domingo, 28 de agosto de 2016

#CCOO: El turismo alcanza cifras records, la precariedad laboral en el sector también




    L a temporalidad de los contratos, la economía sumergida y los bajos salarios, no se toman vacaciones. No, desde luego, en el sector turístico, en el que pese a sus deslumbrantes cifras, el empleo no crece en cantidad y el deterioro de su calidad va en aumento.
    26/08/2016.
    Crece el turismo, aumenta la precariedad en el sector
    Los principales indicadores turísticos de lo que llevamos de 2016 crecen dos dígitos, confirmando las cifras del pasado año, un año de record turístico. Sin embargo, el crecimiento del empleo es muy inferior al crecimiento de visitantes y pernoctaciones, apenas crece en torno a un 5%, lo que pone de manifiesto un significativo aumento de las cargas laborales de las personas trabajadoras del sector.
    Se crea poco empleo, y además el empleo que se está creando es precario, a tiempo parcial y, en muchos casos, fraudulento, ya que se trabajan más horas de las contratadas. El 44% de los contratos es temporal, y el 41% de ellos son a tiempo parcial. Esta última modalidad supone también uno de cada cuatro de los contratos indefinidos.
    Para CCOO, un número de contratos temporales tan elevado esconde situaciones fraudulentas. Son contratos realizados con una duración temporal, pero que están cubriendo una necesidad permanente, e incluso los que están cubriendo una necesidad temporal no están respetando los requisitos exigidos para la celebración de los mismos, ya que cubren regularmente las temporadas altas turísticas y, por tanto, su modelo contractual debería de ser de fijos discontinuos.

    Este tipo de contrato, temporal y a tiempo parcial, el más utilizado por los empresarios del sector en los últimos años, supone que las personas que acceden al mercado laboral lo hacen de forma precaria y sin apenas derechos. Un panorama que se completa con los trabajadores y trabajadoras que son obligados a darse de alta en el régimen de autónomos para que corran con el coste de la cuota de Seguridad Social; los contratos formativos en fraude de ley que en muchos casos cubren puestos de trabajo habituales para ahorrarse el salario de un trabajador contratado, y la subcontratación y externalización de servicios, especialmente el de las camareras de piso que limpian y arreglan las habitaciones de los hoteles, con el objetivo de dejar de aplicar el convenio sectorial, precarizando aún más el empleo y rebajando los salarios en cerca del 40%.
    Desde CCOO lo tenemos claro: si España quiere seguir siendo uno de los destinos turísticos más importante del mundo, los empresarios deben invertir, en primer término, en recursos humanos, afrontando la apuesta por más y mejor empleo a fin de mejorar la relación precio-calidad-servicio, con el objetivo de conseguir que los millones de turistas que nos visitan se vayan con un alto grado de satisfacción.
    Un objetivo que sólo puede alcanzarse apostando por un empleo de calidad y con derechos, basado en contratos fijos y fijos discontinuos. Hay que aspirar, en resumen, a la maximización de la calidad turística “trabajador satisfecho, turista satisfecho”.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario