lunes, 21 de marzo de 2016

Carmena no remunicipalizará el servicio de recogida de basuras

¿Estos son los Ayuntamientos del cambio?

 

 


Por Diagonal Periódico

 

El Ayuntamiento de Madrid argumenta dificultades técnicas relacionadas con la contratación del personal en su marcha atrás en la promesa de gestionar directamente la recogida de basuras.
00
El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid ha confirmado a Diagonal que el consistorio presidido por Manuela Carmena (Ahora Madrid) renuncia a remunicipalizar el servicio de recogida de basuras “por la dificultad e incertidumbre de crear una empresa de estas dimensiones” y por cuestiones relacionadas con el contrato del personal actualmente en plantilla de las empresas concesionarias.

A finales de año expiran los dos contratos que actualmente encomiendan el servicio a FCC, por un lado, y a una Unión Temporal de Empresas formada por ACS y Ferrovial. Pasado este tiempo, el Ayuntamiento sacará a concurso de nuevo este servicio, al que seguirán concurriendo estas empresas privadasahora con la obligación de cumplir las condiciones de contratación responsable aprobadas por el Consistorio.
En enero de 2015 la Comisión Nacional de la competencia incluyó las licitaciones en el servicio de recogida de basuras de Madrid en un listado de prácticas empresariales irregulares contrarias a la competencia, con arreglos entre las empresas concesionarias. El propio Ayuntamiento ha denunciado que, bajo las concesionarias, la limpieza ha dejado de lado a los barrios más desfavorecidos. Hace apenas tres años, un Expediente de Regulación de Empleo presentado por las concesionarias provocaría una huelga de recogida de basurasque pondría en la picota a la alcaldesa Ana Botella (PP). Son todos ellos motivos que dieron alas a la idea de una remunicipalización del servicio, aspiración con la que Ahora Madrid se presentó a las municipales de 2015.

Dificultades técnicas

En concreto, el área de la concejala Inés Sabanés ha explicado a Diagonal que la magnitud de la plantilla (de más de 1.900 personas) plantea dos dificultades para el proyecto, incluido como eje central del programa con el que Ahora Madrid se presentó a las municipales: rebasaría la tasa de reposición de personal de las administraciones públicas limitada por normativa estatal, y por la subrogación de la plantilla, que pasaría a interinaje y quedaría pendiente de presentarse a oposiciones para obtener plaza.
Los expertos en los procesos de remunicipalización han estudiado esta clase de problemas, y recuerdan que hay varias formas de acometer estos proyectos, en concreto una de ellas evitaría el problema que plantea el Ayuntamiento, es la creación “de una sociedad mercantil con capital 100% público” que reciba la encomienda: “Respecto a la prohibición de contratar nuevo personal en el sector público, la ley de presupuestos de 2015 permite la contratación temporal de nuevo personal para la prestación de servicios básicos y para las necesidades urgentes e inaplazables, el caso de los servicios públicos municipales”, señala Jordi Colomer i Missé en un análisis de junio de 2015 en el blog Ecología Política.
El proyecto no contaba con las simpatías de los sindicatos madrileños de limpieza de CC OO y UGT, cuyos portavoces se han mostrado varias veces públicamente en desacuerdo y han defendido más gasto en las licitaciones para que las empresas puedan contratar personal. Por su parte, CGT, favorable a la municipalización, ha declarado a Diagonal que el ayuntamiento no se ha puesto en contacto todavía con la organización para informar del nuevo planteamiento.
En el caso de Zaragoza, donde gobierna Zaragoza En Común con el apoyo de PSOE y Chunta Aragonesista, el Ayuntamiento ha obtenido informes jurídicos favorables sobre la posibilidad de subrogación de las plantillas ahora pertenecientes a las contratas como trabajadores de empresas municipales.
Fragmento del programa de Ahora Madrid para las elecciones de mayo de 2015.

109 nuevos camiones que pagará el Ayuntamiento

Una de las deficiencias del servicio subcontratado era el mal estado de la flota de vehículos de las empresas concesionarias. Por recortar costes, y por la propia incertidumbre de los nuevos procesos de concurso previstos para este año, éstas simplemente no han renovado los vehículos en mal estado. Será el consistorio quien compre 109 nuevos vehículos, como anunció antes de que trascendieran las intenciones de Carmena y Sabanés de volver a sacar a concurso el servicio. La inversión le supondrá al Ayuntamiento 35 millones hasta 2018: 8 millones de euros en 2016, 13,5 en 2017 y otros tantos en 2018.
El área de Medio Ambiente ha explicado a este periódico que esperar a la licitación del nuevo contrato habría supuesto “duplicar la espera a conocer los adjudicatarios”, con compras “que se tardan en hacer efectivas unos 7 o 9 meses”.
IMAGEN DE PORTADA: El Ayuntamiento anunció antes de su marcha atrás que invertirá 35 millones hasta 2018 en renovar la flota de camiones. / 

No hay comentarios:

Publicar un comentario