domingo, 28 de agosto de 2016

Comunicado del #PCE sobre el acuerdo final de paz en #Colombia



Consideramos un gran triunfo de las FARC-EP la inclusión que implica encarar la cuestión de la propiedad sobre la tierra y su concentración, la exclusión del campesinado y el atraso de las comunidades rurales.
Aumentar letra Reducir letra
En La Habana, Cuba, el 24 de agosto de 2016 y después de un enfrentamiento de más de 50 años y cuatro largos años de negociación, se ha firmado el histórico Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera entre las FARC-EP y el Gobierno de Colombia, que conducirá a la resolución definitiva del conflicto armado en el país, acuerdo que sin duda pondrá fin al enorme sufrimiento causado por el mismo.

El Partido Comunista de España quiere mostrar su alegría y su reconocimiento a quienes han sido artífices de este Acuerdo, de forma especial queremos destacar el papel vital que han jugado Cuba y Noruega como países garantes, así como Venezuela y Chile países acompañantes, también queremos señalar la importante implicación de nuestro camarada Enrique Santiago, del que nos sentimos orgullosos por su ya larga trayectoria en la lucha por los derechos humanos a nivel internacional.

La puesta en marcha del trascendental acuerdo, que será ratificado sin duda por el plebiscito que se realizará en Colombia en el mes de octubre, además de la construcción de la paz y la reconciliación nacional también implicará un aumento de la democracia participativa en Colombia, el aumento de la inclusión social y la utilización de las instituciones para resolver los conflictos. El pueblo colombiano va a ser sin duda el principal beneficiario de este acuerdo.

El Acuerdo Final recoge entre otras cuestiones que por la aplicación de los tratados internacionales sobre derechos humanos no puede ser suspendido éste ni siquiera durante los estados de excepción ya que dichos tratados prevalecen en el orden interno, además de la satisfacción de los derechos de las víctimas del conflicto.

Además de una especial atención a los derechos fundamentales de todos los grupos sociales vulnerables, consideramos un gran triunfo de las FARC-EP la inclusión que implica encarar la cuestión de la propiedad sobre la tierra y su concentración, la exclusión del campesinado y el atraso de las comunidades rurales que afecta especialmente a las mujeres, niñas y niños, y abordar el desarrollo y bienestar territorial.

El Acuerdo Final contiene 6 puntos vitales como la Reforma Rural Integral, la Participación política con una apertura democrática para construir la paz, el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas, la Solución al Problema de las Drogas Ilícitas, un acuerdo integral dedicado a las Víctimas y cómo se va a implementar el acuerdo a través de una Comisión de implementación y seguimiento.

El fin de la guerra traerá sin duda la paz a América, lo que facilitará los procesos de integración política, económica y social de América Latina y el Caribe como UNASUR o la CELAC y la independencia del continente de los EE.UU.

El PCE también se felicita de la transformación de las FARC-EP en un Movimiento que sin duda participará junto con los partidos y organizaciones ya existentes en un proyecto de una nueva Colombia con una izquierda potente que en poco tiempo será capaz desde la calle y las urnas de construir un nuevo país justo, solidario y en igualdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario