viernes, 29 de febrero de 2008

MARIANO RAJOY Y SU HUMANIDAD CON EL DIFERENTE


Como esta Mariano, con los moros, panchitos, sudacas, polacos y demás delincuentes de otros países, no para. Este hombre es un sinvergüenza al tratar a seres humanos como los trata todos los días en sus arengas militares, e intentarnos ponernos a los españolitos enfrente al inmigrante. Yo se que el los prefieres ilegales, para dar muchos más beneficio a los empresarios patriotas españoles que no tienen ningún escrúpulo en tenerlos como a perros.
Me tienen harto estos católicos de atrezo, que son abortistas en Londres y promiscuos en Madrid. Espero sinceramente que no ganen estas elecciones ya que sería una vuelta al pasado medieval español, con su derecho de pernada y todo eso que tanto echan de menos.
El Centro de Investigaciones Sociológicas, debería de hacer una estadística entre los militantes del PP para que supiéramos cuantos panchitos tienen en sus casas sirviéndoles, cuantos moro mierdas arreglan sus jardines, cuantas sudacas cuidan a toda su prole, y cuantos polacos les han dejado el butano. Claro está todos ellos sin contrato.
Tengo una duda, la niña de la que hablaba Rajoy, ¿sería mestiza? ¿Tendría los mismos derechos que una española, con su RH como dios manda, rubia y con ojos azules?

jueves, 28 de febrero de 2008

KOSOVO

Independencia en el Mundo Feliz global: la colonia de la OTAN en Kosovo Por Diana Johnstone*

"Quienes conocen la compleja verdad de Kosovo saben que las palabras de Aldous Huxley nunca resultaron más apropiadas: 'sabrás la verdad, y la verdad te volverá loco'." A lo largo del pasado fin de semana, la maquinaria propagandística occidental hizo largas horas extra para que pudiéramos celebrar el último milagro de la OTAN: la transformación del Kosovo serbio en el Kosovo albano. El robo desvergonzado, por parte de Estados Unidos, de territorio de alto valor estratégico perteneciente a otro pueblo, robo consumado con el objetivo de instalar una poderosa base militar, "Campo Bondsteel", en dicho territorio, es transformado, por parte de los influyentes medios de comunicación, en una acto heroico de "liberación nacional" destinado a convertirse en leyenda. Quienes conocen la compleja verdad de Kosovo saben que las palabras de Aldous Huxley nunca resultaron más apropiadas: "sabrás la verdad, y la verdad te volverá loco". Y lo cierto es que, en Kosovo, la verdad son letras dibujadas en la arena mientras el tsunami de la propaganda se acerca con estruendo. Sea como sea, la verdad está disponible: por ejemplo, en el texto, profundamente esclarecedor, que George Szanuely publicó en CounterPunch el viernes anterior a la declaración de la independencia. Otras veces, algunos pedazos de verdad pueden hallarse en los medios convencionales, principalmente en las cartas que los lectores envían a los periódicos. Así que, por infructuosa que pueda parecer de antemano la tarea de intentar parar la marea de una leyenda proclamada oficialmente, déjenme examinar, aunque sea sólo a partir de una pequeña gota de agua, este mar imparable de propaganda: me propongo analizar una columna de Roger Cohen titulada "El Nuevo Estado de Europa" y que apareció en la edición del día de San Valentín del International Herald Tribune. La columna de Cohen es un magnífico ejemplo del tipo de desprecio con el que se despachan los temas que tienen que ver con Milosevic, Rusia y los serbios. Escribe Cohen: "Slobodan Milosevic, el dictador, puso en marcha la marea nacionalista de Serbia el 24 de Abril de 1987, fecha en la que fue a Kosovo a declarar que los antepasados serbios serían deshonrados si los albaneses étnicos se salieran con la suya". Yo no sé de dónde sacó Roger Cohen esa referencia, pero lo que sí puedo asegurar es que no se encuentra en el discurso que Milosevic pronunció ese día en Kosovo. Y también puedo asegurar que Milosevic no fue a Kosovo a hacer declaraciones de este calibre, sino a discutir con los responsables de la Liga Comunista en la ciudad kosovar de Polje acerca de los serios problemas sociales y económicos de la región: además de problemas crónicos como la pobreza, el desempleo y la mala gestión de los fondos para el desarrollo aportados por el resto de Yugoslavia, la principal dificultad a la que se enfrentaba la provincia por aquel entonces era el éxodo constante de habitantes serbios y montenegrinos bajo la presión de los albaneses kosovares -algo, por cierto, que, en aquel momento, los principales medios de comunicación occidentales no tuvieron inconveniente en difundir. Por ejemplo, en una fecha tan temprana como la del 12 de Julio de 1982, Marvine Howe, reportero del New York Times, narró cómo decenas de miles de serbios estaban dejando Kosovo como consecuencia de la discriminación y de la intimidación ejercidas por parte de la mayoría étnica albana. Asimismo, Beci Hoti, Secretario del Partido Comunista de Kosovo, aseguraba que "la campaña de los nacionalistas [albanos] persigue dos objetivos [...]: primero, establecer lo que ellos denominan una república albana étnicamente limpia; y después, unirse a Albania para formar un Estado albano todavía más grande". Así, lo que hacía el señor Hoti -albanés, por cierto- era expresar su preocupación con respecto a las presiones políticas que estaban forzando a los serbios a dejar Kosovo. De ahí que asegurara que "lo que importa ahora es establecer una clima de seguridad y crear confianza". Asimismo, el 1 de noviembre de 1987, siete mese después de la visita de Milosevic a Kosovo, David Binder, reporto del New York Times, escribía: "los albaneses que ocupan cargos en el Gobierno [de Kosovo] han manipulado regulaciones y fondos públicos con el objetivo de apoderarse de territorio perteneciente a los serbios. Se han destruido banderas, iglesias eslavas ortodoxas han sido atacadas, se han envenenado pozos de agua y se han quemado cosechas. Además, jóvenes eslavos han sido apuñalados y grupos jóvenes de etnia albana han recibido órdenes de sus mayores de violar a chicas serbias". El objetivo de los nacionalistas radicales, se afirmaba en una entrevista que vio la luz en aquel momento, "[es una] Albania étnica que incluya la Macedonia occidental, el sur de Montenegro, parte del sur de Serbia, Kosovo y la actual Albania". De este modo, mientras que los eslavos huían de la violencia, Kosovo se estaba convirtiendo en lo que los albano-kosovares nacionalistas habían estado pidiendo durante años, y de forma especialmente vehemente tras el sangriento motín protagonizado en 1981 por los albaneses de Pristina -región "étnicamente pura" donde las haya--. Tal como aseguraban el New York Times y otros medios occidentales, en realidad éste fue el primer caso de "limpieza étnica" acaecido en la Yugoslavia posterior a la Segunda Guerra Mundial -una limpieza étnica, cuyas víctimas fueron los serbios--. Pese a que el "culto a la memoria" se ha convertido en la religión contemporánea, parece que unas memorias están más frescas que otras: huelga decir que pasados unos años, durante la década de 1990, el New York Times se había olvidado ya de lo que había contado durante la década anterior. ¿Por qué? Quizás fuera porque el bloque soviético ya se había derrumbado, con lo que la unidad de una Yugoslavia independiente y no alineada dejó de ser de interés estratégico para Estados Unidos. Pero volvamos a la visita de Milosevic a Polje (Kosovo) el 24 de abril de 1987. Aquel día, se produjo el siguiente incidente: cuando la policía local, que seguía las directrices dictadas por un gobierno de la Liga Comunista dominado por albaneses, cargó contra grupos de serbios que se habían reunido para protestar por la falta de protección legal en la que se encontraban, Milosevic pronunció unas palabras sencillas y espontáneas que iban a cobrar una gran notoriedad: "¡Nadie debería golpearos más!" -afirmó conciso. Si esto es "extremismo nacionalista", ¡quizás habría que recurrir a él con mayor frecuencia! Sea como sea, no logró encontrar rastro alguno de la afirmación que Cohen atribuye a Milosevic. En su discurso ante los delegados locales del partido, que se encuentra disponible en los archivos públicos, Milosevic hizo referencia a un "incidente lamentable" y prometió una investigación. Además, destacó que "no deberíamos permitir que las desgracias de la gente sean manipuladas por los nacionalistas, a quienes toda persona honrada debe combatir. No debemos dividir a la gente entre serbios y albaneses; deberíamos limitarnos a distinguir entre gente decente que lucha por la fraternidad, la unidad y la igualdad étnica, y gente contrarrevolucionaria y nacionalista". Recurro una vez más a Aldous Huxley en busca de algo de consuelo: "los hechos no dejan de existir por ser ignorados", escribió el escritor inglés. Sin embargo, también fue Huxley quien nos recordó que "grande es la verdad, pero aún más grande, desde un punto de vista práctico, es el silencio sobre la verdad. Con el sencillo expediente de dejar de mencionar ciertos temas, los propagandistas totalitarios han conformado la opinión de la gente de un modo harto más eficaz que si hubieran recurrido a las más elocuentes fórmulas". Sin ir más lejos, el pasado martes, el Ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, intentó desde Ginebra comunicar a los periodistas su honda preocupación ante la forma en que Estados Unidos estaba gestionando el problema de Kosovo. "Estamos asistiendo -decía Lavrov-- a la subversión de todos los fundamentos y principios de la legalidad internacional, que han sido ganados y establecidos como cimientos para la existencia de Europa con gran esfuerzo y a costa de dolor, sacrificio y sangre. [...] Nadie está ofreciendo un plan de acción claro y coordinado en caso de que se produzcan reacciones en cadena [en forma de otras declaraciones unilaterales de independencia]. [...] [Estados Unidos y sus aliados de la OTAN] están actuando calamitosamente en un asunto de suma importancia como el de la independencia de Kosovo. Esto es sencillamente inadmisible e irresponsable", dijo el ministro ruso. "Sinceramente, no consigo entender los principios que guían a nuestros colegas americanos, como tampoco logro entender a los europeos que han optado por esa misma línea de acción", añadió. Pues bien; resulta que, en su artículo del International Herald Tribune, Roger Cohen despacha tales consideraciones con cuatro palabras: "el oso ruso gruñirá". "Rusia gritará" -asegura. Por lo visto, el problema es que Rusia "ha apostado por el caballo equivocado". Así pues, parece que en la cuestión de Kosovo ni hay asuntos importantes en juego, ni hay principios que deban ser defendidos o rebatidos. Se trata sólo de gruñidos y apuestas: "Milosevic tiró los dados del nacionalismo genocida, y perdió", concluye Cohen. Así de fácil. Y el caso es que todo esto no es sólo una afirmación falsa; es una metáfora grotesca carente de significado. Lo que ocurrió fue que Milosevic intentó contener un movimiento secesionista armado, secreta pero efectivamente apoyado por la vecina Albania, por Estados Unidos y por Alemania, un movimiento que, al asesinar tanto a serbios como a albaneses leales al Gobierno, deliberadamente desencadenó la represión por parte de este último. Lo mismo que los estadounidenses en circunstancias similares, Milosevic confió demasiado en la superioridad militar y desatendió el terreno de la negociación política. Con todo, resulta interesante subrayar que hasta el propio Tribunal Criminal Internacional de la Haya, auspiciado por la OTAN, tuvo que retirar los cargos de "genocidio" que se imputaban a Milosevic por su actuación en Kosovo. Y esto fue así por la sencilla razón de que nunca hubo un ápice de evidencia para tales cargos. Ahora Milosevic ya no está vivo, y Rusia queda lejos. ¿Qué pasa con los serbios que viven todavía en esa región histórica de Serbia llamada Kosovo? Cohen liquida esta cuestión con pocas palabras: "algunos de los 120.000 serbios de Kosovo deberán ir haciendo las maletas". Ya lo dijo Huxley: "el propósito del propagandista es hacer que un grupo de gente olvide que otro grupo de gente está formado por seres humanos". Es en este punto en el que se pueden empezar a decir cosas como que de lo que se trata es de que parte de los serbios de Kosovo "hagan las maletas y se larguen". El "caso único" Rusia ha advertido que la independencia de Kosovo sentará un precedente peligroso, pues puede animar a otras minorías étnicas a seguir el ejemplo de los albaneses y exigir la secesión y la creación de un estado independiente. En cambio, Estados Unidos ha despachado tales temores aduciendo simplemente que el de Kosovo es un "caso único". Aunque, bien mirado, ¡claro que Kosovo, como todos los casos, es un caso único! De hecho, es el único "caso único" reconocido por Estados Unidos, por lo menos -eso sí-- hasta que el próximo "caso único" aparezca. Cuando los criterios legales se tiran por la borda, los "casos únicos" se suceden uno tras otro. El carácter "único" reivindicado por Estados Unidos es una construcción de la propaganda. El caso de Kosovo echa sus raíces en la supuesta represión "única" de Milosevic contra el movimiento secesionista armado. Pues bien; tal represión en ningún caso fue "única": el de la represión ha sido un procedimiento corriente y moliente, al que se ha recorrido a lo largo y ancho de la historia y del mundo en circunstancias similares. Se trata de un método deplorable -eso no ofrece duda--, pero en ningún caso "único". De hecho, fue menos importante en términos de intensidad que otras operaciones anti-insurgencia mucho más sangrientas y duraderas, como las de Colombia, Sri Lanka y Chechenia, por no mencionar Irlanda del Norte, Tailandia y Filipinas. Y, a la inversa de lo que ocurre con las operaciones de contra-insurgencia que se llevan a cabo en Irak y Afganistán, operaciones que se saldan con la muerte de un número de civiles incomparablemente superior, la de Kosovo fue llevada a cabo por el gobierno legal, democráticamente elegido, no por un poder instaurado por fuerzas foráneas. El carácter "único" que presenta la propaganda, pues, constituye una abstracción completamente alejada de la realidad. Huelga decir que, como cualquier lugar del planeta, Kosovo es ciertamente "único". Pero lo es en un sentido y bajo un conjunto de circunstancias que nada tienen que ver con las razones aducidas por Estados Unidos para convertir el país en un puesto miliar del Imperio. En cualquier caso, para saber en qué sentido Kosovo puede ser un "caso único", uno tiene que interesarse por Kosovo. Yo lo he hecho. Visité Kosovo antes de la guerra que inició la OTAN en 1999, cuando recorrí la región, por mi cuenta y con el mero objetivo de ir observando, en un Skoda familiar. Corría el mes de agosto de 1997. Conducir en Kosovo era entonces algo peligroso, en parte por el gran número de perros muertos abandonados en el camino, y en parte también por el hábito de los conductores locales de adelantar a los vehículos lentos en las curvas de las carreteras de montaña. Un día, en el norte de Kosovo, justo a las afueras de la ciudad de Zubin Potok, ocurrió lo inevitable: una colisión entre vehículos dejó tras de sí un alto número de víctimas y ocasionó el corte de la carretera, de sólo dos carriles, durante las largas horas que necesitaron los servicios médicos y la policía para restituir la normalidad en aquel tramo. Privada de la posibilidad de proseguir hasta Pristina, decidí volver a Zubin Potok para matar el tiempo sentada en la sombra de la terraza de algún restaurante que pudiera encontrar. Y así lo hice. Al cabo de un rato, me encontraba sentada en un establecimiento del que era la única cliente. El solitario camarero, un joven alto y buen mozo llamado Milomir, aceptó amablemente mi invitación de sentarse en mi mesa y charlar mientras bebía vasos y más vasos de un delicioso zumo de fresa. Milomir se alegró mucho de poder hablar con alguien a quien la ciudad francesa de Metz, que él había visitado como estudiante y recordaba con cariño, le resultara familiar. Le encantaba leer y viajar, pero en 1991 se casó y ahora tenía que trabajar para mantener a sus dos hijas. Milomir me contaba que, aun habiendo estudiado en la universidad, sus perspectivas laborales eran escasas y modestas, lo que lo obligaba a permanecer en Zubin Potok. Y Europa era coto vedado: aun si pudiera conseguir un visado, lo que resultaba prácticamente imposible siendo serbio, se encontraba con la barrera lingüística que supone no hablar otro idioma que el serbo-croata. Había estudiado algo de ruso como lengua extranjera -le encantaba la literatura-- y albanés, pero con eso no bastaba. Decía que el albanés lo había aprendido para poder comunicarse con la población albanesa de Kosovo, que era mayoritaria. Pero tal comunicación era difícil. Milomir decía estar a favor de una sociedad bilingüe, y aseguraba que todo el mundo en Kosovo debería aprender serbio y albanés, lo que desagraciadamente no era el caso. En efecto, las generaciones más jóvenes de albaneses rechazaban estudiar serbio y, en su lugar, aprendían inglés. La ciudad de Zubin Potok se encuentra cerca de una presa sobre el río Ibar construida a finales de los años setenta para generar energía hidráulica. El trayecto de Novi Pazar a Zubin Potok lo había recorrido a través de una carretera que bordea un lago artificial de 35 quilómetros de largo originado por la presa. Iba buscando en vano un lugar agradable para parar a descansar, y advertí que había restos de antiguas villas construidas en la ribera del Ibar antes de que la presa fuera levantada. Pregunté a Milomir sobre estas villas y me dijo que sí, que el lago artificial había anegado un conjunto de pueblos antiguos de población étnicamente mixta pero sobre todo serbia. Las autoridades comunistas albanas de Pristina habían decidido reubicar esta población -unas 10.000 personas-- fuera de Kosovo, alrededor de la ciudad de Kraljevo. Este constituía un ejemplo menor de las medidas administrativas tomadas años atrás, antes de que Milosevic ocupara el poder, cuando los albaneses gobernaban la provincia a través de la Liga Comunista local. Milomir no se estaba lamentando: simplemente contestaba mis preguntas. Me explicaba que iba muy de tarde en tarde -siempre en autobús, porque no tenía coche-- a la ciudad más cercana, Mitrovica, pues tenía miedo de ser apaleado por grupos de albaneses. Por lo visto, realidades como ésta eran de lo más común en una época durante la que los medios occidentales nos contaban que los albaneses de Kosovo estaban siendo aterrorizados por la represión serbia. Mientras charlábamos, llegó un amigo de Milomir y la conversación adquirió tintes más claramente políticos. Se acercaban elecciones presidenciales, y los dos jóvenes querían saber qué candidato era en mi opinión el mejor para Serbia a los ojos del mundo. Milomir se inclinaba por Vuk Draskovic, y su amigo por Vojislav Kostunica. A ninguno de los dos les pasó ni por un instante por la cabeza votar a Milosevic o a Seselj, el líder nacionalista del Partido Radical. Zubin Potok hoy No tengo ni idea de lo que ha sucedido con Milomir, su mujer, sus dos hijas y su amigo. Zubin Potok es el municipio más occidental del norte de Kosovo -una región marcadamente serbia--. Leo a través de Internet que la población de Zubin Potok (incluidas las localidades de los alrededores) prácticamente se ha duplicado desde que yo pasé por la zona. Ahora viven allí unos 14.900 habitantes, entre los que se incluyen los cerca de 3.000 serbios expulsados por la mayoría albana de otras aéreas de Kosovo, 220 refugiados serbios de Croacia y 800 albaneses. El gobierno local se encuentra en manos del Partido Democrático serbio de Vojislav Kostunica, pero también forman parte de él dos representantes albaneses. Hasta la fecha, escuelas, hospitales y otros servicios públicos, al igual que el grueso de la actividad económica local, han funcionado principalmente gracias a los subsidios procedentes de Belgrado. Conviene advertir, pues, que la declaración de independencia de Kosovo puede desatar una verdadera crisis al cerrar el grifo del que manaban tales subsidios, unos subsidios vitales para la salud social y económica de la sociedad kosovar y que un Kosovo "independiente" no puede suministrar. Sorprende, pues, que se den fenómenos como la proliferación de bandas musicales de nacionalistas albaneses que están declarando que Zubin Potok "es albano" y que debe ser "liberado de los serbios" (1). La Unión Europea, por su parte, está empezando a tomar medidas para garantizar ley y orden en la zona. Pero el "orden" que dice estar garantizando es el definido por los nacionalistas albaneses. ¿Y qué puede significar eso para gente como Milomir y su pequeña familia? La respuesta que Roger Cohen da a esta pregunta es bien fácil: "¡que hagan las maletas y se larguen!" A todo eso, Serbia se ha convertido ya en el país europeo que acoge a un mayor número de refugiados, por lo general víctimas de la "limpieza étnica" practicada en Croacia y en Kosovo. Y los serbios no pueden obtener visados o gozar de la condición de refugiados en Europa occidental, pues han sido etiquetados como los "tipos malos". Sólo sus enemigos gozan del derecho a ser "víctimas". Antes y DespuésAntes de la guerra de la OTAN y de la ocupación, Kosovo era, pese a todo, una sociedad multiétnica. La acusación de estar practicando el apartheid de la que eran objeto los dirigentes serbios era, sencillamente, propaganda albana. Los líderes nacionalistas albaneses escogieron usar ese término de robustas connotaciones para describir su propio boicot a los serbios y a las instituciones serbias. Cualquier acción policial contra un albanés, fuera por la razón que fuera, desde la participación en grupos rebeldes armados hasta la comisión de un crimen común, era descrita por la Red Albana para los Derechos Humanos, que estaba financiada por el gobierno de Estados Unidos, como una "violación de los derechos humanos". En este contexto, no deja de resultar sorprendente que los gobiernos serbio y yugoslavo permitieran la constitución de un "gobierno de Kosovo" separatista y rayano en la ilegalidad, el gobierno liderado por Ibrahim Rugosa, y que se estableciera en el centro de Pristina, lo que le permitía ir recibiendo regularmente a periodistas extranjeros, refocilados con historias truculentas que mostraban el grado de opresión de los albaneses bajo la bota de los temibles serbios. Pero conviene no olvidar que las leyes eran las mismas para todos los ciudadanos, y que había un buen número de albaneses en el gobierno local, de modo que, si hubo casos de brutalidad policial -¿en qué país no se dan casos de brutalidad policial?-, los albaneses no se hallaban más desprotegidos que sus vecinos serbios. Es más: de hecho fueron los serbios quienes desarrollaron cierto temor hacia los albaneses. En efecto, conviene aclarar que sólo fuera de Kosovo podía creerse con un mínimo de seriedad que eran los albaneses los que se hallaban bajo la amenaza de "limpieza étnica" e incluso de "genocidio". Pues lo cierto es que quienes tenían miedo, quienes hablaban de mandar a sus hijos al extranjero -si tenían medios para hacerlo-- o de permanecer en el país "pese a todo" ¡eran los serbios!. Más adelante, en marzo de 1999, cuando la OTAN empezó a bombardear Kosovo, cientos de miles de albaneses huyeron temporalmente del teatro de la guerra, lo que fue presentado, precisamente, como la justificación del bombardeó que causó tal huída. De lo que en ningún momento se preocupó la prensa fue de relatar la huída a la que se vio empujada también, y por la misma razón, la población serbia. Una vez, en 1987, observé en Kosovo -en Pristina y en Pec, concretamente-- una forma peculiar de comportamiento de grupo que me recordó ciertas pautas de conducta que había visto en los patios de escuela del Maryland de mi niñez. En aquellos patios, se formaba a menudo una panda de chavales que, usando símbolos diversos, determinado lenguaje corporal y un mínimo de palabras, dejaban entender a un determinado grupo de "foráneos" que quedaban excluidos, que eran despreciados por ellos, los dueños del patio. Pues bien; en algunas ocasiones he visto a los albaneses actuar de esta manera con los serbios, especialmente con las mujeres mayores. Y esta variedad de "mobbing", que no era violenta en 1987, pasó a serlo después de que la OTAN ocupara el territorio de Kosovo. De hecho, fue alentada por el sello oficial de aprobación que supuso el hecho de que la OTAN diera cobertura militar al odio albanés hacia los serbios. Este fue uno de les efectos de las bombas que cayeron en la primavera de 1999. Por supuesto que habrá habido serbios que odiaran a los albaneses. Pero mi experiencia en la zona, por limitada y ocasional que fuera, me enseña algo sorprendente, a saber: la ausencia de odio hacia los albaneses por parte de los serbios con los que me encontré. Miedo sí; no odio. Y anécdotas como la siguiente le sumen a uno en una gran perplejidad. Una vez, la hermana Fortina, del Monasterio de Gracanica, hacía un análisis muy cristiano: "Nosotros ayudamos a los albaneses a cuidar de sus muchos hijos" -decía-, "y aun así, se volvieron contra nosotros. Debe ser la forma que tiene Dios de castigarnos por habernos alejado del cristianismo durante la época comunista" -concluyó--. La hermana Fortina culpaba más a sus compatriotas serbios que a los albaneses. Pero el castigo divino no se ha cebado sólo en los cristianos. En el extremo sur de Kosovo vive el antiguo pueblo de los llamados "gorani" -"gente de la montaña"--. Los gorani, como la mayoría de los albaneses, se convirtieron al Islam durante el período de la ocupación otomana. Sin embargo, mantuvieron el serbio como lengua propia, lo que resulta inaceptable para los albaneses. Pues bien; pese a que los cálculos varían ligeramente según los estudios, no se pone ya en duda que al menos dos tercios de los gorani se han ido desde que Kosovo fue "liberado" por la OTAN. No es de extrañar que las cosas sean así, vista la dureza y variedad de las formas de intimidación de que han sido objeto los gorani. Por un lado, los albaneses se han trasladado a las casas temporalmente desocupadas de los gorani que se fueron a Austria y Alemania a ganar algo de dinero para su retiro. Por el otro, las autoridades albanesas, auspiciadas por la OTAN, han encontrado formas de privar a los niños gorani de escolarización en serbio. Por si fuera poco, en la ciudad gorani más importante, Dragash, la muchedumbre albanesa atacó el centro médico y forzó a los trabajadores a huir. Asimismo, el pasado 5 de enero, una fuerte explosión destrozó el banco que, en Dragash, era la última entidad bancaria serbia todavía operativa en el sur de Kosovo y que cumplía la importante función de transferir las pensiones que permiten a los gorani sobrevivir día a día. Huelga decir que dicho acto criminal quedó impune. David Binder, quien fuera reportero del New York Times en Yugoslavia antes de quedar apartado de su trabajo por saber demasiado, informó el pasado noviembre acerca de la existencia de un exhaustivo trabajo de investigación encargado por las Fuerzas Armadas alemanas sobre la situación en Kosovo (2). La existencia de este informe constituye la prueba de que los gobiernos occidentales, aun proclamando a los cuatro vientos que Kosovo está "preparado para la independencia", saben perfectamente que lo contrario es lo cierto. Entre otras cosas, Binder revela que los autores del estudio, Mathias Jopp y Sammi Sandawi, pasaron seis meses entrevistando a 70 expertos y estudiando material bibliográfico actual sobre Kosovo. Según su análisis, la inestabilidad política y la guerra de guerrillas de los años noventa condujeron a alteraciones básicas que denominan "giro en las estructuras sociales kosovo-albanesas". El resultado de tal "giro" es la consolidación de "una sociedad en guerra civil en la que las personas inclinadas a la violencia, escasamente educadas y fácilmente influenciables, pueden ascender socialmente bajo el manto de una estructura militar rápidamente construida". La kosovar "es una sociedad mafiosa", basada en la "captura del Estado" por parte de elementos criminales, aseguran los autores. Siempre según el citado estudio, el crimen organizado de Kosovo "lo constituye un conglomerado de organizaciones multimillonarias con experiencia en la guerrilla y en el espionaje". En efecto, los autores del estudio citan un informe del servicio de inteligencia alemán sobre los "contactos cercanos entre líderes políticos con alto poder de decisión y la clase criminal dominante", a la vez que señalan a Ramush Haradinaj, Hashim Thaci y Xhavit Haliti como líderes políticos involucrados en asuntos oscuros y que se encuentran "protegidos, internamente, por la inmunidad parlamentaria, y en el extranjero, por la ley internacional". Sin ir más lejos, Jopp y Sandawi recuerdan que el responsable de la Misión de Naciones Unidas en Kosovo entre 2004 y 2006, Søren Jessen-Petersen, se refirió a Haradinaj como "un amigo personal y cercano". Asimismo, el estudio critica duramente a los Estados Unidos por "ser cómplices de la huída de los criminales" de Kosovo y por "evitar que los investigadores europeos hagan su trabajo". En la misma dirección, el informe pone de manifiesto la existencia de "centros secretos de detención de la CIA" en el Campo Bondsteel y reprende al Pentágono por aprobar el entrenamiento militar de la policía kosovar -albanesa-- por parte de Dyncorp (3). Finalmente, en una acotación al margen, el informe reproduce las palabras de un oficial no identificado que se refiere a Steve Schook, actual comandante en jefe de la Misión de Naciones Unidas en Kosovo, como un hombre, "cuya principal tarea consiste en emborracharse una vez a la semana con Ramush Haradinaj". Quién se va y quién se queda Schook ha sido relegado de su puesto por la Misión de Naciones Unidas en Kosovo. Pero la Misión de Naciones Unidas en Kosovo ha ido cediendo espacio y capacidad de maniobra a la Misión de la Unión Europea, que utiliza dicho espacio de un modo harto arbitrario. Y la "misión" de la Unión Europea es una especie de gobierno colonial que, junto con la OTAN, se propone gobernar el ingobernable territorio albanés a su antojo. Sin embargo, movimientos armados de patriotas albaneses están planeando ya su próxima "guerra de liberación", esta vez contra los intereses europeos y estadounidenses en la zona. Así las cosas, ¿resultará acaso que tras los serbios, los gitanos y los gorani, tendrán que ser los europeos quienes "hagan las maletas y se larguen"? Lo cierto es que sólo los estadounidenses parecen tener clara la necesidad de permanecer en la zona. Afincados en su gigantesco "Campo Bondsteel", controlan las rutas estratégicas entre Serbia y Grecia, a la vez que ofrecen a la masa de parados kosovares albaneses la oportunidad de acceder a los empleos mejor pagados posibles, especialmente en forma de trabajos peligrosos y de baja categoría que aquéllos desempeñan en el seno de las fuerzas estadounidenses desplegadas en Irak y Afganistán. Esta es la realidad de esta obscena apropiación de territorio kosovar por parte de los grandes poderes estratégicos europeos y mundiales. Se trata de una realidad cuyo conocimiento está disponible, bien al alcance de todos. Yo misma he escrito sobre ello; Binder ha escrito sobre ello; Szamuely ha escrito sobre ello; muchos alemanes han escrito sobre ello; los rusos, los griegos, los rumanos, los eslovacos y muchos otros pueblos tienen información sobre ello. Pero en el "Mundo Feliz" global es una realidad que no existe. La gente no sabe que existe. Así que termino cediendo la palabra de nuevo a Aldous Huxley: "Casi toda la ignorancia es ignorancia superable. No sabemos porque no queremos saber".

miércoles, 27 de febrero de 2008

EL ESPIRITU DE ANGEL ACEBES Y MI MADRE


No sé que le está pasando a mi madre, el otro día la llame para saber cómo estaba (y después de algún tiempo sin saber nada de ella), aún sabiendo que mi madre es peligrosísima en campaña electoral, lo hice y aguante lo que no está en los escritos.
Ella sabe que soy rojo, y no sé porque extraña razón, me compara con los socialistas. Al presidente de llama “cabeza de pepino… ladrones” y de lo más variopinto de nuestro diccionario. Yo, que os prometo que soy un buen hijo, para cabrearla el doble, la digo siempre que yo soy de Llamazares, que no soy del PSOE y que incluso Llamazares para mí, es de derechas. Esto como habréis notado le sienta fatal. En este punto, yo creo que se le desprende la dentadura, porque ya no la entiendo nada las cosas que me dice.
A decir verdad también puede ser que este poseída por el espíritu maligno de Angel Acebes, y hable en arameo, le de vueltas la cabeza y escupa el mandiblu, ese. Os prometo que es terrible, si la dan una pistola se lía a tiros con los muebles de su casa.
Yo no me creo que en ella cale el discurso del PP, me inclino más por la brujería del PP, que en uno de los viajes de INSERSO, que organizó Zaplana la den una copa de Anís del Mono, la metieran una pócima y al oír de la boca de Aznar la frase “estamos trabajando en ello” con acento tejano, se active algo por su cuerpo y se convierta en un zombi votante del PP.
Yo intento contrarrestar de lo poco que la entiendo, toda la artillería de sandeces que me dice. Imposible, esa pócima también le afecta el oído.
Estoy intranquilo con su salud, porque en un viaje de estos trances le pega una subida de tensión y la pobrecilla no lo cuenta.
Cuando terminen estas elecciones, me gustaría llevarla a ver la momia de Lenin, para poder expulsar al espíritu maligno de Angel Acebes, pero como se que va a ser caro, la llevare a un mitin de Alfonso Guerra, que hará el mismo efecto.

martes, 26 de febrero de 2008

DEBATE

Yo no sé quien le asesoro a Rajoy con el traje que llevaba, daba pena, las mangas le estaban cortas y tenía una pinta de gañan.
Pero independientemente de esto, el espectáculo dado por el líder del PP fue patético. Me dio la sensación que el único problema que teníamos en España es la inmigración y ETA, bueno y el precio de los productos básicos. Bien lo debe de saber Pizarro con su recibo de la luz.
A mis amigos cuando me han preguntado les he dicho: me recordaba a una TV en blanco y negro y otra en color. Resumiendo para mí el Sr. Rajoy hizo un discurso fascista.
Arremetió contra los inmigrantes relacionándolos con delincuencia, no quería saber nada de su pasado negro de ministro y se dedico al final del acto, a mantener por lo menos a su electorado radical de las víctimas de la derecha del terrorismo, acusando a Zapatero de agresión.
Un pequeño detalle, Rajoy utilizaba los datos aportados por el diario El Mundo, ¿es publicidad subliminal? ¿o son pagos al periódico por estos cuatro años?
Claramente gano Zapatero en este debate tedioso de los dos grandes partidos patrios.

PARTIDO DE LA IZQUIERDA ALEMAN




De cómo el sistema alemán intenta domar a las izquierdas
Ingo Niebel
Gara
Las declaraciones de una militante del DKP y diputada de Die Linke sobre la extinta RDA han abierto una crisis en la izquierda en el contexto de su irrupción en el oeste alemán. El sistema busca, a medio plazo, integrar a esta coalición, tal y como hizo con los Verdes en los 90
El partido Die Linke está apunto de entrar en el parlamento del Estado-Ciudad de Hamburgo. Hoy se celebran elecciones regionales en la ciudad portuaria al norte de Alemania y los sondeos auguran un empate técnico entre el bloque formado por la conservadora CDU y liberales (FDP) y por el SPD y los Verdes.
Similar situación se vive en Hesse, donde una coalición de SPD y Verdes necesita los votos de Die Linke (La Izquierda) para acabar con el Ejecutivo de la CDU. Pero los socialdemócratas rechazaron rotundamente en campaña la ayuda de Die Linke.
Para evitar que el panorama de Hesse se repita en el norte, las cuatro organizaciones tradicionales han optado por atacar frontalmente a Die Linke recurriendo a las declaraciones que una comunista hizo recientemente. Aunque se trata de un ataque táctico con fines electorales, va más allá: el nuevo partido es ya un factor político y la cuestión es si acepta las reglas del sistema político o no.
El partido nació en 2006 de la fusión del Partido del Socialismo Democrático (PDS) con el WASG. El primero era el sucesor del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED) que gobernó durante 40 años la República Democrática Alemana (RDA) hasta 1989. El WASG está formado por ex miembros del SPD, sindicalistas e izquierdistas afincados en el oeste alemán.
Dado que Die Linke cuenta aún con poca infraestructura en el oeste llegó a un acuerdo con el DKP. Los comunistas decidieron echarles una mano en las recientes elecciones y por eso Die Linke abrió sus listas a los afiliados del DKP. Debido al inesperado 7% en Baja Sajonia, la comunista Christel Wegner logró un escaño en el hemiciclo de Hannover.
Sin embargo, esta semana el grupo parlamentario de Die Linke la ha excluido como consecuencia de unas declaraciones que la comunista hizo a la televisión. Los periodistas cortaron la entrevista de tal manera que sólo quedaron dos mensajes: Wegner quiere un estado policial y defiende la construcción del Muro de Berlín. De hecho, la comunista explicó que cada sistema diferente al actual necesita un organismo que lo defienda ante la reacción y situó el Muro en ese contexto histórico. Un análisis que no acepta el sistema dominante, que alardea de su victoria sobre el socialismo.
La suerte de Wegner estaba echada antes de que la televisión emitiera la entrevista. El semanario «Der Spiegel» abrió la campaña desde su página web con el título: «Diputada de Linke anhela la Stasi» en alusión a la Seguridad de Estado oriental. Siguió un amplio ataque mediático y político que culminó el jueves en un debate extraordinario en el Bundestag. Mientras tanto, la cúpula de Die Linke y su estructura en Baja Sajonia no habían dejado de distanciarse lo máximo posible del DKP. Este último tardó una semana en emitir un comunicado respaldando a la camarada, pero criticándola.
El suceso va a tener consecuencias para el DKP, que este fin de semana celebra su congreso. Voces críticas preguntan por los detalles que la dirección acordó con Die Linke antes de subirse al bordo de su barco electoral. El presidente del DKP, Heinz Stehr, ha criticado más de una vez que Die Linke les ningunea. Ahora le ha ayudado a entrar en dos parlamentos pero ¿a qué precio? No pocos critican que Die Linke sigue siendo un partido sin programa político, que sólo cuenta con unos puntos clave y que su indefinición se ha transmitido también al DKP, que tendría que posicionarse claramente después del golpe bajo recibido.
El sistema político ha marcado las pautas que ambas formaciones, pero ante todo Die Linke, han de seguir si quieren participar en el poder: desmarcarse de la RDA. Parece que los poderes fácticos siguen temiendo que el desaparecido Estado pueda servir de punto de referencia, sobre todo en lo social. Además, parece inquietarles que Die Linke está aún, por lo menos teóricamente, en la situación de establecerse como una fuerza dispuesta a reformar el sistema.
Pero con el «caso Wegner», el sistema ha logrado dividir la frágil unión de la izquierda alemana, creando los dos bloques de «posibilistas» y «tradicionalistas». Dado que el partido de Lafontaine ha tenido la arrogancia de denominarse como «La Izquierda», su política afecta a todos los grupos definidos en ese lado. El primero en sufrirlo es el DKP.
El método de domar a Die Linke es el mismo que el sistema usó con los Verdes. Estos nacieron en los ochenta como un partido antisistema y pacifista. Después de que los declaró aptos para gobernar Alemania en coalición con el SPD llevaron al país primero a la guerra contra Yugoslavia (1999) y después a la de Afganistán (2001).
Es posible que Die Linke llegue antes a los puertos seguros del sistema alemán que los Verdes. Su misión consistiría en salvar el status quo social y político pero no en cambiarlo. Después de darle con el palo el SPD ofrece la zanahoria a Die Linke. Se rumorea ahora que los socialdemócratas de Hasse sí quieren ser elegidos ahora con los votos de la izquierda.

lunes, 25 de febrero de 2008

FALTAN 9 HORAS PARA EL GRAN DEBATE

Empieza el espectáculo político, por una parte el PSOE ganador, por otra un PP en franca deriva intentando araña votos de donde sea y de cualquier manera (véase la inauguración por tercera vez del mismo hospital de la Comunidad de Madrid), e IU, la fuerza no invitada a ningún sitio ya que molesta muchísimo poner en entredicho muchas cosas de este sistema putrefacto (el económico fundamentalmente).
Es curioso lo que le ocurre a IU, cuando la transición y reconocido por uno de los padres de la Constitución, Herrero de Miñón, que se eligió este sistema de asignación de escaños para perjudicar al PCE. Ahora, no dejándole intervenir en los debates televisados. No entiendo las razones, ya que según todas las encuestas dan perdidas para esta posición política y no pintan mucho en ningún lado. Entonces ¿qué problema hay? ¿a que tienen miedo?. Solo me viene a la cabeza el modelo económico alternativo que presenta esta formación, y esto no les debe de gustar mucho a nuestros políticos al uso.
Esta noche, veremos a dos políticos discutir de muchas cosas, pero coincidentes en lo esencial, en el tema económico y hasta tal punto es cierto lo que he dicho que el mismísimo Pizarro le felicito a Solbes por lo bien que lo había hecho el gobierno en el tema económico. Es cierto, y estoy de acuerdo con muchos militantes del PSOE, que no es lo mismo unos que otros. Mientras que el PP quiere que la riqueza que se genere se la queden los de siempre, el PSOE tiende más a su reparto entre los ciudadanos, pero sin grandes alharacas. Y esto lo tenemos que ver los proletarios ilustrados, siempre estaremos más cerca del socialismo marxista con un gobierno socialdemócrata que con un gobierno de la derechona. Las etapas para tan ansiado comunismo y según mi criterio, pasa por un periodo socialdemócrata, un periodo socialista, y el comunista. Ya sé que muchos me vais a darme razones contrarias, pero de eso se trata.
Y mañana hablaremos del debate.

EXPRIMER MINISTRO DE LA RDA COMPARTE EXPERIENCIAS EN CUBA


El último primer ministro de la antigua República Democrática Alemana (RDA), Hans Modrow, se encuentra en Cuba para compartir su experiencia tras la caída del muro de Berlín con altas figuras del gobierno de la Isla, aseguró el jueves el sociólogo alemán e ideólogo del socialismo del siglo XXI, Heinz Dieterich, informó la AP.
El también profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana de México dijo a la AP que Modrow, un "testigo de primera mano" de la caída de la RDA, fue invitado por el gobierno cubano.
"Y esa invitación del gobierno implica diálogos con importantes políticos cubanos, incluyendo obviamente a Fidel y a Raúl" Castro, dijo Dieterich, quien afirmó haber conversado con Modrow a principios de enero, pero no durante su actual visita a la Isla.
La visita de Modrow, con quien Dieterich mantiene amistad, coincide con el anuncio de Fidel Castro de no continuar como presidente del Consejo de Estado y comandante en jefe.
Para Dieterich, las decisiones de ese cambio se habían tomado desde hace tiempo, aunque el gobierno cubano buscaba conocer alguna experiencia más, lo que explicaría el viaje del ex primer ministro de la RDA.
"Las decisiones estaban tomadas, pero yo creo que la invitación a Hans Modrow fue un último elemento para contrastar el nuevo proyecto con las experiencias de una persona extraordinaria como ese ex primer ministro; un último chequeo", comentó.
Consideró que los cubanos podrían haber encontrado a alguien más de la ex Yugoslavia, de Rusia e incluso de la antigua Checoslovaquia para allegarse de experiencias en momentos de cambios, "pero a mí me parece que Modrow es una persona que tiene el nivel teórico, tiene la integridad moral y que tiene la confianza" del régimen en La Habana.
Interrogado sobre las contribuciones que podría hacer Modrow a Cuba, el académico rememoró su plática de enero cuando el ex primer ministro le comentó que un sistema socialista requiere de un proceso permanente de reformas y de renovación, que incluyan otorgar cierta libertad a la pequeña empresa y a la agricultura.
"Entonces yo pienso que él va a decir esto: tener múltiples formas de propiedad, ser flexible en esas cosas y hacer las reformas a tiempo", dijo y refirió que Modrow también aprovechó la visita para presentar su libro En misión internacional durante la actual Feria Internacional del Libro de La Habana.
Dieterich, considerado un mentor del presidente venezolano, Hugo Chávez, refirió que hace un tiempo conversó con políticos cubanos, a quienes les dijo que la única salida para la Isla era lograr "una combinación del modelo chino con elementos de la democracia participativa o socialismo del siglo XXI".
Para él, "Raúl y su equipo, por ejemplo el ministro de Economía, José Luis Rodríguez, habían llegado a la misma conclusión".
Interrogado sobre si sabe de otras visitas de figuras para hablar sobre sus experiencias, dijo que ha habido algunos encuentros para otros temas, "pero sobre la transición creo que esta es la más importante".

viernes, 22 de febrero de 2008

CAMPAÑA DE IU






Un puñado de bravos comunistas de IU, iniciaron la campaña electoral en mi pueblo. Sin medios y con una imaginación que supera al publicista mas avispado, expresamos lo que supone ser de Izquierda Unida, su historia y el sentir de sus militantes.
El realismo socialista es la base que utilizamos para la creatividad de la campaña que enraíza, con las tradiciones más populares de la lucha antifranquista.
Estos hombres y mujeres del PCE, con su sacrificio, nos acostamos a las 3 de la mañana, y nos hemos levantado a las 6 destrozados, son el ejemplo que damos a la clase obrera, de cómo será nuestro trabajo en la lucha por el socialismo.
Ni el despertador capitalista que nos oprime, con su melodía infernal (despiértate capullo que tienes que trabajar y pon tu cara más bonita para servir al capital) ni la maldita legaña que no desaparece de nuestra cara, nos hará desistir de nuestro empeño revolucionario.
Pido disculpas por la calidad de las fotografías, pero os consejo que las veais con el corazón, rojo y que late a la izquierda como dice Lafontaine.

jueves, 21 de febrero de 2008

EMPIEZA LA CAMPAÑA


Empieza la campaña, lo que antes era muy de derechas, ahora se vuelve rosado incluso socialista clásico. Soy de los que piensa, que las campañas electorales se hacen durante toda la legislatura, ahora no vale besar niños pequeños cuando has estado cuatro años intentando reducirles uno de sus principales derechos, el de la educación.
Pero sigo pensando (eso es malo), que si se disuelve el parlamento todos los partidos que se presentan parten de cero y ninguno de ellos debería de contar con mas minutos de televisión o solo hacer un debate entre los dos principales partidos del suelo Patrio.
Sigo pensando, y ahora muy mal, ¿os acordáis de la campaña de las autonómicas y municipales? ¿de dónde sacó tanto dinero el PP de Madrid para poder poner una foto de nuestras Esperanza de España, en todas las marquesinas de la Comunidad Autónoma? Y mira que hay. Mi mente simple relaciona, obra pública con dinero, entre otras cosas para la campaña.
Hoy veremos la sonrisa forzada de Don Rajoy pegando un cartel en un tablón marca GUCCI. Como cambian los tiempos, durante los 25 años de Paz lo habría hecho un preso republicano. Hoy todos somos iguales, el hijo del pocero, Don Rajoy, Don Zapatero, ante la escoba la cola y el cartel. Me recuerda mucho a esa canción de Serrat que habla sobre la fiesta de San Juan. Cuando todo termine, cada uno volverá a lo que era, el hijo del pocero a sus pozos, Zapatero a hacer lo que pueda en este país de derechas y Don Rajoy a intentar jodernos a todos.
Lo poco bueno que tiene esta democracia de derechas, es que el voto de la que sirve en casa de Don Pizarro, vale lo mismo que el de él con sus 100 millones de euros en el banco, y por esta razón está la iglesia como está ya que esto atenta contra el derecho divino de los elegidos para mandar.
No seamos tontos, no es lo mismo un gobierno de derechas que uno socialdemócrata o que uno socialdemócrata que uno de izquierdas, o que uno de izquierdas que uno comunista. Desde cuando la derecha se ha preocupado por los trabajadores, nunca. No nos pueden vender esta moto, no a los trabajadores.

miércoles, 20 de febrero de 2008

CUBA vs ESPAÑA










Ahora que por fin Castro ha dejado de ser un problema para el "mundo libre" más
toda la cantidad de tonterias que se esta oyendo de los voceros del sistema capitalista, voy hacer una especie de comparativa entre Cuba y España solo apoyandome en lo que dicen los medios "oficiales" y "alternativos".
En Cuba no hay libertad de prensa, aquí tampoco.
En Cuba solo se permite un partido, el comunista, aquí la ley electoral hace todo lo posible para que solo existan dos, de tendencia claramente capitalista.
En Cuba hay presos políticos, aquí muchos ciudadanos de la izquierda vasca estan presos.
En Cuba la educación es gratuita, aqui dicen que es gratuita.
En Cuba al Jefe del Estado lo elige el parlamento, aquí no lo eligieron nunca, y tenemos, un Rey y toda su descendencia.
En Cuba hay pena de muerte, aquí no.
En Cuba los llamados disidentes pueden presentarse al parlamento, aquí por el hecho de haber formado parte de una lista de batasuna, no.
Según Amnistia Internacional en Cuba se tortura, según la misma organización, en España también.
En Cuba no se cumplen los derechos humanos, aquí y según la ONU, tampoco.
En Cuba miles de medicos estan en misiones humanitarias, aquí 3000 militares también estan en misiones "humanitarias".
En Cuba los ciudadanos no pueden ir a algunos hoteles, aquí si, bueno si dispones del dinero.
En Cuba los niños de 0 a 3 años estan escolarizados, aquí no.
En Cuba hay dos tipos de sociedad, los que manejan dolares y los que manejan pesos, aquí hay tambien dos tipos de sociedad, los muy ricos y los muy pobres.
En Cuba el 80 % del parlamento está formado por obreros de todas las esferas productivas, aqui el 95% está formado por altos funcionarios de la administración, empresarios, y profesiones liberales.
En Cuba su vecino, la primer apotencia económica y militar del mundo le ha impuesto un bloqueo asesino, aquí la quinta potencia económica y militar, Francia, colabora con el Gobierno Español.
En Cuba sus ciudadanos no pueden salir, aquí si tienes la capacidad económica si.
En Cuba los partidarios de la dictadura de Batista no tienen calles, ni monumentos y no hay una fuerza politica que la represente, aquí si.
En Cuba aparecerán fosas comunes (inventadas) y desenterrarán a miles de asesinados, aquí hay fosas comunes localizadas y sus miembros siguen enterrados.
En Cuba las asambleas de barrios eligen a los candidatos a diputados, aquí las cupulas de los partidos políticos eligen a los que se presentan a diputados.

EL PARTIDO DE LA IZQUIERDA ALEMANA EXPULSA A UNA DIPUTADA


Partido de la Izquierda expulsa a diputada que defendió el muro y la STASI.
El Partido de la Izquierda expulsó hoy del grupo parlamentario de Baja Sajonia a la diputada Christel Wagner, que había defendido en una entrevista la construcción del Muro de Berlín y el trabajo de los servicios secretos de la extinta República Democrática Alemana (RDA), la temida STASI.'Un socialismo fuera del estado de derecho, de la democracia y de la libertad de viajar es algo que no debe volver a existir', dice una resolución del Partido de la Izquierda para explicar la expulsión de la diputada.Christel había dicho que, en caso de que su agrupación llegará al poder, tendrá que volver a crear un órgano de seguridad similar a la STASI.'Si logramos llegar al poder y crear un nuevo orden social tendríamos que defenderlo para lo cual se necesitaría un aparato similar al de la STASI', dijo Christel.Sobre el muro, dijo que éste había sido necesario para que 'los alemanes occidentales no invadieran la RDA'.El Partido de la Izquierda es una agrupación surgida de la fusión entre el Partido del Socialismo Democrático (PDS), heredero del partido de gobierno en la RDA, y una agrupación de disidentes socialdemócratas que se revelaron contra las reformas del gobierno de Gerhard Schroder.Tradicionalmente, el PDS había logrado entrar en los parlamentos del este de Alemania y con la fusión, promovida por el líder del PDS Gregor Gysi y el ex-líder socialdemócrata Oskar Lafontaine, aspiraba a establecerse también en occidente.Entre tanto, ese cometido se ha cumplido y el Partido de la Izquierda, además de tener representación en todos los parlamentos regionales del este de Alemania, está presente también en Baja Sajonia, Hesse y la ciudad estado de Bremen.Gysi ha criticado que en las listas de los estados occidentales se haya permitido la presencia de miembros del Partido Comunista Alemán (DKP), agrupación que funcionó en el oeste durante la partición alemana financiada en parte con fondos procedentes de la RDA.Christel es una de las personas pertenecientes al DKP que entraron al parlamento formando parte de las listas del Partido de la Izquierda.

PATAGONIA


Estimado/a ciberactivista:Queremos informarte que gracias a vuestro apoyo y al interés que ha suscitado éste tema, el próximo domingo 24 de febrero el programa EN PORTADA emite, a las 21,30 en La2 de Televisión Española, un reportaje sobre el proyecto de construcción de varias megacentrales hidroeléctricas de la empresa española ENDESA en la Patagonia chilena contra las que Greenpeace está trabajando. El reportaje incluye los testimonios de los principales dirigentes del movimiento ciudadano contra las represas en la Patagonia, así como del principal responsable de la empresa participada mayoritariamente por ENDESA que se ha encargado de elaborar y ejecutar el proyecto, del Ministro de Energía de Chile, del Director de la Comisión Nacional de Medio ambiente, Del Director General de Aguas, del Presidente de la Comisión de Medio ambiente del Congreso chileno.Más información sobre la campaña en:
¡No te lo pierdas!

martes, 19 de febrero de 2008

PEQUEÑO EJERCICIO DE IMAGINACION


Este artículo de opinión ha aparecido en el diario PÚBLICO, este domingo. Es de Manuel Rico y me parece muy interesante, como todo lo que escribe. Va principalmente dirigido a los indecisos y a todos aquellos que dicen que da lo mismo churras que merinas.
No son ganas de armargarles el Día del Señor, pero imagínese cómo sería ahora España se el PP hubiese ganado en 2004:
Angel Acebes llevaría cuatro años como vicepresidente del Gobierno y Eduardo Zaplana estaría de ministro de Exteriores.
Alfredo Urdaci seguiría presentando los telediarios de la televisión pública.
La investigación del atentado del 11-M se habira manipulado para culpar a ETA.
George Bush sería el gran amigo de España en el exterior.
José María Aznar visitaría habitualmente Moncloa para adoctrinar a su heredero digital.
Los homosexuales no podrían casarse.
No esxistiría la Ley de igualdad.
Tampoco habría Ley de Dependencia.
El salario minimo no habría alcanzado los 800 euros.
La nueva televisión no sería La Sexta. El Gobierno se la habría adjudicado a Federico Jiménez Losantos y sus obispos.
Hablando de obispos, vivirían encantados con la legislación sobre el aborto.
El Constitucional habría sido tomado al asalto por la derecha.
El Valle de los Caídos podrían celebrarse actos de exaltación fascista.
[....]
Es como para pensárselo con calma, ¿verdad?

CARTA DE FIDEL CASTRO




Queridos compatriotas:

Les prometí el pasado viernes 15 de febrero que en la próxima reflexión abordaría un tema de interés para muchos compatriotas. La misma adquiere esta vez forma de mensaje.
Ha llegado el momento de postular y elegir al Consejo de Estado, su Presidente, Vicepresidentes y Secretario.
Desempeñé el honroso cargo de Presidente a lo largo de muchos años. El 15 de febrero de 1976 se aprobó la Constitución Socialista por voto libre, directo y secreto de más del 95% de los ciudadanos con derecho a votar. La primera Asamblea Nacional se constituyó el 2 de diciembre de ese año y eligió el Consejo de Estado y su Presidencia. Antes había ejercido el cargo de Primer Ministro durante casi 18 años. Siempre dispuse de las prerrogativas necesarias para llevar adelante la obra revolucionaria con el apoyo de la inmensa mayoría del pueblo.
Conociendo mi estado crítico de salud, muchos en el exterior pensaban que la renuncia provisional al cargo de Presidente del Consejo de Estado el 31 de julio de 2006, que dejé en manos del Primer Vicepresidente, Raúl Castro Ruz, era definitiva. El propio Raúl, quien adicionalmente ocupa el cargo de Ministro de las F.A.R. por méritos personales, y los demás compañeros de la dirección del Partido y el Estado, fueron renuentes a considerarme apartado de mis cargos a pesar de mi estado precario de salud.
Era incómoda mi posición frente a un adversario que hizo todo lo imaginable por deshacerse de mí y en nada me agradaba complacerlo.
Más adelante pude alcanzar de nuevo el dominio total de mi mente, la posibilidad de leer y meditar mucho, obligado por el reposo. Me acompañaban las fuerzas físicas suficientes para escribir largas horas, las que compartía con la rehabilitación y los programas pertinentes de recuperación. Un elemental sentido común me indicaba que esa actividad estaba a mi alcance. Por otro lado me preocupó siempre, al hablar de mi salud, evitar ilusiones que en el caso de un desenlace adverso, traerían noticias traumáticas a nuestro pueblo en medio de la batalla. Prepararlo para mi ausencia, sicológica y políticamente, era mi primera obligación después de tantos años de lucha. Nunca dejé de señalar que se trataba de una recuperación "no exenta de riesgos".
Mi deseo fue siempre cumplir el deber hasta el último aliento. Es lo que puedo ofrecer.
A mis entrañables compatriotas, que me hicieron el inmenso honor de elegirme en días recientes como miembro del Parlamento, en cuyo seno se deben adoptar acuerdos importantes para el destino de nuestra Revolución, les comunico que no aspiraré ni aceptaré- repito- no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe.
En breves cartas dirigidas a Randy Alonso, Director del programa Mesa Redonda de la Televisión Nacional, que a solicitud mía fueron divulgadas, se incluían discretamente elementos de este mensaje que hoy escribo, y ni siquiera el destinatario de las misivas conocía mi propósito. Tenía confianza en Randy porque lo conocí bien cuando era estudiante universitario de Periodismo, y me reunía casi todas las semanas con los representantes principales de los estudiantes universitarios, de lo que ya era conocido como el interior del país, en la biblioteca de la amplia casa de Kohly, donde se albergaban. Hoy todo el país es una inmensa Universidad.
Párrafos seleccionados de la carta enviada a Randy el 17 de diciembre de 2007:
"Mi más profunda convicción es que las respuestas a los problemas actuales de la sociedad cubana, que posee un promedio educacional cercano a 12 grados, casi un millón de graduados universitarios y la posibilidad real de estudio para sus ciudadanos sin discriminación alguna, requieren más variantes de respuesta para cada problema concreto que las contenidas en un tablero de ajedrez. Ni un solo detalle se puede ignorar, y no se trata de un camino fácil, si es que la inteligencia del ser humano en una sociedad revolucionaria ha de prevalecer sobre sus instintos.
"Mi deber elemental no es aferrarme a cargos, ni mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes, sino aportar experiencias e ideas cuyo modesto valor proviene de la época excepcional que me tocó vivir.
"Pienso como Niemeyer que hay que ser consecuente hasta el final."
Carta del 8 de enero de 2008:
"…Soy decidido partidario del voto unido (un principio que preserva el mérito ignorado). Fue lo que nos permitió evitar las tendencias a copiar lo que venía de los países del antiguo campo socialista, entre ellas el retrato de un candidato único, tan solitario como a la vez tan solidario con Cuba. Respeto mucho aquel primer intento de construir el socialismo, gracias al cual pudimos continuar el camino escogido."
"Tenía muy presente que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz", reiteraba en aquella carta.
Traicionaría por tanto mi conciencia ocupar una responsabilidad que requiere movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer. Lo explico sin dramatismo.
Afortunadamente nuestro proceso cuenta todavía con cuadros de la vieja guardia, junto a otros que eran muy jóvenes cuando se inició la primera etapa de la Revolución. Algunos casi niños se incorporaron a los combatientes de las montañas y después, con su heroísmo y sus misiones internacionalistas, llenaron de gloria al país. Cuentan con la autoridad y la experiencia para garantizar el reemplazo. Dispone igualmente nuestro proceso de la generación intermedia que aprendió junto a nosotros los elementos del complejo y casi inaccesible arte de organizar y dirigir una revolución.
El camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos. Desconfío de las sendas aparentemente fáciles de la apologética, o la autoflagelación como antítesis. Prepararse siempre para la peor de las variantes. Ser tan prudentes en el éxito como firmes en la adversidad es un principio que no puede olvidarse. El adversario a derrotar es sumamente fuerte, pero lo hemos mantenido a raya durante medio siglo.
No me despido de ustedes. Deseo solo combatir como un soldado de las ideas. Seguiré escribiendo bajo el título "Reflexiones del compañero Fidel" . Será un arma más del arsenal con la cual se podrá contar. Tal vez mi voz se escuche. Seré cuidadoso.
Gracias,
Fidel Castro Ruz
18 de febrero de 2008
5 y 30 p.m.

lunes, 18 de febrero de 2008

La oportunidad de modificar la República Democrática Alemana pasó muy rápido
Dagmar Enkelmann, diputada del partido La Izquierda, de Alemania, cuenta sus experiencias durante los días de la caída del muro de Berlín y las razones que llevaron al desplome del socialismo en su país
Por: Luis Luque Álvarez
Correo: luque@jrebelde.cip.cu
17 de febrero de 2008 00:36:17 GMT
«Los problemas que existían en la RDA no se trataron de modo suficientemente abierto y franco», explica la diputada Enkelmann. Foto: Juan MorenoLa República Democrática Alemana (RDA), el país que estuvo en la «línea de fuego» durante el período de la Guerra Fría es hoy únicamente un referente en los manuales de Historia. Buena parte de los jóvenes germanos solo han conocido una Alemania, y únicamente guardan de la otra —la socialista— los relatos de gloria o caída que les llegan de oídas.
Dagmar Enkelmann, por su parte, vivió varios de ellos en primera persona. En conversación con JR, la hoy diputada del partido La Izquierda (cuarta fuerza política en el Parlamento de la República Federal de Alemania) rememora algunas de sus experiencias en aquel proyecto de socialismo que, bajo el peso de las influencias externas y por sus propios errores, terminó malográndose, como en el resto de los países de Europa oriental.
—¿Qué recuerdos guarda de la RDA?
—Bueno, una gran parte de mi vida la viví en ella. Allí estudié y asistí a la universidad; allí nacieron mis hijos. Pude disfrutar de lo que era posible para mucha gente en aquella época: una buena educación, alcanzar una buena profesión...
«Yo trabajé mucho en la esfera de la juventud. Y al final de ese período (el socialista) nos fuimos percatando de que muchos jóvenes se habían ido desvinculando de la RDA como Estado. Muchos querían viajar, por ejemplo; otros más se sentían enajenados de la misma organización juvenil por el hecho de que no los tenían en cuenta, y experimentaban contradicciones entre, por una parte, lo que vivían concretamente, los déficits que existían, y por otra, lo que salía publicado en la prensa. Por eso hubo un giro hacia lo que estaba ocurriendo en la Unión Soviética, su glásnost, su perestroika.
«Pero la RDA no estuvo en condiciones de reestructurar su sociedad para mantener el socialismo. Eso es lo que percibo como gran pérdida, porque sé que muchas personas de la parte oriental de Alemania han caído en la cuenta de lo que perdieron. Por eso observo con cierta nostalgia todo lo que he visto aquí en Cuba: el sistema educacional, con almuerzo gratuito; la atención médica, y todo lo que he apreciado en el campo de la salud. Algo que no está a disposición de todos en Alemania en este momento, porque tanto la educación como la salud dependen de la billetera».
—¿Alguna vez visitó la URSS?
—Estuve allí durante cuatro semanas en una escuela del KOMSOMOL (la juventud comunista), durante una conferencia internacional de organizaciones juveniles. Lo que más me gustó fue la posibilidad de intercambiar experiencias. Pude ver mucho de la URSS, pues visitamos fábricas, diferentes lugares, hablamos con gran cantidad de personas. Y percibimos que había problemas, sobre todo con los abastecimientos, pero también una atmósfera de franqueza y apertura.
—El día que cayó el muro de Berlín, ¿dónde estaba usted?
—Ese mismo día estaba preparándome para efectuar la defensa de mi doctorado, que tuve que hacer el 10 de noviembre. El muro cayó del 9 al 10 de noviembre, y el 10 era la defensa. El trabajo versaba sobre la pérdida de identidad de la juventud en la RDA.
«Al ver la noticia en la TV, pensé, como muchas otras personas, que eso no era posible. Después vi imágenes de personas subidas en el muro, pasando la frontera. Hoy me gustaría conocer qué pasó con todas aquellas personas que saltaban de júbilo. No creo que todos estén tan dichosos como en aquel instante».
—¿Cómo vivió esos días finales de la RDA?
—Para mucha gente estaba claro que el sistema no podía seguir en la forma en que existía. Entonces, cuando aconteció el cambio de la figura gubernamental (la transferencia del poder del presidente Erich Honecker a Egon Krenz), tuve un poco más de esperanza, pues pensé que con ese paso y la reestructuración del país, se podían salvar la RDA y el socialismo.
«A partir de ese momento empecé a activar mi trabajo político. Se realizaban entonces muchísimas discusiones abiertas sobre gran variedad de temas; se empezó a establecer un movimiento de “mesas redondas”, en las que los representantes de diversas organizaciones analizaban las acciones más adecuadas. Asumí el cambio con un espíritu de ruptura; solo que el resultado fue diferente a lo que muchos esperaban».
—Si tuviera que enumerar los principales errores cometidos por el otrora dirigente Partido Socialista Unificado de Alemania (PSUA), ¿cuáles serían?
—Explicaré los aspectos más esenciales. Diría, en primer lugar, que los problemas que existían en la RDA no se trataron de modo suficientemente abierto y franco, a lo que sigue una segunda cuestión: la falta de participación democrática.
«El tercer aspecto está relacionado con la economía. Había muy pocos incentivos para el desarrollo económico. Nunca hubo una competencia real, sino muy pocas motivaciones para el rendimiento y la productividad, tanto para las empresas como para los trabajadores.
«Por último señalaría que había un enmascaramiento de esta realidad. O sea, que a la vista de los extranjeros, se trataba de maquillar la situación, de manera que se diera una imagen diferente de lo que existía, una imagen de vitrina».
—¿Qué siguió a la caída del muro? ¿Cómo fueron esos primeros tiempos?
—La primera etapa fue de ruptura. Había una gran apertura y una fuerte politización en grandes sectores de la población; una gran disposición para el debate político y para emplearse en pro del país. Todo el mundo tuvo la sensación de que «ahora sí me tienen en cuenta». Para mí fue una etapa de mucha tensión. Es posible que otras personas guarden otras vivencias.
«Entonces se produjo un cambio muy brusco de aquel principio de “nosotros somos el pueblo, somos los que decidimos”, hacia otro en que la gente decía: “Queremos el marco federal”1. En ese proceso se fue perdiendo mucho. La oportunidad que existió de poder modificar realmente la RDA pasó muy rápido, fue un período muy corto. Y a partir de él fueron otros los que empezaron a decidir, cuando el entonces canciller federal Helmut Kohl, decía: «Somos el pueblo alemán...».
—Se habla más de absorción de la RDA que de reunificación...
—Por supuesto. Yo fui miembro del último Parlamento de la RDA, y a través de la Constitución se querían modificar muchas cosas; por ejemplo, en 1989 habíamos acabado de aprobar una nueva legislación laboral, donde aparecía, entre otras cuestiones el derecho al trabajo. Acordamos otras leyes a nivel económico, en las que se posibilitaba la creación de empresas mixtas con capital extranjero.
«O sea, se estaban efectuando análisis para desarrollar mejor el país. En el mismo Parlamento se hizo una labor muy intensa, y la mayoría quiso establecer una especie de fase de transición. Entonces, en agosto de 1990 se tomó la decisión de que la RDA formaría parte de la RFA, y la consecuencia de eso fue que toda la legislación vigente en la RFA pasó a tener vigor automáticamente en la RDA. De pronto se cancelaron las relaciones comerciales que tenía el país, lo que contribuyó al quiebre de muchas empresas germano-orientales, y dio lugar a lo que es una esencia del capitalismo: el desempleo.
«Hoy digo que si hubiéramos puesto más empeño, hubiéramos logrado más cosas en aquel momento».
—Los militantes del PSUA, ¿se sintieron discriminados en algún sentido cuando el poder cambió de manos?
—No solamente tuvimos la impresión, sino que lo vivimos, porque los miembros del Partido éramos los culpables de todo, el chivo expiatorio de la nación, y todos los que no eran miembros del PSUA quedaron libres de polvo y paja. Ello llevó a que surgieran amenazas de muerte. Yo realicé actividades que tuvieron que hacerse bajo custodia policial. A veces poníamos mesas con material de información y nos las viraban o destrozaban. Tuvimos que vivir todas esas cosas porque éramos vistos como los culpables de todo lo que pasaba.
—¿Qué han representado estos años, tras la caída del muro, para la parte oriental de Alemania?
—Empezaré por lo positivo. Como había más recursos, más dinero, se dio la posibilidad de restaurar toda la infraestructura del país, la red vial, la telefónica, los acueductos. Todo lo que se pudo reparar, se reparó.
«Surgieron también nuevas formas de participación democrática. Por ejemplo, en los proyectos de viales, uno como ciudadano tenía la posibilidad de hacerse escuchar. Aunque hago un pequeño aparte: las decisiones se tomaban en otra instancia. Pero al menos existía el derecho formal.
«Así, se logró mucha más transparencia en relación con la toma de decisiones. Alcanzamos más participación en la discusión política, y como Izquierda en particular, pudimos utilizar los medios de difusión. Desde luego, es el editor quien decide qué se publica, y si simpatiza más con la Unión Cristiano-Demócrata (CDU, el partido en el gobierno) pues todo lo que tenga que ver con La Izquierda queda a un lado. El dueño de los medios es el que decide.
«En cuanto a nuestra formación, ha habido cambios. En 1989 teníamos 3,2 millones de miembros, y hoy somos 75 000. El partido ha dejado de existir en las empresas; se organiza en las zonas residenciales. Hay otra cultura interna, y la gente se muestra más abierta hacia aquellos que no son miembros. Estamos asumiendo otras funciones dentro de la sociedad, al ocuparnos de los pequeños problemas de las personas. Por eso hemos logrado una mayor aceptación».
—A propósito, se suele decir que La Izquierda es heredera del PSUA, y por tanto, también de sus errores. Y que los cometería de nuevo si se le diera la oportunidad...
—Posiblemente no se pueda excluir esa identificación, pero creo que quienes hacen esa aseveración tienen que analizar muy bien todo lo que se ha hecho, nuestras experiencias. Lo que dije sobre los errores de la RDA, ha tenido que ver con la forma en que hemos tratado nuestro pasado. Pienso que la mayor fortaleza es actuar de forma abierta, crítica.
«Nosotros tratamos nuestro pasado al límite del dolor, porque a muchas personas les duele, cuando se trata de la propia vida, del trabajo que uno ha realizado durante mucho tiempo. Es muy duro, cuando uno hace una retrospectiva, aceptar: “Es cierto, cometí errores”.
«Por otra parte, en la RDA existía también la CDU, que de la noche a la mañana fue a parar a la CDU de la RFA. Ahí no hubo ningún tratamiento del pasado. De repente, aquello salió todo bien, y se vieron insertos dentro de las filas del gran partido, ¡pero estaban también muy cerca del PSUA en la época de la RDA! Nosotros tomamos el camino mas difícil, pero el más sincero, y ganamos en confianza».
—¿Cómo sería un gobierno de La Izquierda?
—En la ciudad de Berlín, La Izquierda ya está en el gobierno 2. No se trata de una revolución, ni de un socialismo. Pero se está trabajando en la escuela comunitaria, en la equiparación de la educación para todos los niños. Existe además un salario mínimo para los encargos de trabajo que emite el gobierno de Berlín, un programa activo contra el extremismo de ultraderecha, y otro para el fomento de empleos.
—Para calificar a quienes sienten nostalgia de la RDA, se habla de “ostálgicos” (por ost-: este). ¿Se incluye Ud. en el grupo de las personas que desearían que volviera la RDA, o preferiría una Alemania unificada, pero más social?
—Yo optaría por una mejor RDA, y fue por eso que retomé mi actividad política. Esa llamada «ostalgia» no tiene que estar ligada precisamente al retorno de la RDA, sino que con ella se expresa que en la Alemania socialista había cuestiones que se habían resuelto mejor de lo que se están resolviendo ahora.
«Esos sentimientos “ostálgicos” me asaltan aquí en Cuba. Por eso pienso que todo lo que aquí se considera obvio, como la atención médica y la educación, hay que saber valorarlo, para que no se pierda. Y hay que defenderlo».
1 El marco federal era la moneda de la RFA hasta la introducción del euro, el 1ro. de enero de 2002.
2 En Berlín, La Izquierda gobierna en coalición con el Partido Socialdemócrata (SPD).

domingo, 17 de febrero de 2008

EL DERECHO DE AUTODETERMINACION


Que quede claro una cosa, soy partidario del derecho de autodeterminación, pero no del derecho de autodetermanición pequeño burgues que nos quieren imponer en España.
Entiendo y creo que este derecho, cuando dos estados soberanos, como por ejemplo España y Portugal, deciden crear una entidad superior para gestionar sendos países. En este proceso existira el modo en que se desarrolla y se hace dicha unión, asi como, si en un futuro se decide todo lo contrario, de que modo se desace dicho unión. Este es en de derecho que creia el mismisimo Lenin, y no en otro.
Como Comunista que soy, estoy por la desaparición de todas las fronteras posibles. Quiero pertenecer a la misma patria que el obrero y campesino, bulgaro, frances, vasco, americano, etc. tenemos necesidades y problemas comunes que unidos llegaremos a solucionarnos desde la via socialista.
El otro derecho de autodeterminación, el pequeño burgues, que quieren implantar en España y que hoy mismo se ha impuesto en Kosovo no lo veo claro y nadie me lo termina de clarificar . Puedo llegar a entender que un grupo de ciudadanos tengan en lo más profundo de su corazón que son una nación, pero donde termina ese derecho. Si los vascos decidieran esa independencia tan deseada ¿tendrían ese derecho reconocido tambien los alaveses? y el Condado de Treviño ¿podria ser independiente tanto de Euskadi como de Castilla y Leon? y asi hasta el infinito, llegando al pensamiento IKEA que tanto ha calado en la izquierda (sobre todo en IU) "la república independiente de mi casa".
Cómo sabeis ya, Kosovo se ha declarado independiente unilateralmente, con el apoyo de la UE, de Estados Unidos y de la OTAN. El mismo derecho que le asiste a ser independiente es el mismo derecho que tienen los vascos, calatanes, gallegos, corsos y extremeños para ejercer su derecho de autodeterminación. Si ese es el camino que ha elegido la UE adelante con el. La explicaciones que intentan dar los jefazos bien pagados de la UE de las diferencias de porqué uno si, Kosovo, y por que el otro no, Euskadi, son torticeras a mas no poder. La única es que en el primero ha existido una guerra y en el otro no (según oí yo a una burócrata europea). La solución si yo fuera vasco independentista es clara.
El juego este de crear nuevos paises a las potencias mundiales, no les está saliendo bien del todo. Los serbios de Kosovo, crearán, si se produce la secesión, su propio parlamento. ¿Tendrán derecho de autodeterminación? ¿Les amparará la UE, EEUU y la OTAN? ¿Se solidarizará los independentistas vascos con ellos?. Creo que no. (Me parece dantesco ver banderas de la OTAN ondelado al viento, entre la población de Kosovo)
Tenemos que ver lo que ocurre ahora. Que pasos darán Serbia y Ruisia. Que seguirá diciendo la UE y si los americanos desembarcan con todo sus marines y empresarios capitalistas (esto último es lo más seguro).

viernes, 15 de febrero de 2008

HABLA UN ANTIGUO BECARIO DE LA URSS


Los de la RDA se comparaban con la RFA, no con otros socialistas”
Alexis Moncada Sequeira, ex becario en la URSS:
Desde la Unión Soviética de la perestroika era un poco difícil entender lo que pasaba en Alemania del Este. No había la misma escasez que en Rusia, había una mejor calidad de vida. Sin embargo, los rusos vieron con buenos ojos la caída del muro de Berlín, relata un ex estudiante nicaragüense de aquellos tiempos



Alexis Moncada Sequeira, de 41 años, llegó a la Unión Soviética de la perestroika de Mijaíl Gorbachov y le tocó verla en Moscú, donde se vivían con intensidad los debates de aquella época sobre los cambios que debían hacerse.
Antes de viajar en 1988 a estudiar Relaciones Internacionales en el Instituto Moscovita de Relaciones Internacionales, adjunto al Ministerio de Relaciones Exteriores de la URSS, cumplió el servicio militar. Alexis era un cuadro de la Juventud Sandinista, el brazo juvenil del FSLN. Concluyó sus estudios en 1994.
“Allí en ese instituto había estudiantes de los países socialistas, checos, polacos, rusos por supuesto, y había de Cuba y de países en desarrollo como Vietnam, Laos, Cambodia, etc., y de Nicaragua”, relata.
En 1990 va declinando el número de estudiantes cubanos porque el Gobierno de Cuba no estaba muy de acuerdo con el proceso de apertura, de glásnot, que promovía Gorbachov, entonces tratando de evitar la contaminación, (sólo) dejaron terminar las carreras, pero no mandaron más gente, evoca.
Luego de trabajar un tiempo corto en la Cancillería tras su regreso, obtuvo un trabajo con la Asociación Danesa para la Cooperación Internacional, una ONG danesa, donde hoy es oficial de programa.
Estuviste en agosto de 1989 en Berlín Oriental. Era la segunda vez que ibas. Ya habías estado en diciembre de 1988, visitando a tu hermana Maité.
También tengo otro primo que estudiaba allí. Él contaba un poco que entre los jóvenes se podía escuchar que había malestar en relación al régimen, que se sentían limitadas sus libertades, y que ellos se comparaban no con los otros países socialistas, sino con la otra Alemania (la República Federal Alemana, capitalista).
Si vos veías en la República Democrática Alemana (RDA) y comparabas frente a Polonia, Rusia, las condiciones de vida eran mucho mejores. Por ejemplo, la escasez que nosotros en algún momento vivimos en Rusia, nunca se vivía en la RDA.
No era lo mismo.
Vos ibas a trabajar a Alemania (Oriental), ahorrabas tus realitos, te comprabas tus cositas; comprabas mejores cosas (que en la URSS).
Entonces en ese sentido, si uno comparaba, uno no esperaría que iba a haber una reacción de los alemanes en contra del sistema, pero creo que también se inspira en estos procesos en Polonia, en Hungría, en la misma Rusia. Hay entonces más acceso a la información, y hay más posibilidades de recibirla y crearse una opinión distinta a lo que el Estado alemán permitía a la gente.
Visto desde la Unión Soviética no había claridad de lo que estaba sucediendo en Alemania.
¿Estaba bastante censurada la información?
¿En la RDA? En Rusia, no.
La crisis empieza como en septiembre de 1989. Los alemanes orientales huyen hacia Austria desde Hungría, se refugian masivamente en la embajada de la República Federal Alemana (RFA) en Budapest y hay manifestaciones a lo interno de la RDA. ¿Cómo te enteraste vos?
Creo que había (ya) mayor apertura en Rusia. Ya a través de los medios oficiales, el diario Pravda (La Verdad); había un periódico sobre noticias internacionales que incluso reproducía al ruso informaciones de periódicos o revistas occidentales como Newsweek, The Economist. Entonces uno podía leer allí información (no oficial).
¿Izvestia?
No me acuerdo el nombre de ese periódico.
Entonces yo diría que sí, que en Rusia sí hay una apertura. Incluso , cuando nosotros ya llegamos en 1990 a la universidad, ya hay un proceso de cambio del currículum.
Antes, los que nos habían precedido, habían estudiado Historia del Partido Comunista de la Unión Soviética. Ya cuando nosotros llegamos, estudiamos Historia de la Unión Soviética.
Entonces había un movimiento hacia una apertura mayor, a mostrar un análisis de la historia más amplio, no tan de un solo lado. Y había también en ese período un cambio de mayor acceso a teorías de Occidente.
Eran los tiempos de la glásnot (claridad), de la perestroika.
Incluso en la carrera comenzaron a darle un matiz más de Ciencias Políticas que solamente Relaciones Internacionales. En ese sentido hay una evolución en el pensamiento académico de apertura hacia las nuevas ideas occidentales.
Incluso uno no ve el tipo de cambio radical que se pudo dar en los otros países, fue un proceso más gradual porque tiene que ver con unas estructuras de poder más consistentes.
El control era muy fuerte. La RDA también era un Estado muy controlado. Las instituciones estatales eran muy fuertes.
Lo otro es que al final hubo una revolución en Rusia (la Revolución de Octubre de 1917), aunque hay sus cuestionamientos de cuán insurrección fue, de qué tan popular fue, pero al final en los (demás) países el socialismo es impuesto por la ocupación soviética.
Después de la Segunda Guerra Mundial.
Imponen el régimen comunista.
¿Cuándo te enterás de la caída del muro? ¿El 10 de noviembre?
Si no recuerdo mal, había manifestaciones, ¿no? Inmediatamente.
Incluso a través de los medios, en la televisión, recuerdo haber visto las imágenes, la caída del muro. Realmente no recuerdo muy bien, verdad, pero me parece que en general fue bien visto por la población rusa.
Quizás hubieran querido tener la posibilidad igual de tener con quién unirse, sobre todo porque significaba entonces: uno, la reunificación alemana; dos, las posibilidades de mayor desarrollo, con mayores inversiones privadas.
Porque en Rusia también había un proceso de apertura a la entrada de empresas extranjeras, europeas y norteamericanas.
Creo que en ese sentido hay en la población rusa de que quiere que llegue esa inversión, porque existe el sentimiento de que “Occidente es igual a desarrollo”.
¿Había también una visión exagerada, estereotipada de la riqueza de Occidente?
Y un afán de irse a Occidente. Entonces los alemanes, al caerse el muro, ven que tienen las puertas abiertas.
En esos países había sus chistes. Yo me acuerdo que en Polonia, donde yo estudié, había un chiste que decía: “¿Qué dirían los polacos si les dieran pasaporte? El último apaga la luz”.
Ja, ja, ja. ¿Ah sí?
Pero efectivamente había eso, uno se encuentra todavía esa admiración hacia lo que representa Occidente. Diría que efectivamente un poco exagerada, y que valora poco sus propios logros como sociedad.
Cuando suceden todos estos cambios ¿no te sentiste desconcertado? Eras estudiante becado, estudiabas una carrera con un perfil bastante político, y no sé si sentiste temor.
Siento que cuando uno va a estudiar como que uno ve las cosas un poco distintas; incluso la misma impresión que yo tenía del proceso en Nicaragua, cambió al verlo desde allá con otros ojos, además de poder estudiar y conocer otras ideas.
Mi propia opinión sobre el proceso en Nicaragua iba modificándose también, y si recordamos es en febrero, abril del 90 cuando se da el cambio en Nicaragua ...
Fueron casi contemporáneos. Yo hablaba con otros ex becarios que más o menos a los dos o tres meses, vos te orientabas que el discurso oficial que habías oído era uno y la realidad era otra cosa. ¿Cuánto te tomó darte cuenta?
Sí, ese tiempo te podía tomar, pero desde que uno llega (también notabas cosas). Te dicen: “Vamos a comprarle ropa de invierno”. Y toda era uniforme, no había variedad.
Pero por ejemplo, llegabas a la RDA y veías un poco distinta la cosa, un poquito más de desarrollo, más oferta, más variedad. Decís: bueno, está mal, pero no están tan mal. En ese caso (de Alemania Oriental) a lo mejor la cosa funcionaba mejor.
No sé con qué tendrá que ver, quizás con un mayor desarrollo tecnológico de la RDA, porque estaban hablando de que desde 1945, a pesar de toda destrucción (de la Segunda Guerra Mundial), hay un conocimiento en la población alemana.
Era un país más pequeño.
Un país más pequeño, menos dificultades. Seguramente los niveles de pobreza y de variedad étnica que había en la URSS, no eran tan graves en el caso de Alemania.
Entonces hay un sentimiento que estás claro de que hay un cambio de manera de pensar, así como uno la vive personalmente y su desilusión con el proceso nicaragüense, me imagino que los alemanes vivieron algo similar.
Y por ejemplo entre los alemanes que estudiaban allá en mi instituto, había un respaldo a ese cambio aunque muchos de ellos eran cercanos al establishment. Porque sí había también sus élites en los países socialistas que eran las que accedían a los puestos diplomáticos.
A los puestos de dirección.
Exacto, cercanos al poder con la posibilidad de ocupar cargos diplomáticos, hijos de diplomáticos.
Aun así el sentimiento generalizado era de aceptación entre los alemanes que estaban en Rusia, también experimentando el mismo tiempo de cambio de pensamiento un poco más abierto hacia formas distintas del sistema político, de democracia.
En Rusia los cambios son después. ¿Te acordás vos del golpe de la vieja guardia comunista contra Gorbachov en 1991? Gorbachov estaba en Crimea, era agosto (el 18). ¿Estabas en Moscú?
Gorbachov estaba de vacaciones. Recuerdo que vimos una manifestación muy clara de un cambio y hacia atrás cuando comenzaron a poner en la televisión sólo música clásica, ballet...
Nada de lo que sucedía...
Nada de lo que estaba sucediendo.
Y además los mismos rusos decían que ese era el tipo de televisión que uno veía en tiempos de Brezhnev (Leonidas Brezhnev, ex secretario general del Partido Comunista de la URSS de 1964 a 1982, máximo líder soviético).
Sí había un sentimiento de que había un peligro de un retroceso de que nuevamente las estructuras más conservadoras asumieran el poder en Rusia, sin embargo, también era notorio de que no había un apoyo entre la población rusa.
No es que la gente se movilizó, como pudo haber sido más adelante se movilizaron cuando el golpe de Estado de Yeltsin (el presidente de Rusia Boris Yeltsin, que disolvió el Parlamento en 1993 y mandó los tanques contra su edificio, el cual fue bombardeado).
La vida seguía su curso normal, nadie mostraba apoyo (al golpe contra Gorbachov). Entonces se miraba que esto se iba a resolver entre cúpulas tarde o temprano.
Acordate que salen los tanques hacia la sede del Parlamento, la Casa Blanca. Hablamos de agosto de 1991 (el día 18). Había gente alrededor del edificio. Llegan los tanques y Yeltsin los recibe. Se sube a uno y la tropa que habían mandado desobedece las órdenes del alto mando golpista, y fracasa todo.
Entonces, allí, con Yeltsin, la gente se moviliza más.
Sí hay un sentimiento de apoyar (la continuidad de las reformas). No tiene que ver con Yeltsin mismo haciendo un llamado a la población a volcar el respaldo, que era lo que Gorbachov no habría podido hacer, estaba detenido.
Había un sentimiento encontrado con Gorbachov de parte de la población: había comenzado a darse escasez en Rusia, hay una devaluación del rublo, entonces y mucho pensamiento conservador, sobre todo entre la gente de más edad, quienes comienzan a ver su pensión devaluada.
Para poder ajustar, vos te encontrabas en la calle a los viejitos recogiendo botellas para vender, y poder tener algún ingreso y poder conseguir pan, huevos, leche, lo básico.
¿Y los jóvenes?
Entre los jóvenes sí hay una mayor aceptación a ese proceso de cambio de Gorbachov. Yo diría que entre mis compañeros de clase, en general, estaban de acuerdo con la apertura, acceso a nuevos conocimientos, pero no de simpatía con el gobierno de Gorbachov; ellos querían cambios más radicales.
Además sí había el sentimiento de “mantenernos como potencia”. Están bien las negociaciones con Estados Unidos, pero somos una potencia, exijamos nuestra posición en el mundo. Y sentían que se iba perdiendo ese poder que no era tanto un problema de lo que querés, sino de lo que podés.

TODAS LAS MENTIRAS SOBRE CUBA


VIDEOS - Especial montajes mediáticos contra Cuba: diálogo estudiantes-Alarcón, elecciones cubanas y muchos otros 13-02-2008

Algunas novedades en video de Cubainformación TV a fecha 13-02-2008 http://www.cubainformacion.tv/ Todos los videos (más de 850) en Videos por secciones

Pedimos a webs y medios alternativos la publicación de esta noticia o del titular de alguno de los videos recomendados, que ya incluye el enlace al propio video.


I. Elecciones cubanas: tres videos de Cubainformación TV sobre la manipulación de los grandes medios

Elecciones cubanas en los grandes medios: manipulación, prepotencia y censura. Duración: 4,36 Manipulación informativa, la selección de lo irrelevante como importante y el sesgo político en las informaciones
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=3726&Itemid=86

La conspiración atmosférica de Occidente contra Cuba, versión Telecinco. Duración: 2,11 ¿Algun medio de comunicación podrá superar, en adelante, el despropósito periodístico de Telecinco que narra este video?
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=3727&Itemid=86

El microscopio del corresponsal de Euskal Telebista en las elecciones cubanas. Duración: 4,21 El periodista vasco Xabier Madariaga nos descubría quién puede convertirse en vanguardia de oposición en Cuba: los jóvenes cubanos practicantes del “tuning”
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=3728&Itemid=86


II. Estudiantes de la UCI desmontan el montaje mediático internacional: dos videos de Cubadebate

Estudiantes cubanos denuncian ser objeto de manipulación de los medios (BAJA RESOLUCIÓN). Duración: 5,05 El estudiante Eliécer Avila denuncia la manipulación de sus palabras ("críticas constructivas para mejorar nuestro socialismo") por parte del gran poder mediático internacional. Nuestros colegas de Cubadebate nos ofrecen este primer video.
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=3791&Itemid=86 Estudiantes de la UCI hablan a Cubadebate sobre su utilización por los medios (BAJA RESOLUCIÓN). Duración: 8,33 Varios estudiantes dialogan con Rosa Miriam Elizalde, de Cubadebate, desmontando toda la campaña internacional alrededor de sus preguntas críticas a Ricardo Alarcón, en el reciente debate del presidente del parlamento cubano con estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas.
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=3792&Itemid=86


III. Algunas otras propuestas

Raúl Martínez, abogado. Arbitrariedades en el caso de Los Cinco. Duración: 8,47 Este abogado nos habla del proceso de apelación a las sentencias y de las múltiples arbitrariedades e irracionalidades de la Justicia estadounidense
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=3590&Itemid=86

Iñaki Errazkin, autor del libro Y en eso se fue Fidel. Duración: 6,59 Este libro es distribuido por Txalaparta editorial, junto al DVD de Cubainformación TV "La guerra mediática contra Cuba"
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=3589&Itemid=86 Sodepaz y Cubasolar: 11 años de trabajo conjunto. Duración: 11,11 Sodepaz TV nos ofrece este video sobre de diversos proyectos de cooperación en Cuba en el campo de las energías alternativas
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=3472&Itemid=86

Exposición en Galicia Ernesto Ché Guevara, soldado de América. Duración: 2,28 La asociación de amizade galego-cubana Francisco Villamil y el periódico digital inforosal.com nos ofrecen este montaje de fotografías sobre dicha exposición
http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=3060&Itemid=86