad de sepultar bajo las aguas grandes regiones de la Amazonia. Las energías renovables, como la solar y eólica, podrían satisfacer las necesidades de abastecimiento de todos los brasileños, sin destruir la biodiversidad y la forma de vida de las comunidades locales.

Por eso hoy queremos pedirte tu apoyo. Te necesitamos para poder ayudar a los Mundurukú y a la selva amazónica. Sabemos que la campaña va a ser larga hasta que el Gobierno brasileño, con unos Juegos Olímpicos por delante, recapacite y entienda que no todo vale. Pero merecerá la pena. Ayúdanos a salvar el corazón de la Amazonía.
Actúa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario