miércoles, 20 de julio de 2016

#USO: LA TEMPORALIDAD Y LA PRECARIEDAD VUELVEN A MARCAR LA REDUCCIÓN DEL DESEMPLEO



Las contrataciones para afrontar el periodo estival han repercutido positivamente en la creación de empleo. En el mes de junio, el paro registrado ha descendido en 124.349 personas y la Seguridad Social ha sumado 98.432 afiliados más, cifras más positivas desde septiembre de 2009.
Estas contrataciones se han dado sobre todo en Servicios, sector marcado por la estacionalidad y por la temporalidad del empleo. En junio, el paro ha bajado en 84.760 personas en este sector. Le siguen Construcción e Industria, con bajadas de 14.545 y 13.614 personas, respectivamente.
A pesar del aumento del número de contrataciones, los contratos indefinidos representan el 7,76% de la contratación total, porcentaje menor que en mayo, cuando la contratación indefinida supuso el 8,34% del total.
Que la temporalidad siga suponiendo más del 92% de la contratación no es una buena noticia para la recuperación del mercado laboral. No es de extrañar que la creación de este tipo de empleo, precario y temporal tenga su repercusión negativa en las arcas de la Seguridad Social y propicie que cada vez que hay que hacer frente a un pago extra en las pensiones contributivas se tenga que acudir al Fondo de Reserva, porque los ingresos que suponen estos empleos que se crean no contribuyen a sustentar el sistema público de pensiones y servicios. Es un parche sobre parche que mejora los números pero que no aborda el verdadero problema de fondo que tenemos a la vuelta de la esquina.
Además, la protección social sigue en caída, hasta el 52,9%. Menos de dos millones de desempleados están cobrando prestación, incrementando la brecha de pobreza de la que tantos organismos nos alertan. A pesar de descenso del paro en junio, la cifra de ciudadanos inscritos aún está por encima de los 4 millones de personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario